Chile en caída libre tras perder con Argentina: Las razones del nuevo traspié de la Roja

El equipo de Juan Antonio Pizzi no fue capaz de superar la presión y el vértigo del cuadro trasandino y cayó por 2-1 en su debut en la Copa Centenario.

Guía de: Selección Chilena

1

Un pálido debut tuvo Chile en la Copa América Centenario, tras caer 2-1 ante Argentina que le complicó la existencia a la Roja desde el segundo inicial. Un partido donde el equipo chileno no pudo tomar ritmo, no tuvo ideas y terminó desorientado. Las razones de esta caída, a continuación.

* La Roja no fue protagonista: Los trasandinos evidenciaron presión desde el inicio, impidiendo la salida de la Selección Chilena. Además, la mayoría de sus veloces incursiones fueron por el sector derecho de la defensa chilena –lideradas, en su mayoría por Ángel di María-. Esta presión también la sufrió el mediocampo, donde la Muralla de Hierro que envió Gerardo Martino –con Augusto Fernández y Javier Mascherano, fundamentalmente- cortó los circuitos a los que nos tienen acostumbrados Marcelo Díaz, Charles Aránguiz y Arturo Vidal, ganando la posesión del mediocampo. Por último, los veloces trazos de primera –con cambios de frente incluidos- desarticularon a la Roja.

* Fallas en los pases: Como hacía mucho tiempo no sucedía, hubo errores en la entrega al compañero mejor ubicado. Para peor, Gonzalo Jara protagonizó un sacrilegio a la labor del defensa cuando, presionado por Nicolás Gaitán, en vez de rechazar hacia los flancos la envió al sector medio de la zaga nacional con el peligro que ingresara algún rival bien perfilado.

* Costó agarrar el ritmo: Recién a los 29’ Chile comenzó a lucir algo de lo que se le conoce, con un remate de Alexis Sánchez que desvió el portero antagonista. Decimos “algo”, porque nunca los chilenos pudieron hilvanar más de tres pases consecutivos para llevar peligro. El sólo hecho que en el primer tiempo los argentinos registraran ocho remates a puerta, contra apenas dos de nuestro representativo ahorra todo comentario.

* Malditas lagunas: En el comienzo del segundo lapso, Chile adelantó sus líneas rematando en tres ocasiones a puerta en menos de cinco minutos. Pero esos avances dejaron espacios en la retaguardia –sobre todo por la derecha de la zaga nacional-, el mejor escenario para tipos como Ángel di María que pican, rematan y celebran.

* ¿No era prioritario el 9 de área?: Cuando asumió en la Roja, Juan Antonio Pizzi avisó que uno de sus dogmas era alinear con un centrodelantero, de esos a la antigua, o sea metido en el área. Pero ahora cuando se necesitó activar poder ofensivo, eso quedó en las buenas intenciones sacrificando a Alexis Sánchez y Eduardo Vargas a deambular por todo el frente. Posteriormente, con sólo 23 minutos en el campo Mauricio Pinilla no estaba para obrar milagros.

* Como decía la abuelita, “Al lote cebolla”: En los últimos tramos los asomos de ataque chileno carecieron de orden, los chilenos se topaban entre ellos, algunos –como Fabián Orellana- ni siquiera fueron capaces de controlar el balón para intentar el remate y Alexis Sánchez terminó buscando espacios para protagonizar alguna patriada. En síntesis, un desorden. (No nos vamos a referir a los momentos en que Arturo Vidal y Gary Medel se ganaron amarilla tras caer, con algo de revoluciones aceleradas, en algunas provocaciones de los rivales).

* ¿Qué fue lo que le faltó a Chile?: En líneas generales, en el sector defensivo, los piques veloces de los albicelestes fueron nefastos para los zagueros chilenos, sobre todo en los laterales -una suerte de pecado capital que está repitiendo nuestro representativo-. Y el mediocampo nacional se ahogó ante la presión rival. Ante eso, se necesitaba desahogo con un volante que oficiara de enlace para las transiciones, y que explotara con pases al vacío o cambios de frente para sorprender a las espaldas de los rivales. Esto, por consiguiente, haría retroceder la línea media antagonista para evitar sorpresas con esas potenciales habilitaciones.

ARGENTINA 2-1 CHILE

ARGENTINA (4-3-1-2): Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori, Marcos Rojo; Augusto Fernández, Javier Mascherano, Éver Banega; Nicolás Gaitán (86’ Matías Kranevitter); Gonzalo Higuaín (73’ Sergio Agüero) y Angel di María (80’ Erik Lamela). DT: Gerardo Martino

CHILE (4-3-3): Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Eugenio Mena (53’ Fabián Orellana); Charles Aránguiz (81’ José Pedro Fuenzalida), Marcelo Díaz, Arturo Vidal; Alexis Sánchez, Eduardo Vargas (67’ Mauricio Pinilla) y Jean Beausejour. DT: Juan Antonio Pizzi

Goles: 1-0, 50’ Ángel di María (Arg); 2-0, 58’ Éver Banega (Arg); 2-1, +92′ José Pedro Fuenzalida (Chi)

Árbitro: Daniel Fedorczuk (Uruguay)

Público: 70 mil personas, aproximadamente

Estadio: Levi’s de San Francisco

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X