Chile fuera de la final de Copa América tras caer con Perú: Las causas de la eliminación

Ante un Perú que sorprendió por su presión inicial, la Roja quedó sin opción para revalidar su título continental.

Guía de: Selección Chilena

Yoshimar Yotún inicia su celebración tras anotar el 2-0. La fiesta se fue la país del norte.

Yoshimar Yotún inicia su celebración tras anotar el 2-0. La fiesta se fue la país del norte.

Se acabó el imperio rojo en Sudamérica. Este miércoles Chile entregó su unción de campeón de América, tras caer 3-0 ante un Perú que distó mucho del que se había apreciado en sus presentaciones previas en el torneo continental que se está disputando en Brasil.

Se trató de un cuadro incaico que supo desdibujar al cuadro chileno, sobre todo en el primer tiempo. Y que también supo defender su preciada ventaja en el complemento, cuando la Roja logró acercarse a su área en sus intentos de dar vuelta su suerte.

La estadística es fría y directa: Perú a la final –hito que los vecinos del norte no anotaban desde hace 44 años cuando levantó la Copa América a costa de Colombia- y Chile, bueh, al consuelo de que podrá aspirar al bronce.

Presión rival. Sorprendió Perú desde el inicio, presionando la salida nacional. En esos movimientos, su referente ofensivo Paolo Guerrero se movía por todo el frente de ataque llevándose las marcas para abrir espacios. De hecho, a los 2’ ya había habilitado a Christian Cueva quien había ingresado libre, por la derecha del ataque del Rímac, pero marró el disparo.

La defensa chilena tuvo que aplicarse, ya que al margen de las llegadas en velocidad de los contrincantes –mínimo, eran dos peruanos en la avanzada- el cuadro de la banda roja también se las arregló para llegar en bloque mostrando hasta cinco hombres en el borde del área –abriendo todo el horizonte ofensivo del Rímac- y tres más apoyando las espaldas.

Ante esa disposición, Erick Pulgar retrocedió –en su labor como volante central- para meterse entre los dos centrales, conformando una Línea de Cinco junto a los laterales –Mauricio Isla y Jean Beausejour- quienes se vieron impedidos de subir por la banda.

Los peruanos llegaban con trazos largos, siempre abriendo la cancha. De hecho, el segundo gol peruano fue virtud propia y errores ajenos: el largo cambio de frente que André Carrillo –que se floreó por su carril durante la primera etapa- realizó desde la derecha para que la conectara Yoshimar Yotún fue la culminación de juego asociado. Al otro lado, la salida en falso del portero Gabriel Arias y la pasividad de los zagueros nacionales para tomar las marcas completaron el cuadro.

Poca profundidad. Hay que ser sinceros, Chile no pudo sentar supremacía en el último cuarto de cancha. Primero, por la ya mencionada presión inicial del contrincante. Y después, cuando los peruanos fueron más conservadores en su zona para cuidar la ventaja la Roja no podía encontrar los resquicios para el último toque tras la serie de triangulaciones que apelaban a crear opciones.

Algo se insinuó con los movimientos de Gabriel Vargas hacia las puntas para posibilitar la entrada de alguno de sus compañeros que venían de atrás. Así nació la primera opción chilena, con el cambio de juego que remató el omnipresente Charles Aránguiz (7’) desviado.

Con el gol en contra, Chile intentó mostrar profundidad con la subida de sus laterales, sobre todo Mauricio Isla. Pero, la verdad sea dicha, recién a los 44’ el guardapalos Pedro Gallese fue exigido por vez primera, ante un remate frontal de José Pedro Fuenzalida. Antes de eso, se vio a Alexis Sánchez retrocediendo para recuperar e intentar protagonizar el enlace.

Anuncios chilenos. El ingreso de Angelo Sagal supuso enviar un agente ofensivo que abriera la cancha cargándose por la derecha. Pero eso no surtió mucho efecto porque el nacido en Huachipato tendía a centralizarse donde estaba poblado de camisetas blancas.

Sin embargo, se vio más presencia nacional en el último cuarto, sobre todo por las puntas y el remate de distancia. Por ahí, un testazo de Eduardo Vargas (49’) dio en el vertical peruano y un remate de distancia de Mauricio Isla (76’) pasó saludando el vertical derecho del pórtico rival. Y cuando Alexis Sánchez también obturó, Pedro Gallese (80’) desvió de forma notable. Lo del penal errado por Eduardo Vargas, al filo, fue un aderezo para cerrar todo.

Mientras Perú celebra –cómo cambió el equipo del Rímac tras la goleada que le propinó Brasil-, Chile debe enfocarse a la disputa del tercer lugar, el próximo sábado, ante Argentina.

Tres de cinco. Desde que se estableció en el certamen subcontinental el sistema de Semifinales y Finales a partir de la Copa América disputada en 1975 –y sin contar las ediciones de 1989 y 1991, donde se disputaron cuadrangulares finales, todos contra todos- Chile, incluyendo el pleito de este miércoles, había accedido a esta instancia en cinco oportunidades: en 1979 se desbancó a Perú (2-1 y 0-0); en 1987, a Colombia (2-1); en 1999, no se pudo con Uruguay en definición a penales tras igualar 1-1; en 2015, se superó otra vez a los peruanos (2-1); y ahora, no se pudo con los del Rímac.

CHILE 0-3 PERÚ

CHILE (4-2-1-3): Gabriel Arias; Mauricio Isla, Gary Medel, Guillermo Maripán (89’ Nicolás Castillo), Jean Beausejour; Charles Aránguiz, Erick Pulgar; Arturo Vidal; José Pedro Fuenzalida (46’ Angelo Sagal), Eduardo Vargas y Alexis Sánchez. DT: Reinaldo Rueda

PERÚ (4-2-3-1): Pedro Gallese; Luis Advíncula, Carlos Zambrano, Luis Abram, Miguel Trauco; Renato Tapia, Yoshimar Yotún; André Carrillo (71’ Andy Polo), Christian Cueva (79’ Josepmir Ballón), Edison Flores (49’ Christofer González); Paolo Guerrero. DT: Ricardo Gareca

Goles: 0-1, 20’ Edison Flores (Per); 0-2, 38’ Yoshimar Yotún (Per); 0-3, 90′ Paolo Guerrero (Per)

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia)

Estadio: Arena do Gremio, Porto Alegre

SEMIFINAL XLVI COPA AMÉRICA BRASIL 2019

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X