Chile fuera del Mundial tras caer con Uruguay: No hubo milagro para la Generación Dorada

En San Carlos se escribió el último capítulo de una historia que duró 15 años. La caída fue 2-0 ante los charrúas.

Guía de: Selección Chilena

Ben Brereton Díaz dio todo, tras retornar luego de su período de recuperación. Big Ben está llamado a ser uno de los futuros referentes de la Roja.

Ben Brereton Díaz dio todo, tras retornar luego de su período de recuperación. Big Ben está llamado a ser uno de los futuros referentes de la Roja.

Se acabó. Fue bello mientras duró. La derrota 2-0 con Uruguay, este martes en San Carlos de Apoquindo fue el epitafio para una historia de quince años en la que la llamada Generación Dorada le permitió a todo un país codearse con las potencias del balompié mundial, de celebrar títulos de verdad y no Copas de Palo como decía el recordado Eduardo Bonvallet, de vencer por fin a Argentina y al campeón mundial vigente, España.

Aunque nos duela a todos, incluyendo a los más afiebrados devotos de la Roja, ESTO SE ACABÓ. YA NO VA MÁS. Junto con la eliminación de la Copa del Mundo de Qatar 2022, en estas agónicas Eliminatorias, se produce el adiós definitivo de la Generación Dorada.

Más allá de que se estrujó al máximo lo que les quedaba de fuelle a los Bravo, Isla, Medel, Vidal, Aránguiz, Vargas y Sánchez, la potencial clasificación mundialista no se perdió en el cotejo con los charrúas sino que se perdió en el empate ante los bolivianos en San Carlos, con las derrotas ante Venezuela como visitante y con Ecuador en el feudo de Universidad Católica. Nueve puntos que habrían sido suficientes para permitir a la Roja volver a la cita ecuménica del balompié tras su ausencia en Rusia 2018.

Que se alcanzó a soñar con la doble victoria sobre Paraguay y la ídem ante los venezolanos, también en San Carlos, claro que sí. Pero ahora esas celebraciones parecieron ser la Resurrección del Moribundo antes de entrar en la agonía final y fallecer. Eso fue lo que ocurrió con la Selección Nacional, lamentablemente.

Esquema táctico. Nominalmente, este martes Chile ingresó con un 4-3-3 al césped de San Carlos de Apoquindo. Sin embargo, no se tardó en apreciar que Alexis Sánchez protagonizó sus acostumbrados retrocesos para buscar e hilvanar alguna jugada –cómo hace falta un habilitador para que el tocopillano no se aleje del área contrincante- buscando a Joaquín Montecinos, cargado por la derecha, y Ben Brereton Díaz, patrullando el flanco zurdo.

El respaldo venía por los constantes movimientos transversales de Arturo Vidal y Charles Aránguiz, además de los piques de los laterales para crear pequeñas sociedades con los atacantes en sus respectivos sectores o buscar el centro.

Poca profundidad. Sin embargo, el primer cuarto de hora Chile se vio muy desdibujado. Es que los uruguayos presionaron la salida del local, además de rotar el balón cuando lo tenían para así esconderlo. En el último cuarto de cancha apuraban el tranco –llevándole obvio trabajo a la zaga chilena- buscando el testazo o con el remate de distancia.

Fue aquí donde la figura del portero Brayan Cortés ratificó su inclusión, otorgando seguridad en el control aéreo y desviando veloces remates de Federico Valverde (7’) y Rodrigo Betancur (23’), más un cabezazo a Luis Suárez (43’). Eso denotó la mejor profundidad del representativo charrúa.

Profundidad que intentó Chile a través de los puques de Joaquín Montecinos, quien fue el que mejor se vio en la ofensiva. Ben Brereton se fue afirmando de a poco –a pesar de venir retornando tras su período de recuperación-, pero al retroceder para intentar salir jugando dejó huérfano su hábitat, el área rival. Bueh, no tuvo más remedio ya que al chileno-inglés no le llegaban habilitaciones.

Alexis Sánchez fue apareciendo de a poco, mientras que Arturo Vidal intentó con algún remate largo. Pero Uruguay estaba correctamente cerrado y rechazando sin lujos cuando se asomaba el peligro.

Patriadas. En el complemento –cuando ya se sabía que Perú y Colombia estaban ganando sus respectivos encuentros- la Selección Nacional trató de apurar para abrir la cuenta. Pero esos intentos fueron a través no de un juego de conjunto sino que a través de jugadas personales de Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Ben Brereton Díaz y Joaquín Montecinos. Intentos que se fueron desviados.

Sólo tras los 15’ la Roja se acordó que esto funciona mejor cuando juegan todos. Y Montecinos sacó un perfecto centro desde el flanco diestro que Brereton no le dio dirección (57’). Por lo menos, hubo un asomo de propuesta de juego pero no alcanzó.

El gol de Chilena (qué ironía) de Luis Suárez desconectó del respirador artificial que mantenía con vida a Chile en esta última etapa de las Eliminatorias. Un feroz cachetazo para que la hinchada terminara por despertar y convencerse que el potencial paso al Repechaje era sólo una utopía.

¿Y ahora quién podrá defendernos? Mientras nos preparamos para ver por televisión el certamen qatarí, hay que comenzar a pensar en el próximo Mundial de México-EE.UU.-Canadá. Sin los nombres de la Generación Dorada, ya se cuenta con una referencia de área llamado Ben Brereton Díaz, quien está llamado a tomar el testimonio en el puesto que alguna vez lucieron Jorge Robledo, Carlos Caszely, Marcelo Salas e Iván Zamorano. Le acompañará en ofensiva Joaquín Montecinos, quien con sus piques obliga a la rememoranza de la mejor versión de Patricio Yáñez.

En el arco Brayan Cortés asoma como el perfecto sucesor de Claudio Bravo, gracias a sus reflejos que irá puliendo con la experiencia al apropiarse del puesto en la cabaña del Equipo de Todos. Y en el mediocampo, Erick Pulgar poco a poco se ha ido afirmando como un líder natural del conjunto.

En el centro de la zaga, por lo menos ya hay estatura con Guillermo Maripán, Francisco Sierralta, Enzo Roco y Benjamín Kuscevic a los que se agrega la polifuncionalidad de Paulo Díaz.

Por lo menos, hay material para el comienzo de la nueva historia. Porque aquella que nos hizo soñar y vibrar durante tres lustros culminó la noche de este martes 29 de marzo. Y ante eso, sólo queda dar gracias a la Generación Dorada. Muchas gracias… y a dar vuelta la página. No queda de otra.

CHILE 0-2 URUGUAY

CHILE (4-3-3): Brayan Cortés; Mauricio Isla, Gary Medel, Benjamín Kuscevic, Gabriel Suazo; Charles Aránguiz, Erick Pulgar (67’ Diego Valdés), Arturo Vidal (80’ Jean Meneses); Joaquín Montecinos, Ben Brereton Díaz (80’ Ronnie Fernández) y Alexis Sánchez. DT: Martín Lasarte.

URUGUAY (4-3-2-1): Sergio Rochet; Ronald Araujo, Diego Godín, Sebastián Coates, Matías Viña; Diego Rossi (73’ Manuel Ugarte), Rodrigo Betancur (73’ Maximiliano Gómez), Lucas Torreira (73’ Damián Suárez), Federico Valverde; Diego Rossi, Nicolás de la Cruz (63’ Giorgian de Arrascaeta); Edinson Cavani (28’ Luis Suárez). DT: Diego Alonso

Goles: 0-1, 78’ Luis Suárez (Uru); 0-2, 89’ Federico Valverde (Uru)

Árbitro: Patricio Loustau (Argentina)

Estadio: San Carlos de Apoquindo

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios