Chile ganó gran batalla de goles a Perú: Las claves de la victoria

Superando a un terco rival, y también a algunos asomos de errores propios, la Selección Nacional avanzó otro gran tramo en su derrotero al Mundial de Rusia 2018.

Guía de: Selección Chilena

Pareció que iba a ser muy complicado. A ratos, Chile se vio complicado ante un Perú muy motivado. Sin embargo, y sin el ánimo de subestimar al rival de turno, esta Selección Chilena mostró nuevamente los atributos que la llevaron a ser el actual campeón de América y un rival muy de temer en estas Clasificatorias para el Mundial de Rusia, tras vencer 4.3 a los vecinos del norte.

sanchez

Partido áspero en sus comienzos, con un cuadro peruano muy acelerado para llegar a campo rival. El visitante, a su vez, fue más calculador para encontrar el resquicio y sólo ahí protagonizar el cambio de ritmo para sorprender. Buscar ese resquicio ya fuera por sucesivas combinaciones o por un trazo largo a las espaldas de los zagueros locales, como sucedió con la habilitación de Mauricio Isla para la primera entrada de Alexis Sánchez y decretar la apertura.

Con la cuenta en contra, los incaicos apuraron aun más y lograron el empate gracias más al empeño personal de Jefferson Farfán, el más letal de los jugadores del Perú, que a un andamiaje bien estructurado del cuadro del Rímac.

El popular Foquita aprovechó los espacios que se produjeron en la última zona chilena para marcar el empate, espacios surgidos a partir de la presión que ejercían los de la banda roja –por ahí casi anotaron un segundo tanto tras un error entre Gary Medel y Claudio Bravo, cuando éste trató de evitar el corner y reaccionó a tiempo para contener en la acción siguiente-.

Hasta que llegó el momento fatal para Perú. La expulsión de Christian Cueva fue de exclusiva responsabilidad del carrilero zurdo, al responder a una provocación de Jorge Valdivia lanzándole el balón descaradamente frente a árbitro. Encarnó el estigma del antihéroe peruano que siempre aparece en los duelos ante Chile: sucedió en 1973 con el portero Manuel Uribe, sucedió en 1985 con Eusebio Acazuzo, sucedió en la semifinal de la Copa América con Carlos Zambrano, sucedió en la noche del martes con el mencionado Cueva.

medel

A pesar de ese hombre menos, el penal cobrado por Farfán -¿fue penal o Mark González apenas tocó a Carlos Zambrano y éste se aprovechó de la escena?- pareció darle aire a los locales.

Fue ahí que apareció el oficio de esta Roja en su máxima expresión. Maniatados los extremos chilenos por sus correspondientes chaperones, comenzaron las apariciones sorpresivas en la zona peruana que desarmaron todo el esquema rimense. Nadie esperaba que Jorge Valdivia acelerara para entregar un centro limpio para el gol de Eduardo Vargas; ni tampoco el adelantamiento hasta el fondo de Marcelo Díaz para construir el segundo tanto de Alexis Sánchez.

Lo mejor para Chile es que su cuarto gol, antes de los 5 minutos del segundo tiempo, le terminó de dar calma para su propuesta ante un Perú que comenzó a desesperarse y a desordenarse aún más –para los memoriones, el gesto de Eduardo Vargas en ese tanto fue similar al que le anotó a España en el Mundial pasado, controlando para mandar a comprar pan al portero rival y anotar cambiándole el palo-.

Necesario y bienvenido ese tanto porque no hay que olvidar que en la primera etapa hubo momentos en que Chile se vio en algunos momentos algo frágil, pero que supo sacar la tarea adelante. Con el 4-2 todo quedó firmado y los dirigidos de Sampaoli bien pudieron aumentar la cuenta ante un resignado antagonista. Que tuvo un rapto de honorabilidad para lograr un descuento más a través de Paolo Guerrero que puso un asomo de inquietud en las huestes chilenas.

Tres puntos más que van fortaleciendo la base de la aspiración de clasificar a la fase final de un Mundial de fútbol por tercera ocasión consecutiva. Aunque suene majadero, lo mejor es que aparte de sus argumentos deportivos este equipo chileno exhibe oficio –acumulado en ocho años ya de campañas y resultados históricos-, muy necesario en partidos como el de Lima.

Chile puntero de las Clasificatorias Sudamericanas con 6 puntos –junto con Uruguay y Ecuador- y espera para noviembre a Colombia y charrúas. Muy buen panorama lo que se viene.

Datos anexos: con sus dos anotaciones de la noche, Alexis Sánchez totalizó 31 goles en partidos Full International, quedando como tercer scorer histórico escoltando a Marcelo Salas (37) e Iván Zamorano (34). Paralelamente, Claudio Bravo completó 97 cotejos oficiales quedando a solo tres de ser el primer futbolista chileno en integrar el llamado Club de los 100.

PERÚ 3-4 CHILE

PERÚ (4-2-3-1): Pedro Gallese; Luis Advínvula, Carlos Zambrano, Carlos Ascues, Yoshimar Yotún; Josepmir Ballón, Carlos Lobatón (46’ Renato Tapia); André Carrillo (44’ Jordi Reyna) (72’ Joel Sánchez), Jefferson Farfán, Christian Cueva; Paolo Guerrero. DT: Ricardo Gareca

CHILE (4-3-3): Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Eugenio Mena; Jorge Valdivia, Marcelo Díaz (53’ Francisco Silva), Arturo Vidal (65’ Felipe Gutiérrez); Eduardo Vargas (81’ Fabián Orellana), Alexis Sánchez y Mark González. DT: Jorge Sampaoli

Goles: 0-1, 7’ Alexis Sánchez (Chi); 1-1, 10’ Jefferson Farfán (Per); 2-1, 35’ Jefferson Farfán (Per), de penal; 2-2, 41’ Eduardo Vargas (Chi); 2-3, 44’ Alexis Sánchez (Chi); 2-4, 48’ Eduardo Vargas (Chi); 3-4, +91′ Paolo Guerrero (Per)

Árbitro: Néstor Pitana (Argentina)

Expulsado: 23’ Christian Cueva (Per)

Estadio: Nacional de Lima

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X