Chile golea a México por 7-0: Las claves de la reivindicación de la Roja

Fue un desempeño perfecto el que tuvo la Selección Nacional para abrochar su paso a las semifinales de la Copa América Centenario.

Guía de: Selección Chilena

Chile golea a México

Esta dupla hace historia. Chile golea a México.

Fue una goleada reivindicatoria lo hecho ante México, y de paso un tapabocas a los críticos y a los que dudaban –se incluye al autor de esta crónica en el mismo saco- en el rendimiento que pudiera cumplir la Roja en esta Copa América Centenario. Pero el 7-0 –que dejó mudos a todos los mexicanos, los que estaban en el Levi’s Stadium y a los que lo veían por televisión- reafirmó el pensamiento táctico que pretende el técnico Juan Antonio Pizzi con este grupo de jugadores quienes, a su vez, recordaron ser los vigentes campeones del continente.

Es que se trató de una faena perfecta, con un juego de conjunto que tuvo en el toque veloz de primera y en el oportunismo goleador de Eduardo Vargas sus máximas expresiones. Insistimos, fue una actuación reivindicatoria que, obviamente, permite esperar con optimismo lo que se viene en este certamen.

Las claves de lo sucedido este sábado en San Francisco, a continuación.

Se ganó el mediocampo: Se anticipaba que los norteamericanos apostarían a presionar a la línea media chilena –tal como lo hicieron los argentinos- para iniciar sus potenciales ataques. Por ello, poblaron ese sector con tres centrocampistas más la ayuda que pudieran propiciar los dos externos (Hirving Lozano y Jesús Manuel Corona). Sin embargo, no contaron con que los chilenos apelaran al toque de primera, sobre todo hacia las puntas para desahogar esa zona y sorprender el patio trasero azteca. También al ida y vuelta, sobre todo de Arturo Vidal, que desarticuló todos los esquemas aztecas.

Mucha labor por la derecha: El tándem por el callejón diestro, integrado por José Pedro Fuenzalida y Edson Puch, extremó sus recursos para –además de atacar, buscando centrar- detener los embates de Miguel Layún y Jesús Corona. Y cumplieron, sobre todo Puch quien recorrió todo el sector, en un desdoblamiento que respondió a lo que esperaba el técnico Pizzi.

Cambios de lados: Inteligente fue Alexis Sánchez al aprovechar que le habían puesto la marca personal de Paul Aguilar. El tocopillano se llevó a su estampilla hasta el otro lado, sacando el centro que permitió la apertura de la cuenta de Edson Puch, quien apareció libre al trocar puesto con el jugador del Arsenal.

Volumen ofensivo: Cada vez que Chile llegaba a tres cuartos de cancha, lo hacía con cinco o seis hombres con el objetivo de cubrir al máximo el horizonte y, a la vez, le impedía la salida a los rivales. Y

Claudio Bravo: Había especial atención en lo que pudiera hacer el capitán. A ciencia cierta, en el primer tiempo no pasó zozobras. Pero se le vio metido, retando a sus compañeros y atento a cualquier centro azteca. Y en el complemento, rechazó con los puños otra intención y estuvo seguro de manos al contener un remate de distancia de Andrés Guardado.

Dupla histórica: Lo que se había mostrado ante Panamá se confirmó ante los mexicanos. El dúo Alexis Sánchez-Eduardo Vargas con todo apareció para anotar. El hijo ilustre de Renca sabe muy bien marcarle la posición al tocopillano, quien tras sacarse a su marcador se la entrega mansita a Edú quien se encarga de poner la firma.

Con sus cuatro anotaciones, Eduardo Vargas ya totaliza 31 goles en la tabla de goleadores históricos de la Roja, quedando en el cuarto puesto del escalafón al superar por dos a Carlos Caszely. Y Alexis Sánchez, con su tanto, completó 34 igualando a Iván Zamorano y quedando a tres del máximo anotador, Marcelo Salas.

Goleada histórica: Además, es la tercera vez que la Roja anota un 7-0. Antes lo sufrieron Venezuela, en la Copa América de 1979; y Armenia, en un amistoso en 1997.

Y ahora qué: El próximo miércoles se viene Colombia, en la búsqueda de la final. Pero no se podrá contar con Arturo Vidal, por doble amarilla; y está en duda Marcelo Díaz. Pero, por de pronto, el técnico Juan Antonio Pizzi tendrá –tal vez- los días más tranquilos desde que asumió en la Selección Nacional.

MÉXICO 0-7 CHILE

MÉXICO (4-3-2-1): Guillermo Ochoa; Paul Aguilar, Néstor Araujo, Héctor Moreno, Miguel Layún; Jesús Dueñas (46’ Raúl Jiménez), Héctor Herrera, Andrés Guardado; Hirving Lozano (46’ Carlos Peña), Jesús Manuel Corona (60’ Diego Reyes); Javier Hernández. DT: Juan Carlos Osorio

CHILE (4-3-3): Claudio Bravo; José Pedro Fuenzalida, Gary Medel (60’ Enzo Roco), Gonzalo Jara, Jean Beausejour (72’ Mark González); Charles Aránguiz, Marcelo Díaz (56’ Francisco Silva), Arturo Vidal; Edson Puch, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez. DT: Juan Antonio Pizzi

Goles: 0-1, 16’ Edson Puch (Chi); 0-2, 44’ Eduardo Vargas (Chi); 0-3, 49’ Alexis Sánchez (Chi); 0-4, 53’ Eduardo Vargas (Chi); 0-5, 57’ Eduardo Vargas (Chi); 0-6, 74‘ Eduardo Vargas (Chi); 0-7, 87′ Edson Puch (Chi)

Árbitro: Heber Lopes (Brasil)

Público: 65 mil personas, aproximadamente

Estadio: Levi’s de San Francisco

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X