Chile no pudo contra Uruguay: Las claves del “cachetazo” celeste

Ante un equipo charrúa que sacó su mejor libreto futbolístico, la Roja simplemente no tuvo el peso necesario para imponerse en el Estadio Centenario.

Guía de: Selección Chilena

uruguay_chile2

Duele la derrota 3-0 que anotó Chile en su nueva incursión en Montevideo. Duele porque en la previa se podía esperar a un resultado positivo, a un batatazo a la historia. Más, si estaba con un buen pie a pesar del empate con Colombia, el jueves pasado.

Pero los uruguayos son duchos en esto de la pelotita. Y además de aprovechar muy bien las ocasiones que se crearon, apelaron a su viejo y siempre efectivo estilo para desgastar a su rival.

Sobre el mítico césped del Centenario, el equipo chileno retomó la línea de cuatro para no dejar espacios a las entradas de los movedizos Edinson Cavani y Diego Rolán. Además, el ingreso de Mark González –además de desahogar por ese sector la labor del retornado Marcelo Díaz- permitía una vía donde el jugador de Universidad Católica pudiera llevarle problemas con su pique a Mathías Corujo, e impedir de paso que el charrúa correteara ese sector para buscar habilitar a sus compañeros de ofensiva neta.

Pero por sobre eso, Chile mostró un juego de cuidado del balón, rotación, con calma esperando el momento del cambio de ritmo para sorprender –tal vez con un pique de Alexis Sánchez o un pase sorpresivo de Jorge Valdivia- a un elenco local que apuraba más las acciones. Incluso, Edinson Cavani retrocedió más de lo acostumbrado para ayudar en la recuperación e iniciar la contraofensiva.

Además, los charrúas buscaban crearse faltas cerca del área chilena para así ganarse un tiro libre que buscaría a los grandotes celestes. Fue así que nació el gol de Diego Godín tras un servicio cobrado por Corujo desde la derecha.

Pero un detalle que fue lo que marcó el trámite de ese primer lapso. Ese mencionado tiro libre nació de una falta de Gonzalo Jara sobre Cavani. Hasta ahí, lo normal. Sin embargo fue lo que estaban esperando los uruguayos –que, literalmente, se las saben por libro- para comenzar a provocar a los rivales con pechazos y palabras de diverso calibre a ver si en una de ésas lograban algo más. Y lo consiguieron, porque a pesar de la tarjeta amarilla a Godín también le mostraron la cartulina a Gary Medel. Y a partir de ahí, cada vez que había un foul de la Roja los de la República Oriental armaban su quilombo ante un juez colombiano Wilmer Roldán que no compró.

El gol de la apertura dejó tambaleando a los chilenos, donde lo peor fue que algunos referentes como Alexis Sánchez se perdieron buscando la posición. Y otros, como Arturo Vidal, se excedieron de revoluciones –por eso también le llegó amarilla al Rey-.

Con ese panorama, en el segundo tiempo Chile debía retomar su estilo de juego ante un Uruguay que, literalmente, se refugió en su zona esperando el momento del zarpazo. Fue así que se fue creando opciones con toques rápidos y trazos largos, encontrando espacios lo que extremó el trabajo de los centrales locales.

Se olfateaba el gol… pero se marcó en el pórtico de Claudio Bravo. Y dos veces mediante golpes de cabeza.

Goles que se facilitaron por los errores en las marcas en la zaga chilena. Impresentables, imperdonables. Con esa doble anotación el asunto se cerró. Y aquí no fue ni la historia previa ni el peso de la camiseta ni nada. Simplemente, en los momentos claves la Roja no se mostró lo que se le esperaba, no lució oficio, no tuvo presencia. Y para rematar todo, la expulsión de Jorge Valdivia apenas terminado el cotejo. Peor, imposible.

A fin de cuentas, una nueva derrota en el Centenario que no es novedad en los 105 años de historia de la Selección Chilena. Pero esta derrota duele de sobremanera por lo que se anticipaba que podía entregar el equipo nacional.

Ahora bien, y más allá de este resultado que da paso a la pausa que se viene en estas Clasificatorias que se retomarán en marzo con el pleito ante Argentina en el Estadio Nacional, cabe preguntarse lo siguiente: ¿estará Jorge Sampaoli aún dirigiendo a la Roja en aquellos venideros días? ¿O por esas ironías del fútbol, cuán libreto de comedia negra, el casildense estará –en una de ésas- encabezando la otra banca, la trasandina?

URUGUAY 3-0 CHILE

URUGUAY (4-4-2): Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Sebastián Coates, Diego Godín, Martín Cáceres (70’ Gastón Silva); Mathías Corujo, Carlos Sánchez, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro (59’ Álvaro Pereira); Edinson Cavani y Diego Rolán (80’ Nahitán Nández). DT: Oscar Tabarez

CHILE (4-3-1-2): Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Eugenio Mena (65’ Matías Fernández); Arturo Vidal, Marcelo Díaz, Mark González (65’ Jean Beausejour); Jorge Valdivia; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (81’ Fabián Orellana). DT: Jorge Sampaoli

Goles: 1-0, 23’ Diego Godín (Uru); 2-0, 61’ Álvaro Pereira (Uru); 3-0, 64’ Martín Cáceres

Arbitro: Wilmar Roldán (Colombia)

Expulsado: 90′ Jorge Valdivia (Chi)
Estadio: Centenario de Montevideo

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X