Chile tuvo arrollador debut en Copa América: Las razones de la goleada frente a Japón

El positivo comienzo en el certamen permite ir fortaleciendo las posibilidades de la Roja.

Guía de: Selección Chilena

Fue una actuación contundente la de Chile, en su debut en la Copa América 2019. Eso basta para celebrar.

Fue una actuación contundente la de Chile, en su debut en la Copa América 2019. Eso basta para celebrar.

Fue un 4-0 que le dio nuevos aires al proceso encabezado de Reinaldo Rueda, porque ahora el tema era en serio, nada de amistosos. Y la Selección Nacional supo imponer sus blasones ante un vertiginoso equipo de proyección japonés, que mostró lo suyo pero no le alcanzó. Lo mejor, la efectividad goleadora de la dupla Eduardo Vargas-Alexis Sánchez, que fue la consolidación de la faena mostrada por todo el equipo en este debut en la Copa América de Brasil.

Como en los viejos tiempos… Sólo tras los 25’ el representativo chileno terminó por afiatarse y comenzó a sacar las distancias que, en la previa, se le suponía a la Roja por sobre el bisoño conjunto japonés. Fue a partir de esos instantes en que Chile presionó más, buscó la triangulación y, sobre todo, acentuó la proyección por los laterales con Mauricio Isla y Jean Beausejour como protagonistas.

En todo caso, durante el cotejo el equipo nacional siempre estuvo empoderado en campo rival, con ocho hombres. En esa disposición, Eduardo Vargas fue un movedizo eje de ataque –no un delantero centro clásico, sólo metido en el área rival-, posibilitando espacios que servían para la entrada en diagonal, desde la derecha, de José Pedro Fuenzalida.

Por su parte, Arturo Vidal intentó cambios de frente, pero un par de sus intentos se fueron demasiado elevados; mientras que Alexis Sánchez se desempeñó por la izquierda buscando la devolución o intentando el remate de media distancia. O sea, como en los viejos tiempos…

Santo corner. Fue con los tiros de esquina donde Chile encontró la mejor vía para ir erosionando la testera asiática –obviamente, para provocar el corner hay que llegar al área rival para obligar al contrincante el despeje. Eso denota la mencionada presión que encarnó Chile-. De esta manera, se logró la apertura con el testazo de Erick Pulgar, quien dicho sea de paso, cumplió con su labor en el mediocampo, quitando, cubriendo y entregando de buena manera.

También se pudo lograr algo con tiros libres en tres cuartos de cancha, servicios concedidos, fundamentalmente, por faltas sobre Alexis Sánchez. Esos disparos iban directos a la olla, buscando el cabezazo.

Nipones veloces. En todo caso, los chilenos debieron estar atentos a las transiciones que los japoneses protagonizaban a partir de la mitad de cancha. Era ahí donde debían tomarlos, porque los asiáticos tomaban velocidad –una de sus virtudes- y se atrevían al remate de media distancia o a abrir hacia las puntas para sacar el centro –sobre todo por la banda izquierda de la zaga chilena, porque Jean Beausejour estaba arriba y no había volante protagonizando la cobertura… tal como sucedió en el amistoso ultimo con Haití-.

Además, tras una primera habilitación, Japón acentuó la presión sobre Charles Aránguiz –sobre todo- para intentar cortar los circuitos nacionales y dificultar la administración del balón.

Por el lado de la Roja, Erick Pulgar asumió marca personal sobre Takefusa Kubo apenas el astro japonés cruzaba la línea de mitad de cancha.

Con su doblete a los japoneses, Eduardo Vargas ya es el segundo goleador histórico de la Selección Nacional.

Con su doblete a los japoneses, Eduardo Vargas ya es el segundo goleador histórico de la Selección Nacional.

Entrando a picar. Ya se enunció que Chile fue de a poco tomándole la mano a Japón. Porque en los primeros tramos del pleito, los cambios de velocidad, ya enunciados, de los nipones sobre todo por las puntas y/o buscando la habilitación en diagonal hacia dentro provocó uno que otro sobresalto.

A modo de respuesta, Chile intentó movidas similares con los laterales –sobre todo, desde la derecha con Mauricio Isla- pero encontraban los resquicios cerrados por las líneas defensivas rivales.

Pero esos argumentos, unidos a un par de remates de distancia de distancia de Alexis Sánchez (34’), fueron desbalanceando todo en favor de Chile.

Y ojo que, tras el 2-0 en contra, los japoneses se vieron mucho mejor en ofensiva, sobre todo por su sector izquierdo, sacando el centro que –para fortuna de Chile- no supieron conectar los atacantes asiáticos.

Como conclusión, hay que señalar que este triunfo sienta una base de cara a lo que se viene en esta Copa América. Porque los dos próximos rivales no serán jovencitos con proyección sino que Ecuador, que está herido tras su goleado debut en el torneo, y Uruguay, un clásico contrincante con el que siempre hay aderezos extras en cada partido que disputa con los chilenos. No olvidar esos detalles, para mantener los pies bien puestos sobre la tierra. No diga que no le avisamos.

Dato estadístico. Con los dos goles que anotó este lunes, Eduardo Vargas suma ya 38 tantos por la Selección Nacional –superando a Marcelo Salas, que quedó con 37-, siendo ya el segundo goleador histórico . El líder es Alexis Sánchez, que con su anotación ya suma 42.

JAPÓN 0-4 CHILE

JAPÓN (3-4-2-1): Keisuke Osako; Takehiro Tomiyasu, Yüta Nakayama, Naomichi Ueda; Takefusa Kubo, Gaku Shibasaki, Teruki Hara, Daiki Sugioka; Daizen Maeda (65’ Koji Miyoshi), Shoya Nakajima (65’ Hiroki Abe); Ayase Ueda (79’ Shinji Okazaki). DT: Hajime Moriyasu

CHILE (4-2-1-3): Gabriel Arias; Mauricio Isla, Gary Medel, Guillermo Maripán, Jean Beausejour; Charles Aránguiz, Erick Pulgar; Arturo Vidal (77’ Pedro Pablo Hernández); José Pedro Fuenzalida (79’ Oscar Opazo), Eduardo Vargas y Alexis Sánchez (87’ Junior Fernándes). DT: Reinaldo Rueda

Goles: 0-1, 41’ Erick Pulgar (Chi); 0-2, 54’ Eduardo Vargas (Chi); 0-3, 81’ Alexis Sanchez (Chi); 0-4, 83’ Eduardo Vargas (Chi)

Árbitro: Mario Díaz de Vivar (Paraguay)

Estadio: Morumbí de Sao Paulo

GRUPO C XLVI COPA AMÉRICA BRASIL 2019

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios