Chile vence a Perú en sufrido partido y se instala en la Final de la Copa América

Ante un Perú que no fue comparsa, dos goles de Eduardo Vargas pusieron a la Roja en su quinta final del principal torneo subcontinental de selecciones.

Guía de: Selección Chilena

Nadie dijo que sería fácil ni menos exento de dificultades. Ante un rival que también se jugó su opción de clasificar a la final de la Copa América, Chile logró vencer con un angustiante 2-1 a un respetable y terco Perú.

vargas

Demoró la Roja en imponer sus términos frente a un elenco del Rímac que planteó muy bien el pleito. Porque amén de proponer juego –al contrario de lo que protagonizó Uruguay el miércoles último-, los de la banda roja cerraron muy bien su zona defensiva, sobre todo los carriles.

Asimismo, Perú espero en su zona con dos líneas de cuatro, teniendo un poco adelantado a Jefferson Farfán y dejando en solitario a Paolo Guerrero en campo chileno. Y apelando a su juego asociado más salida rápida demostraron que no serían comparsa.

Dos jugadas claras, un testazo de Jefferson Farfán (8’) que dio en el vertical derecho de Claudio Bravo y un remate de distancia de Carlos Lobatón (16’), fueron la demostración que los vecinos del norte lucían mejor que el local.

Pero nada es perfecto. Carlos Zambrano, quien desde el inicio anduvo pasado de revoluciones –expresado en entreveros con Arturo Vidal y Alexis Sánchez- coronó su faena todo con un puntapié a Charles Aránguiz por la espalda que lo matriculó con la expulsión.

Con ese impensado beneficio, Chile comenzó a verse mejor. Jorge Valdivia se pudo hacer más de la pelota y tuvo un par de disparos a puerta que les faltó potencia. Miiko Albornoz se soltó y patrulló más su carril sacando centros apenas tuviera la ocasión. Y Alexis Sánchez, retrocediendo para encarnar lo que sabe hacer cuando realiza esa acción –recuperar, administrar y buscar al compañero mejor ubicado- lideró las principales acciones ofensivas nacionales.

Pero incluso, aun con el hombre menos, los peruanos continuaron atacando apenas tuvieron la opción, buscando a Paolo Guerrero y a Jefferson Farfán, quien cargado hacia la derecha le elevó la dificultad a José Rojas y a Miiko Albornoz. Cuando eso sucedió, Gary Medel –era que no- llegaba a la cobertura. También, Marcelo Díaz.

El gol de Eduardo Vargas, al filo del descanso, supuso calma y aclaración de ideas para los chilenos. Ideas que se reflejaron en el ingreso de David Pizarro, quien con sus trazos largos apuntó a apurar el juego y abrir la cancha.

Es más, los chilenos dominaron mejor las acciones no dejando que los rimenses salieran de su campo. Y cuando lo lograron, encontraron los espacios cerrados en la retaguardia chilena obligándolos a cambiar de frente para buscar el centro.

Pero bastó que los peruanos aceleraran el tranco, sobre todo por el lado izquierdo de la defensa chilena (¡Cómo se echó de menos a Gonzalo Jara!), para equilibrar el trámite del pleito. Es más, el autogol de Gary Medel no fue un chiripazo a favor de los visitantes sino que la consecuencia de, justamente, una jugada por el callejón zurdo iniciada con un trazo largo para el pique de Luis Advíncula que provocó el fatal centro. Fatal para los chilenos. Sin embargo, el pronto zapatazo de Eduardo Vargas devolvió la calma a la Roja y a todo el país, que ya comenzaba a transpirar helado.

Y cuando Chile comenzó a controlar las acciones apelando al toque, los peruanos aumentaron su volumen ofensivo enviando a Claudio Pizarro para aprovechar en contragolpe apenas le llegara un centro largo a él o a su compañero Paolo Guerrero.

A pesar de ese escenario, la Roja puso mente fría para los últimos minutos de este triunfo que le permite su quinta oportunidad de alzar la codiciada Copa América.  Fue sufrido, fue angustiante pero el cuadro chileno pudo sobreponerse a un partido complicado. Pero ya dijimos, nadie dijo que sería fácil.

Tal como en 1955 ante los argentinos, en 1956 con los uruguayos, en 1979 con los paraguayos y en 1987 otra vez con los charrúas. El próximo sábado, siempre en el Estadio Nacional, la autodenominada Mejor Generación del Fútbol Chileno tiene la gran oportunidad de su existencia de confirmar esa unción. Amén.

CHILE 2-1 PERÚ

CHILE (4-3-1-2): Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, José Rojas, Miiko Albornoz (46’ Eugenio Mena); Charles Aránguiz, Marcelo Díaz (46’ David Pizarro), Arturo Vidal; Jorge Valdivia (85’ Felipe Gutiérrez); Alexis Sánchez y Eduardo Vargas

PERÚ (4-2-3-1): Pedro Gallese; Luis Advíncula, Carlos Zambrano, Carlos Ascues, Juan Vargas; Carlos Lobatón (73’ Yoshimar Yotún), Josepmir Ballón; André Carrillo (73’ Claudio Pizarro), Jefferson Farfán, Christian Cueva (26’ Christian Ramos); Paolo Guerrero. DT: Ricardo Gareca

Goles: 1-0, 41’ Eduardo Vargas (Chi); 1-1, 60’ autogol de Gary Medel (Chi); 2-1, 64’ Eduardo Vargas (Chi)

Árbitro: José Argote (Venezuela)

Expulsado: 19’ Carlos Zambrano (Per)

Público: 45.579 personas

Estadio: Nacional Julio Martínez Pradanos, de Santiago

PARTIDO SEMIFINAL COPA AMÉRICA

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X