Cuando “La Roja” no era Roja: Los primeros uniformes de la Selección

A pesar de que el primer partido de Chile fue en 1910, sólo 39 años después se oficializó el actual uniforme tricolor. Pero entre medio, hubo varios diseños donde algunos resaltaban y otros, sinceramente, no tenían una positiva combinación de colores.

Guía de: Selección Chilena

Cuando restan poco más de quince días para el comienzo del Mundial de Brasil, muchos consideraron en su presupuesto la adquisición de la camiseta roja para apoyar, ya sea allá en los lares amazónicos o a través de la televisión, a la Selección Nacional.

Sin embargo, la tradicional indumentaria que completan los pantalones azules y medias blancas sólo se instituyó en 1949. Hasta ese entonces, hubo variados diseños –algunos con combinaciones bastante estrambóticas- que quedaron guardadas en los armarios del tiempo.

Foto: Internet

A continuación, presentamos las equipaciones pertenecientes a las dos primeras décadas de historia de la Roja… cuando, reiteramos, no era Roja. ¿Cuál le gusta a usted?

* Modelo 1910: Con motivo de la invitación para competir, en Buenos Aires, en un torneo que formaba parte de las celebraciones del Primer Centenario argentino, se designó la primera Selección Nacional. Para la ocasión, el uniforme fue una camiseta dividida en dos mitades: rojo y blanco. En el borde albo, el escudo tricolor con la estrella. Los pantalones y las medias también eran en tono carmesí. Se puede deducir que era influencia británica, toda vez que los equipos de la isla lucen ese tipo de enseña partida en dos. Además, algunos integrantes de ese primer representativo eran ciudadanos de la isla de Su Majestad.

* Modelo 1913: En aquel año, un representativo de la, entonces llamada Federación Sportiva Nacional –organismo que era reconocido por el Gobierno como el ente rector del balompié chileno, en desmedro de la Football Association of Chile, integrada por súbditos ingleses- viajó a Brasil para disputar partidos contra combinados paulistas y cariocas. Se definió que el uniforme estuviera constituido por una camiseta blanca, pantalones azules –sujetos con un cinturón- y medias en el tono. La insignia era el emblema nacional, con el penacho tricolor en su zona superior.
Foto: Internet

* Modelo 1916: Con motivo del Primer Campeonato Sudamericano Extraordinario en Buenos Aires –que, posteriormente, se denominó primera Copa América, aunque no estaba en disputa el mencionado trofeo- quienes definieron el uniforme fueron pragmáticos al inclinarse por “camiseta blanca y escudo tricolor”, con medias negras. El detalle del cinturón en el pantalón –que, ojo, llegaba a las rodillas- podría interpretarse como una definición que el foot ball era un deporte de caballeros. Y que había que lucir como tal en el campo…

* Modelo 1917: Manteniendo el cinturón en los pantalones -porque eran eso, pantalones y no shorts-, se mantuvo la camiseta alba pero se optó por pantalones y calcetas azules para competir en el Primer Campeonato Sudamericano oficial, disputado en la cancha del Parque de los Aliados, en Montevideo.
Foto: Internet

* Modelo 1919: Para la cita del Sudamericano en Río de Janeiro, se retomó el uniforme lucido tres años antes. Sin embargo, hubo un detalle que estableció diferencias: no era una camiseta sino que una camisa abotonada. Tal vez para resaltar aquello de los caballeros. Estaba claro que las influencias británicas se mantenían inalterables.

* Modelo 1920: Con motivo del Sudamericano jugado en el Valparaíso Sporting Club de Viña del Mar, debutó en la camiseta el tono rojo en su máxima expresión. O como se escribió en la prensa: “Camiseta rojo vivo, escudo en el pecho y pantalón blanco”.

Foto: Internet

La indumentaria listada utilizada en 1922 y 1923. Los hinchas decían que los jugadores parecían “lagartos” con esas camisetas…

* Modelo 1922-23: En el Sudamericano de Río de Janeiro, disputado en 1922, se presentó un quiebre en el diseño de la camiseta criolla. Mas, la verdad sea dicha porque los listados tricolores no acapararon el apoyo mayoritario de la hinchada. Incluso, la prensa redactó que los seleccionados, luciendo esta camiseta, parecían “lagartos”.

* Modelo 1924 y 1926: Para los Sudamericanos de Montevideo (1924) y Santiago (1926) se retomó el modelo de 1920, con el único detalle que no se lucía el escudo en el sector izquierdo del pecho.

* Modelo 1924 Alternativo: Debe ser el modelo más surrealista utilizado por un representativo nacional. Porque en el torneo continental de 1924, en los pleitos ante Argentina y Paraguay el equipo chileno vistió “camiseta azul con franja lacre y pantalón negro”. Como que no había mucha combinación de colores… ¿o sí?

* Modelo 1928: Con motivo de la participación del equipo chileno en los Juegos Olímpicos de Amsterdam, el uniforme varió totalmente respecto a sus antecesores. Se trató de una camiseta celeste con cuello blanco, pantalones albos y calcetas negras. Con relación a la insignia, no se utilizó el escudo tricolor sino que se bordó un cóndor negro. Es más, tras la cita en la capital holandesa el equipo realizó una gira por Alemania, siendo bautizados sus jugadores, justamente, como Los Cóndores.

* Modelo 1930: En el debut de los Mundiales, el equipo chileno retomó el diseño de la primera década. Vale decir, camiseta blanca, pantalones azules y medias negras con vivos azules, también.

* Modelo 1935: En el regreso de los Campeonatos Sudamericanos en Lima, y tras cinco años de reposo, la Selección Chilena mantuvo el uniforme exhibido en el Mundial uruguayo. Con el detalle que reapareció bordado el escudo, que no se apreciaba desde  1920.

 

 

 

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X