Derrota de la Sub 17 con Bolivia: Las razones de un posible nuevo desastre

La derrota de la Rojita ante Bolivia en el Sudamericano Sub 17 sólo reconfirmó los temores que se tenían en la víspera.

Guía de: Selección Chilena

Apelando a la lógica, un equipo chileno no debiera tener zozobras ante uno boliviano en cualquier instancia internacional. Salvo excepciones que de cuándo en cuándo se registran, el representativo nacional debiera imponerse.

chile_bolivia

Pero los hechos, está demostrado, siempre terminan imponiéndose. Y eso sucedió en la noche del domingo en el debut de Chile en el Sudamericano Sub 17 en Paraguay. La derrota ante Bolivia por 3-2 sólo reafirmó los reclamos y análisis que se veían haciendo, sobre todo, desde el desastre de la Roja Sub 20 en enero pasado.

La culpa no es sólo de los jugadores: Antes que comiencen los epítetos que se usan como por ejemplo “el equipo es malo” conviene recalcar que la responsabilidad no es totalmente de quienes jugaron. La parte que les cabe a ellos es que no tuvieron el peso específico para superar a un rival que se suponía ganable.

Nulo conocimiento del medio: También la culpa es de los que están dirigiendo este proceso que debe culminar en el próximo Mundial de la categoría que se jugará en nuestro país. Hugo Tocalli, con todo el prestigio que logró en su natal Argentina, no ha sido –y ya no será- capaz de transmitir lo que quiere aplicar a través del DT Alfredo Grelak. Y aunque pareza de perogrullo, ese estratego no conocía el medio –ítem fundamental ¿o no?-

Lamentablemente, el futbolista chileno no es como el trasandino que, a la primera, entiende. Los de acá hay que recalcarles una y otra vez –incluso apelando a la Ley del Garrote si es necesario- hasta que aprendan lo que se quiere. No basta con los sueños de triunfo y milagros deportivos que se aprecia en las películas o series de televisión.

Carencia de formación: Hace poco más de un mes el ex DT de la Sub 20, José Sulantay, criticó la falta de formación en el futbolista chileno. Que en los clubes no se trabajaban aspectos básicos como el cabezazo o el dribling.

Además, falta personalidad. Al parecer, no se ha trabajado del todo el aspecto sicológico para que los nóveles jugadores puedan sobreponerse a situaciones adversas que se presenten durante un partido.

Golpe de timón dirigencial: Tras anticipar a lo que se viene para la Sub 17 en lo que le queda del Sudamericano –el martes enfrenta a Ecuador, que ya venció a Argentina-, los directivos de la ANFP deberán aclarar los plazos y metas que se esperan de este equipo de cara a los próximos compromisos. Y tal vez –sin utilizar el recurrente argumento de que el Mundial ya está cerca- atreverse a un cambio de mano en el seleccionado.

Carencia de referentes: A la falta de una identidad de juego para el equipo se une el hecho que no hay, mínimo, uno que marque la diferencia –el cabro del pasaje bueno pa’ la pelota-, uno que se imponga por presencia. Como sucedió en la Sub 17 de 1993 con Sebastián Rozental. O en la de 1997 con Milovan Mirosevic.

A juntar miedo… porque tras lo sucedido con la Sub 20 y lo que se está apreciando con la Sub 17 la necesaria renovación en la Selección Absoluta parece muy lejana. Así que parece que tendremos para rato a los Sánchez, Vidal, Medel y todos los demás por un largo rato, todavía.

El partido

Sobre lo sucedido el domingo en la ciudad paraguaya de Luque, Chile comenzó con ganas de demostrar que tenía jerarquía ante un rival que, se suponía, era inferior. La apertura de la cuenta debió haber fortalecido esas aspiraciones, pero los altiplánicos –sin mucho que perder, prácticamente- comenzaron a equilibrar el trámite que se tradujo muy pronto en el empate.

Comenzaron ahí a relucir los ripios que se temían del representativo nacional. Sin ideas claras, sin una propuesta concreta no llegó muy lejos. Para peor, el rival creció en confianza y con pragmatismo se adelantó en el marcador.

El 3-1 sólo reconfirmó los temores que hubo en la víspera. Que el agónico segundo descuento, obra de Gabriel Mazuela que anotó el doblete, ni siquiera sirvió para maquillar. Y reafirmó lo que se había manifestado de antemano: los responsables de este comienzo de desastre –tal como sucedió en el Sudamericano Sub 20- no son sólo los que juegan en la cancha. También, los que están fuera…

CHILE 2-3 BOLIVIA

CHILE (4-5-1): Zacarías López; Lukas Soza, Diego González, Juan Soriano, Ricardo Alvarez; Simón Ramírez (69’ Manuel Reyes), Alonso Rodríguez, René Meléndez, Víctor Araya (74’ Antonio Ramírez), David Salazar (69’ Iván Morales); Gabriel Mazuela. DT: Alfredo Grelak.

BOLIVIA (4-4-2): Juan García; Aldair Galarza (87’ Andrés Ulloa), Brandon Torrico, Harry Céspedes, Miguel Paredes; Marcelo Velasco, Luis Iriondo, Moisés Villarroel, Henry Vaca; Daniel Camacho (78’ Limberg Gutiérrez) y Bruno Miranda (75’ Ronaldo Montero). DT: Claudio Choacir

Goles: 1-0, 16’ Gabriel Mazuela (Chi); 1-1, 26’ Luis Iriondo (Bol); 1-2, 48’ Bruno Miranda (Bol); 1-3, 64’ Henry Vaca (Bol); 2-3, +91’ Gabriel Mazuela (Chi)

Arbitro: Jesús Valenzuela (Venezuela)

Estadio: Feliciano Cáceres de Luque

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X