Dudoso penal salva a Chile ante Bolivia: Claves de un triunfo que suma dudas para la Roja

Apretado 2-1 sobre los altiplánicos que si bien sirve para calmar un rato el ambiente, no alcanza para tapar que aún hay mucho que corregir en la Selección Nacional.

Guía de: Selección Chilena

Chile casi tropieza fuerte en la Copa América Centenario con los bolivianos. Se salvó con el penal.(crédito foto: Agencia Uno)

Chile casi tropieza fuerte en la Copa América Centenario con los bolivianos. Se salvó con el penal.(crédito foto: Agencia Uno)

Fue un complicado 2-1 sobre Bolivia. Que se logró sólo en el décimo minuto de descuento del segundo tiempo, con un postrer penal que los altiplánicos reclamaron con todo. ¿Cómo sucedió esto? Tras un pálido primer tiempo –tan pálido como la nueva camiseta blanca que se estrenó como vestuario del representativo-, en el complemento la Selección Nacional tuvo un asomo de mejora que se propició con el temprano gol de Arturo Vidal. Sin embargo, tras el empate altiplánico –una perfecta parábola nacida de un tiro libre- los dirigidos de Juan Antonio Pizzi mostraron otra vez falta de claridad y peso para marcar la diferencia que, se suponía, había con el rival de turno. El ya mencionado gol desde los doce pasos alcanza a maquillar algo esta presentación chilena, que se resume a continuación,

Colgados del palo: Se sabía de antemano que los bolivianos apelarían a un sistema ultradefensivo, con una línea de cinco defensores, una zona media donde Juan Carlos Arce y Martin Smedberg –por la derecha e izquierda, respectivamente- buscarían con pelotazos al solitario Yasmani Duk. Y cuando los chilenos se asomaban a su área, los altiplánicos no dudaron en repartir leña sin anestesia.

Abuso del centro: Con Mauricio Pinilla en su hábitat como ariete, se abusó del centro a la olla. Con una zaga demasiado poblada –y que se fue agrandando conforme transcurrían los minutos-, el atacante del Atalanta poco o nada hizo, registrando sólo un cabezazo ofensivo a los 7’ tras una habilitación de un tiro libre servido por Alexis Sánchez. Sólo cuando resultó el toque sucesivo, con la debida presión en la salida contrincante, Chile pilló desconcentrados a los zagueros bolivianos la apertura de la cuenta apenas iniciado el segundo lapso.

¿Dónde estaba Pablo Hernández?: Se esperaba que el jugador del Celta fuera el armador. Sin embargo, su trajín lo llevó, incluso, a meterse entre los defensores centrales nacionales cerca del área propia. ¿La idea no era qué estuviera cerca del área rival? Sólo en los últimos tramos del primer tiempo comenzó a acercarse a la portería boliviana, con un par de remates de distancia.

¿Por qué no disparan?: Justamente, ese último atributo no se mostró en el menú de la Selección Chilena. Ante defensas cerradas, ese recurso del remate desde fuera del área es una interesante alternativa para inquietar al rival.

La muralla boliviana fue desesperando a los chilenos con el correr de los minutos. (crédito foto: Agencia Uno)

La muralla boliviana fue desesperando a los chilenos con el correr de los minutos. (crédito foto: Agencia Uno)

Pocos trazos largos: Otro recurso que es válido como abre latas. Sólo Gonzalo Jara atinó en apelar a esta posibilidad, con largas habilitaciones hacia las puntas para, justamente, intentar abrir los esquemas antagonistas. Todo lo anterior se resume en que hubo poca profundidad.

Cargado hacia la izquierda: Fue por el carril zurdo donde se intentó abrir juego, por el despliegue y coberturas protagonizados por Jean Beausejour y Alexis Sánchez. Al otro lado, mientras Mauricio Isla siempre buscó la devolución para llegar a línea de fondo, Fabián Orellana sólo recibía y devolvía sin encarar por la banda. Cuando Alexis Sánchez comenzó a cargarse en ese sector hubo más intención.

Con Puch cambió algo el panorama: Menos de un minuto en la cancha y Edson Puch mostró ambición de encarar, lo que no cumplió Fabián Orellana. Incluso, tuvo una ocasión de anotar tras un rebote que otorgó el portero Carlos Lampe tras un tiro libre de Alexis Sánchez. Con el posterior ingreso de José Pedro Fuenzalida se intentó encarnar lo que se llamó la doble punta por la derecha, lo mismo que armaban al otro lado Alexis Sánchez y Jean Beausejour.

A lo que saliera: Ya en los últimos minutos, la ansiedad por marcar diferencias en el marcador derivó en que Chile comenzara a atacar en desorden. Y aquella ansiedad se acrecentaba con el teatro que protagonizaron algunos bolivianos para ganar minutos. El penal, insistimos, salvó a Chile por el momento. Pero hay que corregir muchas cosas si se quiere aspirar a algo grande, Porque como estpa jugando en estos momentos Chile no da para ilusionarse mucho.

CHILE 2-1 BOLIVIA

CHILE (4-2-1-3): Claudio Bravo; Mauricio Isla (76’ José Pedro Fuenzalida), Gary Medel, Gonzalo Jara, Jean Beausejour; Charles Aránguiz, Arturo Vidal; Pedro Pablo Hernández; Fabián Orellana (67’ Edson Puch), Mauricio Pinilla (57’ Eduardo Vargas) y Alexis Sánchez. DT: Juan Antonio Pizzi

BOLIVIA (5-4-1): Carlos Lampe; Mario Saavedra, Edward Zenteno, Ronald Eguino, Luis Gutiérrez, Marvin Bajarano; Juan Carlos Arce (53’ Rodrigo Ramallo), Alejandro Meleán, Raúl Castro (57’ Jhasmany Campos), Martin Smedberg; Yasmani Duk (81’ Walter Veizaga). DT: Julio César Baldivieso

Goles: 1-0, 46’ Arturo Vidal (Chi); 1-1, 60’ Jhasmany Campos (Bol); 2-1, +100′ Arturo Vidal (Chi)

Árbitro: Jair Marrufo (EE.UU.)

Público: 30 mil personas, aproximadamente

Estadio: Gillette de Boston

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X