El día en que Chile no supo vencer a Australia hace 40 años

El 22 de junio de 1974 la Roja y los Socceroos se enfrentaron por primera vez en un Mundial. El empate sin goles en Berlín, con una torrencial lluvia como acompañante, fue una vergüenza para los chilenos que no pudieron batir a un elenco que, en el papel, era inferior.

Guía de: Selección Chilena

Hace mucho tiempo, específicamente 40 años atrás -en el papel- eran dos puntos asegurados de antemano. El equipo chileno tenía que apostar a convertir una buena dosis de goles para aspirar a clasificar a la Segunda Ronda del Mundial de Alemania 74, tras la derrota en el debut con los locales (0-1) y el empate con los alemanes del otro lado del muro, los orientales (1-1).

Por eso, Chile se aferraba a la opción de superar a Australia en su último duelo en el Grupo 1 del certamen. Los oceánicos eran debutantes absolutos en los Mundiales, y habían perdidos sus cotejos ante las Alemanias (0-2 y 0-3). O sea, estaba todo dado para la Roja.

Chile-Australia

La ceremonia previa de los himnos. Hasta ese instante se pensaba que Chile se podía imponer.

O casi todo porque en la previa al duelo, un sector de la prensa deportiva tenía aprensiones respecto a la alineación que mandaría el DT Luis Alamos a la cancha. Ahí nació la crítica que los enviados especiales denominaron una “obstinación” del estratego, por mantener la dupla de volantes ofensivos conformada por Francisco Chamaco Valdés y Carlos Reinoso en vez de asumir que la mejor alineación era la que quedó en el segundo tiempo en la mencionada paridad 1-1 con Alemania Democrática. En esos 45 minutos, Valdés fue reemplazado por Guillermo Yávar, lo que permitió a Reinoso sentirse más “suelto” para armar juego logrando el equipo nacional su mejor muestra en el Mundial.

Pero con los dos armadores en cancha, ambos se “consultaban” con pases antes de iniciar el ataque, lo que obviamente hacía lenta la propuesta chilena. A pesar de todas esas opiniones antagonistas, el Zorro Alamos mantuvo dicho binomio.

Contra Australia y la lluvia

De esta manera, se cumplieron los temores anunciados. Para peor, los australianos no eran tan ingenuos como se pensaba porque también se las arreglaron para llevarle trabajo al portero Leopoldo Vallejos con un par de cargas de James Rooney y Attila Abonyi.

Cuando se cumplieron los primeros 15 minutos recién los chilenos comenzaron a manejar el trámite, liderados por Reinoso y las ganas de Elías Figueroa, que intentaba contagiar al resto de sus compañeros. Pero quedó en eso, porque el desarrollo se volvió aburridamente lento, con errores en ambos lados.

Chile Australia

Elías Figueroa (número 5) y Alberto Quintano (3) intentaron llevar ataques hasta la portería australiana. Sus compañeros no se contagiaron con esas ansias.

El panorama se complicó de manera mayúscula en el segundo lapso, gracias a una torrencial lluvia que cayó sobre Berlín. No es un chiste al decir que eso fue waterpolo y no fútbol. Los chilenos no podían dar dos pases seguidos, ya que las pozas eran las mejores aliadas de los australianos. El agua, literalmente, escurría por las tribunas como cascadas que caían desde los techos del estadio.

Entre medio, el australiano Abonyi -¡¡otra vez!!- tuvo la gran ocasión de vencer a Vallejos, pero Figueroa llegó a tiempo al cruce. Si el oceánico anotaba, ahí mismo se iban todos los chilenos para la casa.

Chile Australia

En medio del temporal de lluvia, el australiano Abonyi tuvo una ocasión clara de anotar. Esa carga fue conjurada por Elías Figueroa salvando al Polo Vallejos.

Como adorno quedaron el gol anulado a Carlos Caszely y el remate a quemarropa del Pollo Véliz al que se interpuso un rival.

El corolario fue el ingreso de algunos exiliados enarbolando una bandera chilena con leyendas en contra del régimen militar.

Escribe la prensa

Consumado el empate, el diario español El Mundo Deportivo escribió que “con más pena que gloria por parte chilena y con abrazos por parte australiana finaliza el encuentro. Los dos equipos quedan eliminados y una vez más Chile ha demostrado tener escasa entidad futbolística como esta Australia animada por muy buen espíritu pero huérfana de virtudes técnicas”.

Chile Australia

Ni con Sergio Ahumada y Arturo Farías en la ofensiva neta se consiguió marcar diferencias. El empate fue una vergüenza para Chile y una victoria para Australia.

El periódico ibérico agregó que “los chilenos han sido incapaces de vencer (…) y se han ganado a pulso la eliminación del torneo (…) Lo que menos podían esperar los seguidores andinos es que su selección fuera incapaz de ganar a Australia por un respetable margen de goles”.

Por su parte, El Mercurio expuso que “la forma en que jugó Chile en los 45 minutos iniciales fue la antítesis de un cuadro que requería urgentemente vencer por goleada. Moviéndose lentamente, calculando el ritmo de sus desplazamientos, midiendo sus esfuerzos como si hubiese temor a la marcha inexorable del reloj.

“En la segunda fracción, cuando el destino del equipo estaba casi decidido, se intentaron los cambios que en vez de arreglar el funcionamiento chileno contribuyeron a desorientarlo aún más. Fueron maniobras desesperadas de la dirección técnica en un vano intento de arreglar los errores de la formación inicial. Y así, desdibujando lo bueno hecho ante las Alemanias, Chile quedó eliminado por obra y gracia de una obstinación difícil de comprender…”, concluyó.

Y mientras Caszely decía, en el camarín, que “hacía mucho tiempo que no me daban tantos golpes como lo hicieron estos australianos”, el DT Luis Alamos apuntó que “así es el fútbol. Se nos dio todo en nuestra contra. El equipo no estuvo en el nivel de las anteriores presentaciones, aunque actuó con decoro, dado el terreno de juego”.

Sería todo…

AUSTRALIA 0-0 CHILE

AUSTRALIA: Jack Reilly; Doug Utjesenovic, Peter Wilson, Manfred Schaefer, Colin Curran (82’ Harry Williams); Raymond Richards, James Rooney, James Mackay; Attila Abonyi, Adrian Alston (65’ Peter Ollerton) y Branko Buljevic. DT: Zvonimir Rasic

CHILE: Leopoldo Vallejos; Rolando García, Elías Figueroa, Alberto Quintano, Antonio Arias; Francisco Valdés (57’ Rogelio Farías), Guillermo Páez, Carlos Reinoso; Carlos Caszely, Sergio Ahumada y Leonardo Véliz (72’ Guillermo Yávar). DT: Luis Alamos

Arbitro: Jaffar Namdar (Irán)

Expulsado: 83’ Raymond Richards (Aus)

Público: 14 mil 681 personas

Estadio: Olímpico de Berlín

Fecha: Sábado 22 de junio de 1974

Partido correspondiente al Grupo 1 del Mundial Alemania 74

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X