Empate de Chile con Alemania: Por qué el bicampeón fue más que el campeón mundial

La Roja mostró lo mejor de su repertorio ante uno de los grandes del fútbol mundial.

Guía de: Selección Chilena

Alexis Sánchez es desde este 22 de junio de 2017 es el goleador histórico exclusivo de la Roja.

Alexis Sánchez es desde este 22 de junio de 2017 el goleador histórico exclusivo de la Roja.

Hay que admitirlo. Tras un primer tiempo notable, quedó un leve sabor amargo tras el pitazo final que decretó el 1-1 con Alemania, dejando a ambos equipos con 4 puntos faltando una fecha para el término de la Primera Fase de la Copa de las Confederaciones.

Leve sabor amargo, porque el bicampeón de América mostró -sobre todo, en el primer tiempo- una intensidad que tuvo a mal traer al vigente campeón mundial. Claro, no faltarán los que digan que era un representativo teutón joven, sin los astros de siempre. Pero, a ver: era un partido Full International. Por ende, Chile empató con el actual dueño de la Copa Mundial. O mejor dicho, el campeón del mundo le empató a Chile.

Los detalles de lo sucedido este jueves en Kazán, a continuación.

Los alemanes colocaron la tetera… y Chile se tomó el té. Lo había anunciado el DT germano en la previa, el hecho de poblar el mediocampo para esconderle la pelota a los chilenos -renunciando, de paso, a sus ataques por las puntas tal como lo hizo ante los australianos-. Incluso, cuando la Roja lograba recuperar, los tres zagueros nominales veían reforzada su zona con el retroceso de sus laterales-volantes (Joshua Kimmich y Jonas Hector) con el afán de cerrar todos los espacios. tal predisposición sólo les duró 5 minutos, porque la constante presión de la Roja -liderada por Arturo Vidal- dejó en nada todo aquello.

Bendito pressing. Justa y nuevamente la Selección Nacional lució una de sus principales virtudes, la constante presión sobre la salida del rival. Arturo Vidal -tal como ya se enunció- era quien llevaba la bandera, muy bien respaldado por Marcelo Díaz y Pedro Pablo Hernández, quienes se desdoblaban para cumplir con las coberturas y apoyar a sus compañeros de arriba. Hubo momentos en que los teutones se vieron ahogados en su área, con siete chilenos -¡sí, siete chilenos!- cerrándoles la salida en su propio sector. Notable la Roja con esta estrategia.

Alternativas ofensivas. Además de la mencionada presión, los chilenos mostraron lo más granado de su menú de ataque. A saber, las habilitaciones de Arturo Vidal buscando la pared con Alexis Sánchez, la entrada en diagonal del tocopillano, el remate de distancia de Eduardo Vargas (a los 19’ le apuntó de lleno al horizontal), la búsqueda del cabezazo de Arturo Vidal, las incursiones ofensivas de los laterales y el nunca bien ponderado centro al área desde aquellos carriles externos.

A contrapié. Desafortunadamente, este constante ataque deja espacios en la retaguardia. Y cuando los alemanes intentaban mantenerse en pie vino ese pique por la izquierda de Jonas Hector que conectó Lars Stindl para el empate -fue la única opción ofensiva, ¡la única!, que tuvo Alemania en el primer tiempo-. Mérito de los europeos de haber pillado mal parados a los zagueros del bicampeón.

Arturo Vidal lideró el pressing e incursiones de los chilenos.

Arturo Vidal lideró el pressing e incursiones de los chilenos.

Cambio de panorama. En el segundo tiempo, los alemanes se armaron mejor en retaguardia, obstaculizando de menor manera los intentos ofensivos de los chilenos. Además, luego del trajín de la primera etapa la Roja dosificó energías para reiniciar sus escaramuzas con la presión que ya había lucido. Esa postal se reflejó en un cotejo más equilibrado.

Datos estadísticos. Esta fue la sexta ocasión en que la Roja empató con un campeón mundial vigente. Las anteriores fueron el 1-1 ante Brasil (monarca 1962) en una amistoso de 1966; 2-2 con Argentina (campeón 1978) en Mendoza el 18 de septiembre de 1980 -chilenita de Sandrino Castec incluida-; 1-1 con los trasandinos (campéon1986) en Santiago, en un amistoso de 1989; 1-1 con Brasil (campeón 2002) en Santiago, en 2004, por las Clasificatorias para el Mundial 2006 en Santiago; y el 2-2 con España (campeón 2010) en un amistoso en Ginebra, en 2013.

Además, Alexis Sánchez se anotó un doble registro: por un lado, ya es el exclusivo goleador histórico de la Selección Nacional, con 38 tantos relegando al segundo puesto a Marcelo Salas (37). Paralelamente, igualó el registro de internacionalidades de Claudio Bravo, luciendo ambos 112 partidos por el representativo absoluto. Ambos son los que en más ocasiones han defendido a Chile en el ítem Full International.

ALEMANIA 1-1 CHILE

ALEMANIA (3-4-2-1): Marc-Andre Ter Stegen; Matthias Ginter, Shkodran Mustafi, Niklas Süle; Joshua Kimmich, Emre Can, Sebastian Rudy, Jonas Hector; Julian Draxler, Leon Goretzka; Lars Stindl. DT: Joachim Löw

CHILE (4-3-2-1): Johnny Herrera; Mauricio Isla, Gary Medel (71’ Paulo Díaz), Jean Beausejour; Charles Aránguiz (89’ Francisco Silva), Marcelo Díaz, Pablo Hernández; Arturo Vidal, Alexis Sánchez; Eduardo Vargas (81’ Martín Rodríguez). DT: Juan Antonio Pizzi

Goles: 0-1, 5’ Alexis Sánchez (Chi); 1-1, 41’ Lars Stindl (Ale)

Árbitro: Alireza Faghani (Irán)

Público: 38.222 personas

Estadio: Kazán Arena de Kazán

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X