Empate de Chile con Corea del Sur: Mucha posesión, faltó la concreción

El seleccionado nacional protagonizó un cotejo equilibrado ante el campeón de los Juegos Asiáticos.

Guía de: Selección Chilena

Diego Valdés, después de la polémica de su foto, ante Korea tuvo al final del partido la gran oportunidad de marcar el gol del triunfo.

Diego Valdés, después de la polémica de su foto, ante Corea del Sur tuvo al final del partido la gran oportunidad de marcar el gol del triunfo.

Renunciando, esta vez, a jugar con un hombre neto de área, Chile anotó su tercer empate en el proceso que encabeza el DT colombiano Reinaldo Rueda. Puntos altos fueron el portero Gabriel Arias, las incursiones ofensivas de Ángelo Sagal y Mauricio Isla, el aporte de Diego Valdés más el peso específico que le dan al equipo Arturo Vidal y Gary Medel.

Los bemoles, algunas dudas en la defensa cuando fue apurada, poca profundidad por el carril izquierdo y la falta de concreción en el arco rival a pesar de la mayor posesión que se tuvo del balón.

Los detalles de lo sucedido este martes en Suwon, a continuación.

Volumen ofensivo. Cuidando la última zona con línea de cuatro –y dos centrales altos, Igor Lichnovski y Guillermo Maripán- en el medio, en el equipo chileno Arturo Vidal tenía libertad para moverse por todo el horizonte ofensivo, mientras Diego Valdés retrocedía para hilvanar balones. Esto se posibilitaba gracias al apoyo que tenían con el eterno despliegue de Gary Medel y Charles Aránguiz en la contención. Arriba, muy abiertos, Ángelo Sagal por la derecha y Diego Rubio por la izquierda buscaban con incursiones o centros a la olla incursiones de alguno de sus compañeros por el centro. Además, se fomentaba la proyección de los laterales –Mauricio Isla y, en menor medida, Miiko Albornoz- para aumentar la carga ofensiva. Es más, cuando llegó al área coreana Chile siempre apareció, mínimo, con cuatro hombres.

¡Vienen los coreanos! Fieles a lo que ya habían mostrado en el pasado Mundial de Rusia, los coreanos se replegaban muy ordenados en su zona para, con el balón en si poder, protagonizar cambio de velocidad y sorprender la última línea rival –transiciones rápidas, que le llaman-. En lo específico, Song Heung-Min –el astro local, que se salvó del servicio militar tras la obtención de la medalla de oro en los Juegos Asiáticos hace un par de semanas- aparecía por los dos perfiles, confundiendo a los zagueros sudamericanos. ¿Algo más? Cuando los locales apuraron en la última zona rival –lo que se notó mucho en el segundo tiempo-, la retaguardia chilena transpiró helado para despejar esas incursiones. Incluso, por ahí Gary Medel se multiplicó para aparecer como zaguero y despejar una incursión coreana. Cuidado con eso, porque ante un equipo de mayor tonelaje esas dudas cuestan muy caro.

Bendito pressing. Nuevamente, Chile se puso el traje de protagonista presionando la salida antagonista, provocando dudas en la testera asiática. Además, si bien el representativo nacional abría la cancha, avanzaba en bloque para no dejar muchas lagunas entre sus líneas. Sin embargo, las ya nombradas transiciones de los locales posibilitaba el contragolpe local donde el golero chileno Gabriel Arias estuvo atento para encarnar achiques.

Buscando a Vidal. Uno de los ítems característicos del Modelo Rueda es aprovechar las pelotas muertas. En la primera ocasión, un servicio en diagonal de Diego Valdés buscó a Arturo Vidal, ubicado por la derecha, para que éste intentara el centro.

Trazos largos. Cuando Diego Valdés pudo sacar algunos trazos largos buscando a sus compañeros de arriba, en una de ésas, apareció libre por el carril diestro Ángelo Sagal cuyo feroz remate obligó al portero Bumkeun Song enviar al córner. Otra de las interesantes alternativas ofensivas de la Roja –que esta vez fue la Blanca- en este nuevo proceso. Mención aparte para Valdés: tuvo el gol de la victoria en los últimos segundos del cotejo. Habría coronado una positiva jornada, que dejó en segundo plano su polémica por la foto con su especial mueca que circuló por las redes sociales.

Cambio de mano. El ingreso de Erick Pulgar, en el segundo tiempo, supuso ubicar un hombre que se posicionó en la media cancha con la tarea de cuidar las espaldas de sus compañeros –proyección contenida, que le dicen-. Esto fomentó que los laterales, sobre todo Mauricio Isla, tuvieran mayor libertad para darle fondo a sus respectivos carriles. Y Arturo Vidal se abocó más a tareas ofensivas, disfrazándose, a ratos, de centro delantero.

¿Y el hombre de área? Ya, está bien, a Chile se le vio con intensidad, con tenencia del balón, buscando espacios. Pero ojo, profundidad propiamente tal hubo muy poco. Tal vez, la falta de un “9” neto propició eso –tal vez, con Nicolás Castillo o Felipe Mora otra habría sido la crónica-, pero la contra de esa estrategia es que se habría abusado del juego por el sector medio de la cancha reduciendo el marco ofensivo. Diego Rubio, quien de forma nominal era el hombre designado para esa labor, en la realidad –y tal como ya se enunció- se cargó hacia la izquierda. Y Arturo Vidal tampoco era centrodelantero porque, como ya dijimos, subía para rematar, bajaba para recuperar, se tiraba hacia los lados para abrir la cancha, aparecía furtivamente en el área rival, etc.

Lo que se viene. Finalizada esta incursión ofensiva –con tifón y terremoto incluido- el detalle estadístico de la Era Rueda muestra en seis partidos dos triunfos, tres empates y una derrota. Ahora, la agenda de la Selección Nacional muestra los siguientes pleitos: el 12 de octubre, en Miami, ante Perú: y cuatro días después, en Querétaro, ante México.

COREA DEL SUR 0-0 CHILE

COREA DEL SUR (4-2-3-1): Bumkeun Song; Lee Yong (88’ Kim Moon-Hwan), Jang Hyun-Soo, Kim Young-Gwon, Hong Chung (30’ Yun Suk-Young); Ki Sungyueng (74’ Hwang In-Beom), Jung Woo-Young; Hwang Hee-Chan (85’ Moon Seon-Min), Nam Tae-Hee (63’ Lee Jae-Sung), Song Heung-Min; Hwang Ui-Jo (57’ Ji Dongwon). DT: Paulo Bento

CHILE (4-2-2-2): Gabriel Arias; Mauricio Isla, Igor Lichnovski, Guillermo Maripán, Miiko Albornoz (65’ Paulo Díaz); Gary Medel, Charles Aránguiz (46’ Erick Pulgar); Diego Valdés, Arturo Vidal (73’ Pedro Pablo Hernández); Ángelo Sagal (87’ Martín Rodríguez) y Diego Rubio (57’ Ignacio Jeraldino).DT: Reinaldo Rueda

Árbitro: Ryuji Sato (Japón)

Público: 35 mil personas, aproximadamente

Estadio: Suwon World Cup Stadium, de Suwon

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios