Fracaso de la Sub 17: Las 7 razones del desastre y la vergüenza

El papelón del equipo a cargo del DT argentino Alfredo Grelak reafirmó que el actual proceso de las selecciones menores se hundió. ¿Se podrá reparar algo de aquí al Mundial de octubre?

Guía de: Selección Chilena

La derrota por la cuenta mínima ante Argentina cerró la desastrosa campaña de la Selección Chilena Sub 17, en el Sudamericano de la categoría, y atizó el debate que se inició con la Sub 20. Los primeros damnificados son el jefe técnico del proceso, Hugo Tocalli, y el encargado del seleccionado, Alfredo Grelak.

Fracaso de la Sub 17

En las siguientes líneas, se busca las razones de este rotundo fracaso que empeora con la cercanía del Mundial de los menores de 17 años, fijado para octubre próximo.

* Cero propuesta de juego: Ya lo habíamos planteado en esta tribuna en enero pasado cuando la Sub 20 fracasó también. El hincha chileno desde hace un tiempo a esta parte está acostumbrado apreciar a una Roja con propuestas ofensivas, estableciendo juego. Eso conlleva –o conllevaba- un respeto tácito del rival de turno. Pero todo eso no existió en estas selecciones menores, donde hasta el antagonista más vulnerable –en el papel- superó a estos equipos chilenos. Y con argumentos simples, para peor, lo que desnudó a nuestros elencos.

* ¿Capacidad a o amiguismo?: El currículum de Hugo Tocalli no es discutible –campeón mundial Sub 20 con su país en 2007-. El error fue que en su staff integró a gente cercana suya que, y quedó demostrado, NO TIENE LA CAPACIDAD PARA ASUMIR EN LAS SELECCIONES MENORES. Tal vez Claudio Vivas y Alfredo Grelak son muy buenos conversadores en los asados de camaradería o para armar el juego del Amigo Secreto a fin de año, pero como estrategos no dieron con el ancho. Los resultados lo demuestran.

Por aquello del círculo de hierro, cuando Mario Salas –técnico que tuvo una propuesta clara en la Sub 20 hace un par de años- tuvo diferencias con el hijo de Tocalli, a cargo de la preparación de arqueros, estaba claro quien tenía los días contados en Pinto Durán. Eso de las cofradías no funciona.

* Aclaración de plazos y metas: Fue impresentable lo dicho por Grelak de que este era un proceso cuyos resultados se comenzarán a apreciar en unos cuatro años más. ¿No sabía que en octubre próximo se disputará un Mundial de la categoría en nuestro país? ¡Un Mundial! Sin ser inmediatista, esas declaraciones dejaron en claro que el DT no tenía clara la planificación a aplicar con el equipo.

* Revisen los curriculums, por favor: Derivado de lo anterior, no basta con ser extranjero ni tampoco haber sido jugador o haberse sentado en la misma banca con técnicos consagrados como Bielsa –la calidad no se transmite por osmosis- para dirigir a un equipo de menores. Se necesita, como base, pedagogía para hacer entender lo que se pretende con los jóvenes dirigidos.

El mejor ejemplo fue Leonardo Véliz, mentor de la Sub 17 de 1993. Tras ser multicampeón con Colo Colo y Unión Española, finalista en Copa Libertadores y mundialista en Alemania 74, comenzó su carrera como estratego dirigiendo Escuelas de Fútbol. Partió con las bases lo que le dio conocimiento que aplicó años después con los Rozental, Tapia, Lobos, Salas, Herceg y tantos más.

* Responsabilidad dirigencial: No se puede hablar de casualidad con el hecho que durante el actual mandato del directorio de Sergio Jadue en la ANFP las selecciones menores han tenido bajo rating. Eso permite inferir que las políticas aplicadas no son las correctas, incluyendo la polémica surgida este año con el cambio en el sistema de campeonato de menores donde todo se dividió en grupos quitándole competitividad a las series. Urge una revisión de los métodos.

* Peor, imposible: Reuniendo los desempeños de las selecciones Sub 20 y Sub 17 en sus respectivos Sudamericanos, de ocho partidos jugados apenas se ganó uno –a Venezuela, cuando los llaneros quedaron con dos hombres menos-. Estos números no admiten atenuantes. Papelón.

* ¿Y ahora qué?: El próximo miércoles se definirá a los sucesores de Tocalli y compañía. Es de esperar que las lecciones se hayan aprendido –Dios nos escuche y el Diablo se haga el sordo-. Entre los postulantes se ha nombrado a Patricio Ormazábal, regente de las divisiones inferiores de Universidad Católica. O sea, un tipo que –sin pecar con el lugar común- conoce el medio. Eso es lo obvio ¿o no lo habrán cavilado esto los dirigentes en su momento?

A siete meses para el comienzo del Mundial, ¿se estará a tiempo para arreglar, lo máximo posible, este entuerto en la Sub 17?

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X