Grandes dinastías de la Selección: Padres e hijos que jugaron por “La Roja”

En el Día del Padre, repasamos a aquellos futbolistas y sus hijos que coincidieron en nominaciones a la Roja.

Guía de: Selección Chilena

Un lugar común paternal muy recurrente señala que el orgullo de algunos padres es que sus hijos lleguen a ser iguales o mejores que sus progenitores. Curiosamente, en el fútbol profesional no se anotan muchos de estos casos. Menos, que tanto papá como heredero hayan alineado alguna vez en la Selección Nacional. En la siguiente crónica, repasamos a aquellos que lograron anotar esta suerte de record curioso.

LOS ALVAREZ: LUIS HERNÁN Y SUS HIJOS CRISTIÁN E IVÁN En 1959, Luis Hernán Alvarez despuntaba en Colo Colo cuando fue convocado al Sudamericano de Buenos Aires, en la génesis del proceso que culminó en el Mundial de 1962. A pesar de ser un centrofoward clásico –ése que sólo se mueve en el área rival-, sólo vistió en cuatro ocasiones la camiseta del seleccionado, anotando sólo un gol.

Treinta y ocho años después, sus mellizos Cristián e Iván defendieron a Chile en el Mundial Sub 17 de Egipto. Sólo el primero continuó su derrotero en el seleccionado, en la Sub 23 que ganó medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y, también, en el equipo absoluto donde completó 24 cotejos.

LOS CARVALLO: HERNÁN Y SUS HIJOS FERNANDO Y LUIS HERNÁN El Chico Carvallo fue un batallador centrocampista, referente de Universidad Católica en sus títulos en 1949 y 1954. Trajinador en su zona, alineó en siete partidos Full International entre 1946 y 1950, detallados en el Sudamericano de Buenos Aires y el Mundial de Brasil.

Dinastías selección

Los Carvallo jugaron por Chile en Brasil. El padre, Hernán, en el Mundial de 1950. El hijo, Fernando, en el Mundialito de 1972.

Su hijo mayor, Luis Hernán, formó parte de una Selección Juvenil que disputó el Sudamericano respectivo en 1967. Y su otro heredero, Fernando, anotó tres pleitos en la Roja mayor en 1972 –dos de ellos en el Minimundial de Brasil-, antes de emigrar al fútbol español.

LOS CRUZ: HUMBERTO PADRE E HIJO Sabido es que el popular Chita Cruz es uno de los héroes del tercer lugar del Mundial de 1962. Entre 1961 y 1970, el empeñoso zaguero central contabilizó 36 partidos por la Roja adulta –incluyendo los mundiales de Chile e Inglaterra, más el Sudamericano de Montevideo en 1967-.

Su hijo menor, del mismo nombre, despuntaba en la juvenil de Universidad Católica cuando en el verano de 1985 fue convocado a la Selección Sub 20 que intervino en el Sudamericano de Paraguay.

LOS FOUILLIOUX: ALBERTO PADRE E HIJO Tito Fouillioux es otro de los referentes del tercer lugar en 1962. Entre 1960 y 1972 jugó en 71 partidos por la Roja, marcando 12 goles. Tal como Chita Cruz, su historial incluye también el Mundial de Inglaterra. Se agregan las Eliminatorias a México 70 y el Minimundial de Brasil, en 1972.

En 1987, su hijo del mismo nombre debutó en la Selección Juvenil que se aprontaba a jugar en el Mundial que se disputó dicho año en nuestro país. Tras disputar algunos amistosos, Tito hijo se bajó del proceso ya que privilegió sus estudios universitarios.

LOS GONZÁLEZ: RAÚL Y MARK En 1979 Raúl González comenzaba a afirmarse en Palestino, tras una primera etapa en Santiago Wanderers. Lateral derecho, tuvo su oportunidad en el equipo que se preparaba para la Copa América de ese año jugando en 4 partidos con la camiseta roja, dos de ellos en el mencionado torneo.

Veinticuatro años después, y avalado por una buena campaña en el seleccionado Sub 23, su hijo Mark comenzaba su ruta con el equipo absoluto. A la fecha, el carrilero zurdo totaliza 47 caps y cuatro goles, uno de ellos anotado en el Mundial de Sudáfrica a Suiza.

LAS HERAS: FRANCISCO PADRE E HIJO Pancho Las Heras era el defensor izquierdo de la Universidad de Chile campeona en 1940. Fue definido como un back que no se daba por vencido, calidad que le permitió vestir la camiseta de la Selección en 13 ocasiones, desglosados en los Sudamericanos de Montevideo (1942), Santiago (1945) y Buenos Aires (1946).

Dinastías selección

Francisco Las Heras, versión padre e hijo

Su hijo homónimo también fue campeón con la U, en 1967 y 1979; además con Unión Española, en 1973, 1975 y 1977. Con la Selección absoluta alineó en cuatro ocasiones, en la Copa América de 1975.

LOS RAMÍREZ: ANÍBAL Y SU HIJO JAIME Para el Sudamericano disputado en 1924 en Montevideo, Aníbal defendió la portería nacional en dos cotejos. Esos fueron sus únicos partidos por la Selección.

Su hijo Jaime prefirió jugar como forward, dominando todos los puestos de la ofensiva aunque siempre se le identifica como puntero derecho. Una de las figuras de Chile en el Mundial de 1962, totalizó 46 partidos y 10 goles con el seleccionado absoluto, entre 1954 y 1966. Aparte del certamen mundialista en nuestro país, también intervino en los Sudamericanos de Santiago (1955), Montevideo (1956) y Lima (1957), el Panamericano en Ciudad de México (1956) y las Eliminatorias al Mundial de Suecia 58.

LOS ROBLES: HÉCTOR Y SU HIJO ANDRÉS En 2001 el Choro Robles era uno de los puntales del Santiago Wanderers que esa temporada se ciñó la corona de Primera División. Su campaña con los caturros le permitió integrar la Selección en los últimos tramos en las Eliminatorias al Mundial de Korea-Japón 2002. De esta manera, el zaguero completó tres asistencias con la Roja.

Su heredero Andrés recién hacía sus primeras armas, también con la camiseta wanderina, cuando fue convocado por Jorge Sampaoli. El 24 de abril del año pasado jugó los últimos tres minutos en el empate 2-2 con Brasil, en Belo Horizonte.

LOS RUBIO: HUGO Y SUS HIJOS EDUARDO, MATÍAS Y DIEGO Tras su explosiva aparición en Rangers de Talca y consagración en Cobreloa, el Pájaro Rubio fue un fijo en la Roja entre 1984 y 1991. El delantero totalizó 36 partidos y 12 goles, alineando en las Eliminatorias a los mundiales de México 86 e Italia 90, además de las Copa América de 1987 y 1991.

Dinastías selección

Los Rubio. Hugo, el padre, fue imitado con la camiseta roja por sus tres hijos Eduardo, Matías y Diego.

Su hijo mayor Eduardo completó 14 cotejos y tres goles, entre 2005 y 2008 interviniendo en las Eliminatorias a Sudáfrica 2010.

Matías formó parte de la Selección Sub 20 que compitió en el Sudamericano de Venezuela, en 2009; y el Torneo Esperanzas de Toulón, un año después.

Diego, el menor, inscribe tres caps en el representativo absoluto en 2011, antes de emigrar al balompié europeo. También, alineó en el Sudamericano Sub 20 disputado el año pasado en Mendoza, pero una lesión le privó participar en el Mundial de la categoría realizado en Turquía.

LOS SALINAS: MARIO PADRE E HIJO El Maestrito Salinas fue un hábil volante que fue campeón con Huachipato (1974) y Everton (1976). Con esos avales, tuvo una oportunidad en la Selección que se preparaba para disputar las Eliminatorias al Mundial de Argentina 78. Sólo intervino en tres amistosos, entre octubre de 1976 y febrero de 1977.

Su hijo homónimo le seguía los pasos, y tuvo sus posibilidades en la Selección Sub 23 que disputó el Torneo Preolímpico de 1996, en Mar del Plata.

LOS VÉLIZ: LEONARDO Y SU HIJO SEBASTIÁN El Pollo Véliz es uno de los mejores extremos izquierdos que tuvo el fútbol chileno. Como tal, formó en la Selección Nacional en 39 partidos y 2 goles, entre 1966 y 1981. Su currículum incluye las Eliminatorias a los mundiales de 1970 y 1974, el Mundial de Alemania y las Copa América de 1975 y 1979.

Su hijo mayor Sebastián fue parte de la Selección Sub 20, en el Sudamericano de 1991. Tras eso, dejó el fútbol para dedicarse a sus estudios de Periodismo.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X