La Roja cumple 104 años: ¿Argentina fue realmente su primer rival?

El 27 de mayo de 1910 Chile disputó su duelo inicial, como Selección Nacional. Y aunque las estadísticas indican que ese pleito fue ante los trasandinos, recientes investigaciones indican que la fecha y rival del bautizo internacional fueron otros.

Guía de: Selección Chilena

Fue un inicio casi silencioso. Los primeros chutes en la historia de la Selección Nacional no tuvieron grandes titulares en aquel ya lejano viernes 27 de mayo de 1910, enfrentando al representativo argentino. Cuando la camiseta no era roja sino que albirroja. Cuando no había debates tácticos, porque todos los equipos se ordenaban con un sencillo 2-3-5. Y cuando nuestro representativo comenzaba a medir fuerzas con sus vecinos para construir su propio derrotero.

Pero… ¿fue, efectivamente, con Argentina el debut de los chilenos en partidos Full International? Hasta hace algunos años, se pensaba que así era. Es más, organismos como la FIFA y el IFFHS (Instituto de Historia y Estadística del Fútbol) reconocen al mencionado duelo como el bautizo de los chilenos.

Foto: Internet

La primera formación de la Selección Chilena, en mayo de 1910. Arriba, de izquierda a derecha: J. MacWilliams, E. F. Ashe, L. C. Gibson, Carlos Hormazábal, Henry Allen y Próspero González. Abajo: Joe Robson, Colin Campbell, Heriberto Sturgess, J. P. Davidson y Juan Hamilton.

Sin embargo, una investigación realizada por el periodista bonaerense Esteban Bekerman dejó off side todo lo anterior. Porque, con recorte en mano del diario La Argentina, el colega confirmó que aquel día el representativo criollo se enfrentó a un llamado Combinado del torneo trasandino que en principio debía medirse con Alumni, el mejor equipo del otro lado de la cordillera en esos momentos. Pero como Alumni desistió de salir a la cancha; y a la vez, los chilenos ya estaban en Buenos Aires para disputar el llamado Campeonato Centenario, se convidó a jugar a los nuestros.

Dos días después, el domingo 29, la Albirroja enfrentó a Uruguay en el comienzo del mencionado Torneo Centenario, cayendo 3-0. Por ende, ante los charrúas debería ser considerado el match inicial de nuestro elenco. Y ante Argentina propiamente tal –que incluía a todos los astros de Alumni- sólo se la topó en la cancha Club de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires el día 5 de junio. Porque según la programación, de acuerdo al ya nombrado diario La Argentina, los albicelestes se medían ese mencionado primer domingo del sexto mes con el “perdedor del match del 29”.

Ojo, no está en disyuntiva el hecho que Chile jugó su primer partido el día 27 de mayo. Lo que se duda es si ese pleito debe ser considerado como de Selecciones Absolutas.

Otros errores

Lo expuesto anteriormente no es el único caso de confusión en partidos de la Roja, sobre todo en su primera época. Porque, a modo de ejemplo, algunos estadígrafos incluyen en la lista de pleitos oficiales los dos disputados, a fines de 1923, ante Uruguay (1-2) y, para variar, Argentina (0-6).

Hay que reafirmar que esos rivales rioplatenses eran Equipos B. La razón es simple: el día del duelo ante los orientales, el 25 de noviembre, el elenco titular celeste disputaba ante Brasil un pleito por el Torneo Sudamericano de ese año, en el que Chile no se inscribió. Calcada situación con los albicelestes (6 de diciembre), porque el Equipo A trasandino estaba en Montevideo disputando la final en el mencionado campeonato subcontinental.

Más confusiones se anotaron en los tiempos siguientes. Paradigma fue lo sucedido con la desaparecida Alemania Oriental. El 22 de junio de 1969, Chile venció por la cuenta mínima a la RDA en Magdeburgo, que resalta por ser la primera victoria de un seleccionado nuestro ante un representativo europeo jugando en el Viejo Mundo. Pues bien, algunas crónicas indican que tres días después se disputó la revancha en la ciudad de Halle. Pero no hay registro oficial de dicho cotejo, por lo que se deduce que la derrota chilena por 2-1, aquel 25 de junio, fue ante un elenco local.

Al otro lado de la cancha, la entonces Alemania Democrática incluyó como Full International la victoria sobre Chile, por 1-0, fechada el 2 de febrero de 1971 en el Estadio Nacional. Pero eso no puede ser considerado como tal porque el equipo chileno era, nominalmente, una llamada Selección de la Zona Central, enmarcada en la planificación que el técnico Fernando Riera había diseñado –tal como para el Mundial de 1962- para clasificar a la cita en Alemania 74. (Que Riera haya renunciado cinco meses después para tomar una oferta de Boca Juniors, en un partido de otra cancha…)

Foto: Internet

Próspero González, half de ala –hoy defensa lateral- de la primera Selección Chilena.

Otro caso emblemático de enredo de números y definiciones se produce con los mexicanos. El caso más patente es el duelo realizado el 25 de agosto de 1985 en Los Ángeles, California. Los aztecas se preparaban para su Mundial cuando pactaron un amistoso con la Selección Chilena… que era, por definición previa, un Equipo B rebautizado como A-2 –y que venía de adjudicarse la Copa Independencia en Indonesia, donde se midió, entre otros elencos, al equipo Sub 23 de Malasia y a la Selección Olímpica de Corea del Sur-. Por consiguiente, era obvio que no era el Equipo A, en estricto rigor. Los norteamericanos ganaron 2-1, victoria que fue integrada en su nómina oficial de partidos. Contrario a los chilenos que lo dejan en la carpeta Clase B.

El último caso fue el vivido en la Copa Millenium, disputada en enero de 2001 en India. A pesar de que algunos representativos asistieron con sus Selecciones Absolutas –como Chile, Bosnia-Herzegovina y Jordania- la FIFA antes del pitazo inicial aclaró que ninguno de los partidos que se jugarían en ese certamen serían considerados Clase A. De hecho, la Selección Chilena –dirigida por Nelson Acosta- se midió en primera ronda con Japón… que, solapadamente, era una Selección Universitaria.

A modo de conclusión, quienes reafirman que el primer duelo sí fue ante Argentina sostienen que se trató de un representativo nacional a pesar de ser nombrado como Combinado, porque fue designada por una llamada Comisión de Selección. Por ende, es una Selección albiceleste… sin los jugadores de Alumni, pero Selección al fin y al cabo. Su segundo argumento es que se trató de un partido con público, lo que le formaliza su carácter de amistoso y no de un simple entrenamiento.

Para completar el marco teórico, vale señalar que la FIFA establece en sus estatutos que “se consideran Partidos Internacionales A aquellos encuentros en los que dos asociaciones presentan su primer equipo nacional representativo”. Son los pleitos conocidos como Full International. Saque usted sus conclusiones…

Con todo este escenario, lo que sucede con el primer partido oficial de Chile, ya sea ante Argentina o Uruguay, es similar –guardando las proporciones- a la fecha en que se debería celebrar las Fiestas Patrias. Porque si bien el 18 de septiembre de 1810 se constituyó la Primera Junta de Gobierno para resguardar el mandato del Rey, la Independencia sólo se declaró el 12 de febrero de 1818. Pero, bueno, ésa es otra materia…

 

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X