La Roja en Lima: Cuatro inolvidables triunfos de la selección chilena sobre Perú

En 30 juegos disputados en canchas limeñas, la Selección ha ganado en 10.

Guía de: Selección Chilena

Este jueves Chile alineará por trigésima primera vez en Lima ante el representativo peruano, bajo el marco de la Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022. El detalle indica que los del Rímac han ganado en 16 ocasiones más cuatro empates y diez triunfos nacionales. De esas victorias de la Roja rescatamos del disco duro del tiempo cuatro cotejos destacados de las entradas triunfales del Equipo de Todos en la capital inca.

Doblete del Gerente. El miércoles 17 de octubre de 1979 el Estadio Nacional de Lima estaba colmado para presenciar la ida por las Semifinales de la Copa América entre los vecinos. La pimienta lo daba el hecho que se cumplía un siglo del inicio de la Guerra del Pacífico, lo que generaba un sentimiento extra en el hincha del Rímac. Cuenta la leyenda que antes del pitazo inicial, el DT Luis Santibáñez leyó a su plantel un télex enviado por la Junta Militar, quien deseaba suerte al equipo. Carlos Caszely, con su característica pachorra, comentó: “Dile que hoy anoto dos”. Y el Chino cumplió, fue el autor de los dos tantos con que la Roja se impuso por 2-1 y comenzó a pavimentar su camino a la final de la Copa.

El tiro libre de Carlos Rivas ya dio en el horizontal del arco peruano, cuyo rebote cabeceará Carlos Caszely para el primero de sus dos goles en octubre de 1979.

El tiro libre de Carlos Rivas ya dio en el horizontal del arco peruano, cuyo rebote cabeceará Carlos Caszely para el primero de sus dos goles en octubre de 1979.

El Cóndor y el Mortero. El domingo 3 de noviembre de 1985 Perú necesitaba anotar dos goles para pasar a la final del Repechaje en las Eliminatorias al Mundial de México 86. Sin embargo, se topó con la mejor versión del Cóndor Rojas quien atajaba todo, hasta lo inimaginable. Esa imagen se repetía hasta el minuto 64’ cuando en un avance de Mario Lepe, el símbolo de la UC fue fouleado cerca de la entrada del área peruana. Jorge Aravena acomodó el balón y, en vez de chutear con su acostumbrado zurdazo fuerte, colocó el balón en el segundo palo del portero Ramón Quiroga, quien quedó con el molde hecho tras un bote que dio la pelota antes de abrazarse a las mallas del pórtico peruano y decretar la victoria chilena por 1-0.

Los peruanos atacaron con todo en noviembre de 1985, pero el enorme desempeño del Cóndor Rojas más el tiro libre del Motero Aravena eliminaron a los del Rímac del Mundial de México 86.

Los peruanos atacaron con todo en noviembre de 1985, pero el enorme desempeño del Cóndor Rojas más el tiro libre del Motero Aravena eliminaron a los del Rímac del Mundial de México 86.

Con insultos. Chile llegó, el domingo 29 de marzo de 2009, hasta el estadio Monumental limeño con un envión, de la mano de Marcelo Bielsa, que lo llevaba en velocidad crucero hasta el Mundial de Sudáfrica. Y antes de los dos minutos la Generación Dorada ya estaba en ventaja con un feroz voleo de Alexis Sánchez. Después, Humberto Suazo había aumentado cobrando un penal. Y cuando el marcador estaba 2-1, una combinación notable entre Humberto Suazo, Alexis Sánchez y Matías Fernández abrochó el 3-1 definitivo. Momento en que en la transmisión que estaba realizando el canal 9 local el comentarista Gonzalo Núñez tuvo una salida de madre al decir, con micrófono prendido, “conch… hijo de p…” con dedicatoria al árbitro paraguayo Carlos Amarilla. Expresiones con las que ironizó el escritor peruano Jaime Bayly quien agradeció esa “mentada de madre” diciendo que “fue bonito que un comentarista deportivo demuestre que antes que comentarista deportivo es una bestia, es un hincha. Y el hincha es un animal desbocado, es un fanático”.

La jugada de baby fútbol entre Sánchez, Suazo y Fernández estructuró el 3-1 con que Chile, con Marcelo Bielsa a la cabeza, se acercó un poco más a Sudáfrica.

La jugada de baby fútbol entre Sánchez, Suazo y Fernández estructuró el 3-1 con que Chile, con Marcelo Bielsa a la cabeza, se acercó un poco más a Sudáfrica.

Aquí pasó el campeón. El martes 13 de octubre de 2015 Chile llegó hasta la capital peruana luciendo el rótulo de campeón de América. Motivación extra para los peruanos para intentar vencer a su clásico rival. En Guerra de Goles, los dobletes de Alexis Sánchez y Eduardo Vargas estructuraron un espectacular 4-3. Sin embargo, como siempre ha sucedido, la delegación nacional tuvo que bancarse la animosidad de la hinchada y prensa local. Eso llevó a que, tras abandonar el Estadio Nacional limeño, el equipo dejó un mensaje en el muro de su vestuario: “Más respeto con el campeón de América”.

Alexis Sánchez celebra uno de los dos tantos con los que aportó en la guerra de goles que se anotó en octubre de 2015.

Alexis Sánchez celebra uno de los dos tantos con los que aportó en la guerra de goles que se anotó en octubre de 2015.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios