Los 10 mejores zagueros centrales en la historia de la Roja (II)

La lista de los que, nominalmente, se ubicaban a la izquierda de la zaga la encabeza Alberto Quintano unido a Ulises Poirrier, Raúl Sánchez y Eduardo Gómez, entre otros.

Guía de: Selección Chilena

Tras la primera lista publicada en la entrega anterior –donde se avisó que eran los que, nominalmente, alinearon en el sector derecho de la zaga-  procedemos a la entrega de la segunda parte de los mejores defensas centrales que vistieron la camiseta de la Selección Nacional.

Y reiteramos: como en todo escalafón, habrá acuerdos y desacuerdos con los nombres propuestos.

ulises_poirrierULISES POIRRIER (16 partidos, entre 1919 y 1930) El Gringo. El primer gran referente defensivo en la historia de la Selección Nacional, se identificó con el club porteño La Cruz FC. Registros posteriores a su retiro señalaron que no se podía formar un representativo nacional sin considerar su nombre junto a su compañero de equipo y compadre, el portero Manuel Maestro Guerrero. De Poirrier se anotó que lucía elasticidad para saltar y cabecear pelotas, además de velocidad para cortar los avances rivales. También se le destacó que “siempre en la cancha fue un modelo de corrección y nobleza con el adversario. Nunca le agradó anular con malas artes, hacer un foul brusco o reprobable. Tiempo después de su retiro, el back comentó que “si logré ser algo en el fútbol creo que lo debo a mi constancia y cuidado; llevé siempre una vida sobria, y mientras jugué yo estaba en pie a las 5 de la mañana para hacer gimnasia, saltar la cuerda o escalar cerros”. // Por Chile alineó en los Sudamericanos de 1919, 1920, 1922 y 1926; más el Mundial de Uruguay 1930 donde enfrentó los partidos ante México y Francia.

jorge_cordovaJORGE CÓRDOVA (10 partidos, entre 1936 y 1939) El Cotrotro. Fue uno de los primeros que impuso el estilo de salir jugando antes de privilegiar el rechazo largo ante la carga rival. Imponía respeto en su zona, con manejo del tiempo-espacio necesario para el quite del balón, sin considerar los potenciales riesgos que imprimía tal acción. // Comenzó en el club Júpiter de Puente Alto, fichando en el Deportivo Ñuñoa –conocido como El Pulpo- en 1932. Tras la fusión que este equipo tuvo con Magallanes, pasó a ser el back titular del cuadro carabelero. Elegante en su estilo, fue uno de los referentes de aquél plantel conocido como el Choapino, formando dupla con Quintín Vargas, ganando los títulos de 1933, 1934, 1935 y 1938. // En la Selección Nacional formó un binomio de lujo con Ascanio Cortés, jugando en los Sudamericanos de 1936-37 y 1939.

humberto_roaHUMBERTO ROA (12 partidos, entre 1939 y 1945) El Cocoa. Sus inicios fueron en el Deportivo O’Higgins de Concepción, desde donde pasó, en forma sucesiva, al Industrial y a Ñublense de Chillán. Era un centroforward duro y encarador, cartel con el que llegó a la capital para alinear en El Pulpo de Ñuñoa. De ahí pasó –junto a Vitoco Morales y Osvaldo Carvajal, entre otros- al Morning Star, donde adquirió notoriedad como artillero. Cuando fichó en Audax Italiano, como no se adecuaba en el esquema del equipo fue Ascanio Cortés quien sugirió que fuera su compañero en la zaga. Nació de esta manera una de las mejores duplas defensivas que se tenga registro en la historia del fútbol nacional. En esa función el sureño era veloz, recio y decisivo, lo que le creó una suerte de fama de elemento brusco. Pero eso desapareció con el tiempo, más si con Cortés se anticiparon a lo que serían posteriormente las funciones de líbero y stopper ya que mientras el Chano esperaba en la zona, el Cocoa marcaba al centro forward rival. Fue campeón con los audinos en 1936 y 1946.// Alineó por Chile en los Sudamericanos de 1939, 1941, 1942 y 1945.

raul_sanchezRAÚL SÁNCHEZ (33 partidos, entre 1959 y 1964)Proveniente del club Carlos Vial de Valparaíso. Uno de los mejores defensas históricos del balompié chileno, fue considerado el mejor en su puesto en el Mundial de 1962. Sin aspavientos ni exageraciones para cumplir su función, Raúl Sánchez fue un back cerebral, calculador, ubicado, con timming y presencia en el área. Por sobre todo, estirpe para imponerse a los atacantes rivales. // Sus comienzos fueron como half central, lo que le dio el acervo para cumplir, posteriormente, en la posición en la que se consagró. Fue el técnico José Gallego Pérez quien lo derivó, en Santiago Wanderers, a su tradicional ubicación ante la ausencia del titular Emilio Bozalla. Las razones que llevaron al DT para tomar tal decisión se debían a que Sánchez dominaba los dos perfiles, era rápido en la cobertura y cabeceaba muy bien.  A todo lo anterior unió la tendencia de salir jugando, en vez de reventar a la galería. // Tal como ya se esbozó, fue en el Mundial de 1962 donde alcanzó su máxima gravitación, siendo pieza fundamental sobre todo en los encuentros con URSS y Yugoslavia. Ante ambos rivales, la defensa nacional respondió con creces para mantener el resultado que favorecía a la Roja. Fue él quien afirmó a Carlos Pluto Contreras, primero, y Humberto Chita Cruz, después. Finalmente, en los sondeos para conformar a los mejores por cada puesto, Sánchez estuvo a la altura de figuras linajudas como el húngaro Sarosi, el soviético Voronin, el inglés Moore y el brasileño Mauro. // Sus faenas con las camisetas wanderinas y del seleccionado fueron modelo para un adolescente que, en ese entonces, hacía sus primeras armas en el cuadro caturro y se refería a Sánchez como “Maestro”. Ese muchacho se llamaba Elías Figueroa.

alberto_quintanoALBERTO QUINTANO (48 partidos, entre 1967 y 1979) El Mariscal. Surgió del vivero de Universidad de Chile donde lucía su estilo de juego calmado. Pero a poco de debutar en Primera demostró que, además, tenía clase para el puesto. Fortaleza anímica, correcto manejo de la pelota y de los tiempos lo catapultaron a un plano destacado, siendo vital en los títulos que la U logró en 1965, 1967 y 1969. El punto cúlmine de ese derrotero fue la campaña en la Copa Libertadores de 1970, donde si bien tuvo grandes actuaciones ante los rivales de turno –como Olimpia de Paraguay y Nacional de Montevideo-, el representativo azul fue eliminado en semifinales por los uruguayos de Peñarol. Curiosamente, en los tres partidos que tuvieron que jugar los estudiantiles y manyas, Quintano se enfrentó a quien sería, tres años más tarde, su más importante complemento en la zaga de la Selección Chilena: Elías Figueroa.// Despuntando los años 70 emigró al balompié mexicano, donde fichó en el Cruz Azul. Con la Máquina Cementera fue tricampeón (1971-72, 1972-73 y 1973-74), amén de confirmar su postura de bastión en la zaga. Con ello refrendó su apodo de Mariscal, debido a la elegancia y sobriedad con que desempeñaba su función. // En la Selección Nacional formó con Elías Figueroa la que es considerada la mejor dupla de centrales en la historia de nuestro fútbol. A pesar de que ambos debutaron en la Roja a mediados de la década de los 60, sólo vinieron a jugar por primera vez como binomio el 26 de septiembre de 1973. El escenario fue el estadio Lenin de Moscú, donde se enfrentaron a la Unión Soviética por las Clasificatorias al Mundial de Alemania 1974. Quienes fueron testigos de ese pleito –a esta altura mítico, por las circunstancias extradeportivas que rodearon a dicho partido- coinciden que gran parte del empate sin goles fue responsabilidad del dúo de zagueros, que supo controlar con amagues, juego aéreo y disparos a la galería las cargas rivales. Todo lo hecho en la capital rusa se prolongó en la cita ecuménica en canchas germanas, donde a pesar de que el equipo chileno no clasificó a la segunda fase, Quintano y Figueroa lograron ser los puntos altos de esa participación. El Mariscal y Don Elías juntos fueron titularísimos en la defensa del llamado Equipo de Todos en doce ocasiones, entre 1973 y 1979. Finalmente, además del torneo alemán, Alberto Quintano jugó en las Eliminatorias para los certámenes de México 1970 y Argentina 1978; más la Copa América 1979.

humberto_donosoHUMBERTO DONOSO (14 partidos, entre 1963 y 1965) El Beto. Comenzó en los clubes Liceo y Norte Unido de su ciudad natal, Arica. Pieza táctica en el Ballet Azul, era rápido en el cruce y fiero en la marca. Ágil, con sentido de ubicación, apelaba a todos los recursos lícitos para cumplir su función en la zona defensiva. Fue campeón con Universidad de Chile en 1959, 1962, 1964 y 1965.// Alineó por Chile en las Eliminatorias al Mundial de Inglaterra 1966, integrando el plantel de 22 jugadores en dicho torneo. Además, el propio Elías Figueroa dijo de él que fue uno de sus referentes en el puesto cuando comenzaba su respectiva carrera.

rene_valenzuelaRENÉ VALENZUELA (46 partidos, entre 1979 y 1988) El Negro. Se inició en el club Lorenzo Arenas. Antes de intervenir en el Mundial de España 1982, el técnico de la Selección Nacional, Luis Santibáñez, lo calificó como “el mejor stopper del mundo”. Pero tal como todo el resto del equipo, sucumbió con la campaña de la Roja en la cita en canchas hispanas. Aún así, en el medio local destacó por su aplicación para alinear en la zaga. Fue campeón con Universidad Católica en 1984. Tres años después, probó suerte en Los Ángeles de Puebla en México.// También formó por Chile en las Copa América de 1979 y 1983, más las Eliminatorias para el Mundial de México 1986.

eduardo_gomezEDUARDO GÓMEZ (21 partidos, entre 1984 y 1987) El Mocho. Debe ser uno de los últimos guapos del fútbol chileno. Sus mejores performances fueron con la camiseta de Cobreloa, siendo partícipe de los logros mineros en los primeros años de la década de los 80. Inicialmente, se desempeñaba como volante ofensivo, sin embargo el técnico Vicente Cantatore lo ubicó en la posición donde logró mayores réditos naciendo una de las mejores duplas defensivas en la historia del balompié nacional al compartir funciones con Mario Soto. // Lo hecho con la camiseta naranja le permitieron llegar a la Selección Nacional, donde primero jugó en las Eliminatorias al Mundial de México 86 y después formó junto a Fernando Astengo el binomio de centrales en el equipo subcampeón de la Copa América de 1987. Su reciedumbre, algunas veces mal entendida, le costó la expulsión en la final de dicho certamen continental ante los uruguayos tras una falta sobre Enzo Francéscoli. A partir de ahí, una recurrente lesión en la rodilla fue mermando su rendimiento no así su continuidad en el profesionalismo. De hecho, recién colgó los botines a fines de 2002, con 44 años de edad, en su natal Deportes Ovalle-.

javier_margasJAVIER MARGAS (63 partidos, entre 1990 y 2000) El Cabeza de Tarro. Referente del Colo Colo campeón de la Copa Libertadores en 1991 y de la Selección Chilena que clasificó y disputó el Mundial de Francia. En los comienzos de su carrera era considerado un tronco, carente de técnica, a pesar de ser titular en el seleccionado juvenil que intervino en el Mundial de la categoría realizado en Chile en 1987. Pero a poco de debutar en el profesionalismo, se fue consolidando como un eficiente stopper, sobre todo con la llegada al cuadro albo del técnico croata Mirko Jozic. Con el europeo perfeccionó su estilo, aventurándose también a los disparos de distancia. Fue esa coyuntura el comienzo de una carrera que lo consolidó como un fuerte zaguero central, efectivo, con personalidad y dueño de un eficiente remate de cabeza. Con los albos fue campeón en cuatro ocasiones (1990, 1991, 1993 y 1996) además de anotar una corona más con Universidad Católica (Apertura 1997). Su campaña en el proceso clasificatorio y en la cita mundialista en los lares franceses –donde conformó una eficiente línea defensiva junto a Ronald Fuentes y Pedro Reyes- le permitieron fichar en el West Ham United inglés. // Además, alineó por Chile en las Copa América 1991, 1993, 1995 y 1999, más las Eliminatorias al Mundial de Corea-Japón 2002.

pablo_contrerasPABLO CONTRERAS (67 partidos, 1999 y 2012) Nacido futbolísticamente en Colo Colo, la mayor parte de su carrera la desarrolló en el exterior donde alineó –entre otros- en el Mónaco francés (1999-2001), Racing de Avellaneda (2001), en el balompié español con el Osasuna (2001-2002) y Celta de Vigo (2003-2007), en la Liga portuguesa con el Sporting de Lisboa (2002-2003) y Sporting Braga (2008), más el fútbol griego en el PAOK Salonica (2008-2011) y Olympiakos (2012-2013). // Alineó por Chile en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, ganando la medalla de bronce. También, en la Copa América de 1999 y en el proceso clasificatorio al Mundial de Alemania 2006. Con Marcelo Bielsa en la Roja, alineó nominalmente como stopper por la izquierda, lo que no le impedía aventurarse en el ataque para buscar el cabezazo.

MENCIONES HONROSAS: Francisco Urroz, campeón con Unión Española (1943) y Colo Colo (1947), su gran oportunidad de alinear en el Mundial de 1950 se vio archivada por la aparición de Arturo Farías. Gustavo Laube, de personalidad especial y considerado imprudente en el puesto, jugó en las Eliminatorias para el Mundial México 70. Guillermo Azócar, campeón con Huachipato (1974) y Everton (1976). Rafael González, zaguero del mítico Colo Colo 73, tal como su compañero de dupla Leonel Herrera estaba tapado por Figueroa y Quintano. Hugo González, campeón en Colo Colo formó dupla titular con Fernando Astengo en las Eliminatorias al Mundial de Italia 90. Y Gonzalo Jara, discutido por un sector de la hinchada pero eficiente para los técnicos que lo han dirigido, ha disputado ya dos Mundiales (Sudáfrica 2010 y Brasil 2014) más uno Sub 20 (Holanda 2005).

¿Estás de acuerdo con esta segunda lista de los Mejores Centrales?

En nuestra próxima entrega presentaremos a los Diez Mejores Laterales Izquierdo.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X