Mario Osbén: 10 datos que explican por qué el “Gato” es un histórico de la selección chilena

Fue el titular de la Selección entre 1979 y 1982. También, campeón con Colo Colo, la Unión Española y Cobreloa.

Guía de: Selección Chilena

osben_roja

Este domingo falleció el popular “Gato”, Mario Osbén, icónico portero de la Selección Nacional bajo la tutela técnica de Luis Santibáñez logrando el subcampeonato de la Copa América en 1979 y la clasificación invicta al Mundial de España dos años después. Esa campaña lo catapultó como el gran sucesor de Sergio Livingstone como el Mejor Arquero de la historia del fútbol chileno, sin embargo la apocalíptica campaña en el Mundial hispano y la aparición del Cóndor Rojas lo privaron de tal unción. Aún así, dejó un legado en nuestro balompié que repasamos a continuación.

1. Mario Ignacio Osbén Méndez jugó un total de 458 partidos en Primera División, desglosados en Deportes Concepción (1970 y 1972-1975, 115 partidos), Unión Española (1976-1979, 103 partidos), Colo Colo (1980-1983, 1985, 70 partidos) y Cobreloa (1986-1992, 170 partidos). También tuvo una estadía en Segunda División –hoy Primera B- en Ñublense de Chillán en 1971.

2. Ganó cinco títulos nacionales: con Unión Española en 1977; con Colo Colo en 1981 y 1983; y Cobreloa, 1988 y 1992.

3. Sus felinos reflejos, además de su característico bigote, llamó la atención de los clubes capitalinos. Incluso, en 1974 fue preseleccionado al Mundial de Alemania siendo inscrito en la lista de 40 que se debía enviar a la FIFA un mes antes del inicio del certamen.

4. Fue el portero ideal para culminar la bipolar táctica del DT Luis Santibáñez, ya que mientras como visitante siempre conjuraba cuando algún delantero hábil superaba la barrera de los cinco zagueros que componían la línea defensiva de la Roja, como local confirmaba su valía porque con el 4-2-1-3 que jugaba Chile en el Nacional –con el stopper que se desdoblaba como volante guardaespaldas de los dos volantes de creación que alineaban, generalmente Carlos Rivas y Manuel Rojas; con Carlos Caszely de 9 Mentiroso –no vengan con la cantinela que Messi fue el primero gracias al “invento” de Guardiola- para acompañar a los punteros –para las nuevas generaciones, así se les decía antes a lo que hoy ustedes conocen como extremos- Patricio Yáñez por la derecha, Gustavo Moscoso en la antípoda más, como centro delantero neto, Oscar Fabbiani en el 79 y Sandrino Castec en el 81- quedaban grandes espacios en la zaga. Así que el Gato estaba presto ante cualquier sorpresa que pudiera armar algún atacante forastero.

5. En el subcampeonato de la Copa América 1979 recibió apenas seis goles en los nueve partidos que disputó con la Roja.

6. Lo mejor fue en las Eliminatorias, donde entregó su valla invicta y registró, quizás, su mejor partido en la victoria chilena de 1-0 sobre Paraguay en Asunción. Su performance en el Defensores del Chaco fue tan perfecta, que fue ahí que se comenzó a hablar con base de que era el sucesor del Sapo Livingstone.

7. Con la llegada de Roberto Rojas a Colo Colo en 1982 comenzó la rotación de ambos porteros en la valla del Popular –hecho que incomodaba y desgastaba a los dos guardapalos-, lo que derivó en su emigración a Cobreloa. Años después, el propio Cóndor Rojas dijo que Mario Osbén era el mejor arquero de la historia, incluso por sobre él.

8. En Cobreloa, Osbén reverdeció laureles, retornando al seleccionado para la Copa América de 1987 y algunos amistosos el año siguiente totalizando 36 partidos “Full International” por la Roja entre 1979 y 1988.

9. En 1992 se retiró de la actividad para comenzar su carrera como técnico. Él fue, justamente, el estratego que posibilitó que la Universidad de Concepción ganara el campeonato de Tercera División en 1997 para ascender a Primera B.

10. En 2000 fue elegido concejal en su comuna natal, Chiguayante.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios