Previa Rumania vs. Chile: 10 imperdibles datos del nefasto partido de mayo de 1982

Hace 35 años, el Carro de la Victoria de Luis Santibáñez chocó con la realidad.

Guía de: Selección Chilena

Hasta Don Elías Figueroa sucumbió en aquella fría noche de mayo de 1982.

Hasta Don Elías Figueroa sucumbió en aquella fría noche de mayo de 1982.

Es inevitable. Desde que se confirmó el amistoso que este martes disputará Chile ante Rumania, en Cluj, en el cierre de su preparación para la Copa de las Confederaciones, los más memoriones han recordado aquella primera vez, la de la fría noche del martes 18 de mayo de 1982 cuando una joven selección rumana le dio un baile a un Chile (2-3) que había creado sueños respecto de que en el Mundial de España protagonizaría presentaciones históricas. Fue el momento en que la hinchada comenzó a despertar. Algunos datos imperdibles de aquella incómoda coyuntura, a continuación.

1. Lo único que se sabía de Rumania, al momento de ingresar al gramado del Estadio Nacional hace siete lustros, era que no había clasificado al Mundial y que venía de perder, en una gira por Sudamérica, con Argentina en Rosario (0-1) y con Perú en Lima (0-2). Muy pocos sabían que en la delegación venían algunos integrantes del seleccionado juvenil que el año anterior había conseguido el tercer puesto en el Mundial de la categoría disputado en Australia.

2. Entre los rumanos que bailaron a Chile aquella noche se contaba con un desconocido Gavril Balint. Cinco años después, él ganó con el Steaua Bucarest la Copa de Campeones de Europa -hoy Champions League- tras superar en la final al Barcelona. Y su carrera culminó con su intervención en el Mundial de Italia 90.

3. En aquella nefasta noche debutó, en encuentros Full International, el volante Armando Alarcón, bastión del Cobreloa campeón 1980 y subcampeón de la Copa Libertadores 1981. Tras ese cotejo, el popular Negro no quedó en la lista de los 22 que viajaron a España.

4. De lo poco que se hablaba de Rumania en aquellos días era que se trataba de un plantel joven, que estaba iniciando un nuevo proceso que aspiraba llegar al Mundial de 1986 -que, en aquellos días, aún estaba asignado para Colombia-. De hecho, diez de los que jugaron ante Chile clasificaron a la Eurocopa de Francia 1984 desbancando a la entonces Checoslovaquia y al vigente campeón mundial, Italia, al que venció por 1-0 en Bucarest, el 15 de mayo de 1983. O sea 362 días después de su victoria sobre Chile.

5. Es más, Gavril Balint, Mircea Rednic, Michael Klein, Ioan Andone y Rodion Camataru, titulares en Ñuñoa, extendieron su currículum al jugar por su país en el Mundial italiano, ocho temporadas más tarde. O sea, queda claro que aquel equipo desconocido tenía sus kilates…

6. Previo al duelo con los rumanos, la Roja había sólo jugado seis partidos Full Internacional tras su clasificación mundialista. Registraba sólo dos victorias (un doble 2-1 sobre Perú), tres empates (1-1 con España y 0-0 con Uruguay y Brasil) y una derrota (0-1 con Perú en Lima). El momento político del país perjudicó las relaciones públicas internacionales para concretar amistosos de peso.

7. Si bien la derrota ante los rumanos terminó por abrirle los ojos a la hinchada, el calvario había comenzado semanas antes, el 29 de abril cuando se igualó sin goles con el Real Oviedo, en ese entonces en la Segunda División española, en dicha ciudad asturiana donde Chile jugaría por el Grupo B del Mundial. Ese partido se había pactado para que los ovetenses comenzaran a encariñarse con la Roja para que la apoyaran durante el certamen. Pero, tras lo visto en el Carlos Tartiere, algunos comenzaron a pensar en un papelón en la península ibérica.

8. Para aumentar la angustia, tras la debacle ante los rumanos el 26 de mayo Chile recibió al Inter de Milán. El resultado fue otra paridad sin goles. Sin embargo, nuestro representativo tuvo la oportunidad de abrir la cuenta mediante un lanzamiento penal que sirvió Carlos Caszely. Lamentablemente, el remate del atacante colocolino se fue desviado, hacia la derecha del portero Stefano Tacconi. Fue la sinopsis de lo que sucedió, posteriormente, el 17 de junio ante Austria.

9. A pesar de esos sinsabores en los amistosos, el técnico Luis Santibáñez continuó con su discurso de que aún había tiempo para subirse al Carro de la Victoria. Para atizar más el ambiente, apenas llegó a España el DT aseguró que Chile quedaría entre los semifinalistas. Los papelones en Oviedo y Gijón terminaron por volver a todo el país a una cruenta realidad.

10. En enero de 1984, la Selección Preolímpica que se preparaba para disputar la clasificación para los Juegos de Los Ángeles se adjudicó un cuadrangular en Guayaquil, donde empató con Ecuador y venció a Polonia y Rumania, con un sendo 2-1. En el plantel rumano estaba incluido un joven volante que estaba haciendo sus primeras armas en la Selección Rumana. Ese mozalbete se llamaba Gheorghe Hagi.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X