¿Qué “conclusiones” pudo sacar Lasarte de su debut en La Roja? Esto mostró Chile ante Bolivia

Para ser el primer partido, aprobado.

Guía de: Selección Chilena

Luis Jiménez, tras casi una década, retornó a la Selección Nacional. El regreso se timbró con su gol.

Luis Jiménez, tras casi una década, retornó a la Selección Nacional. El regreso se timbró con su gol.

La estadística recordará que un viernes 26 de marzo de 2021, en Rancagua, se inició la era de Martín Lasarte en la Selección Nacional con un triunfo 2-1 sobre Bolivia. No faltará la crónica que publicará que después de un buen primer tiempo donde la Roja exhibió intensidad y profundidad, en el complemento se perdió ante la presión y despliegue altiplánico.

Aun así, se puede decir que lo visto en el césped rancagüino marcó de inmediato diferencias con lo que se apreciaba en el anterior proceso. Por lo menos, ya no se vio a un Chile con el fútbol ochentero del toque corto, timorato, somnoliento, esperando sorprender al rival de turno con elegancia. El desglose de esas diferencias, a continuación.

Lasarte había dicho en la previa que el partido le serviría para sacar “conclusiones” de cara a los próximos desafíos, ¿cuáles pudieron ser?.

Aspectos generales. A nivel macro se apreció la intención de jugar en bloque, manteniendo las tres líneas del equipo no separadas para evitar las consabidas lagunas que pudieran ser aprovechadas por el rival.

La primera gran diferencia respecto al anterior período, ya se esbozó algunas líneas más arriba, fue que los seleccionados chilenos, cuando no tenían el balón, presionaban al rival para lograr su pronta recuperación. Fue ese aspecto fue el que fortaleció la intensidad en el ritmo de la Roja.

También, se buscaba el pase largo sobre todo el que nacía desde la mitad de la cancha. A esto bien vale agregar que eso era la señal de que el ritmo se aceleraba para tratar de sorprender al contrincante cuando trataba de acomodarse en su último sector.

Jean Meneses protagonizó la salida de libreto del partido para anotar el 2-1. El pequeño atacante cumplió.

Jean Meneses protagonizó la salida de libreto del partido para anotar el 2-1. El pequeño atacante cumplió.

La Zaga. La base es una Línea de Cuatro, dogma para Lasarte. A partir de ahí, los laterales tenían libre albedrío para subir por la banda –contando con la cobertura de los mediocampistas y punteros de sus respectivos flancos-. A todo eso, el contar con Claudio Bravo significa un plus gracias a su juego con los pies, que propiciaba la habilitación larga aérea para evitar la burocracia del mediocampo -¿cuántas veces hemos destacado esta estrategia?-.

Respecto a los centrales, Gary Medel por la derecha y Sebastián Vegas por la izquierda tenían delimitados sus sectores, por ende se apeló a la marcación zonal. Sin embargo, Vegas se adelantaba para tomar al rival de su flanco, incluso, en mitad de cancha lo que significaba que Medel se desdoblaba para cubrir ese lado cuando fuera necesario –por ahí el Pitbull hizo gala de su velocidad para cortar, con acierto en el timming, a un rival que se perfilaba por el sector zurdo de la defensa nacional-.

El bemol fueron los balones aéreos, los que siempre intentaron aprovechar los bolivianos cuando se les presentó la ocasión –por esa vía los vecinos del norte anotaron el empate parcial-. Es verdad que Gary Medel asegura buena administración de la jugada en el sector, pero su estatura puede jugar en contra cuando se enfrente a rivales más altos de equipos con mayor tonelaje que el boliviano. Por lo menos, el cuerpo técnico sabe que puede contar, para solucionar aquella falencia, con Guillermo Maripán y Francisco Sierralta.

En el primer tiempo la línea de ataque chilena se vio positivamente. Pero en el complemento, casi ni se notó.

En el primer tiempo la línea de ataque chilena se vio positivamente. Pero en el complemento, casi ni se notó.

Mediocampo. Interesante fue lo que mostró el trío Tomás Alarcón-Pablo Galdames II-César Pinares. Porque los tres se vieron muy movedizos, trocando perfiles de manera constante. Fundamentalmente, mientras Alarcón y Pinares siempre transitaron a lo largo de la cancha, Galdames hijo protagonizaba coberturas por todo lo ancho, recuperando y buscando siempre la habilitación hacia adelante.

La población en el sector aumentaba con la subida de los dos laterales y el retroceso, sobre todo, de Fabián Orellana y Luis Jiménez. Todos reluciendo la intensidad que, al parecer, caracterizará de sobremanera la Era Lasarte y, con el balón a favor, buscando la salida rápida con un cambio de ritmo, el trazo largo o el cambio de frente.

Atención con el gran detalle cuando el rival hace pressing. Los bolivianos lograron enredar a ratos el andamiaje chileno cuando apuraban. También, sobre todo en el complemento, Bolivia se vio mucho mejor cuando le escondió el balón a los chilenos, coincidiendo con la ausencia en cancha ya de César Pinares.

En esos minutos se echó de menos a alguien que calmara ese enredo para retomar el control del juego. Por ejemplo, cuando Carlos Palacios se atrevió a asumir ese rol logró crearle espacios a la internada de Eric Wiemberg cuyo remate final se fue elevado. Pero por lo menos hubo intención. (79’) Pero fue sólo un chispazo.

Eric Wiemberg, Jean Meneses y César Pinares cumplieron en el debut de la Era Lasarte.

Eric Wiemberg, Jean Meneses y César Pinares cumplieron en el debut de la Era Lasarte.

Ataque. Fundamentalmente, se buscaba la proyección por las bandas, para intentar abarcar lo ancho de la cancha con hasta seis hombres para llegar hasta la última zona boliviana y, por ende, buscar profundidad.

De forma paralela, Luis Jiménez alineó como 9 Falso para arrancar desde tres cuartos de cancha. A ratos, incluso, se inclinó hacia la derecha para buscar sacar el centro o la combinación.

Justamente, por el carril diestro –sobre todo, en el primer tiempo- surgió un interesante tándem entre Daniel González, muy incisivo cuando se lo propuso, y Fabián Orellana, que aportó ayudando en el desahogo de la última línea.

También, se favoreció la improvisación en los últimos metros para buscar la concreción, tal como sucedió con el tanto de Jean Meneses.

Sin embargo, en el segundo tiempo los de arriba no lucieron. Justamente, porque no se contó con el enlace que se anotó en la primera etapa, encarnado en César Pinares. Atención a ese aspecto, porque un hombre en esa labor –por obviedad- le cambia el rostro a esta Selección Nacional versión Lasarte.

Palabras al cierre. Para ser el inicio del proceso, bienvenido el triunfo. Para la vista, insistimos, no se vio el estilo cauteloso de la anterior etapa sino que se asoma una recuperación en mayor despliegue e intensidad que tanto gusta al hincha de la Roja. Por de pronto, hay tiempo para mejorar las falencias que se anotaron en este primer pleito a la espera de la reprogramación de las fechas de las Eliminatorias mundialistas.

En otro plano, Claudio Bravo volvió a lucir la jineta de capitán. Lo hizo jugando con la dorsal número 22, en homenaje al recordado Mario Osbén.

CHILE 2-1 BOLIVIA

CHILE (4-3-3): Claudio Bravo; Daniel González (87’ Ignacio Saavedra), Gary Medel, Sebastián Vegas, Erick Wiemberg; Tomás Alarcón, Pablo Galdames II, César Pinares (64’ Pablo Parra); Fabián Orellana (64’ Carlos Palacios), Luis Jiménez (72’ Ángelo Henríquez) y Jean Meneses (87’ Clemente Montes). DT: Martín Lasarte

BOLIVIA (4-4-2): Carlos Lampe; Diego Bejarano (74’ Oscar Rivera), Ronny Montero, Gabriel Valverde, José Sagredo; Juan Carlos Arce (64’ Alejandro Chumacero), Erwin Saavedra (64’ Diego Wayar), Leonel Justiniano (74’ William Alvarez), Roberto Carlos Fernández (56’ Ramiro Vaca); Gilbert Álvarez (46’ Rodrigo Ramallo) y Marcelo Moreno Martins. DT: César Farías

Goles: 1-0, 11’ Luis Jiménez (Chi); 1-1, 18’ Marcelo Moreno Martins (Bol); 2-1, 20’ Jean Meneses (Chi)

Árbitro: Juan Benítez (Paraguay)

Estadio: Parque El Teniente de Rancagua

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios