¿Quién armó a la Generación Dorada e “La Roja”: Sulantay, Bielsa o Sampaoli?

Interesante debate sobre los orígenes de los bicampeones de América.

Guía de: Selección Chilena

La Roja dueña de América en 2015. Fue el punto cúlmine de un grupo que tuvo su inicio una década antes.

La Roja dueña de América en 2015. Fue el punto cúlmine de un grupo que tuvo su inicio una década antes.

El debate está sobre la mesa, tras las declaraciones de José Sulantay, técnico de la Sub 20 tercera en el mundo en 2007, al señalar el pasado 25 de junio que “todo el crédito se lo dan a Marcelo Bielsa, pero a la Generación Dorada la armé yo”. El tema, incluso, ya ha sido analizado en algunos programas de televisión por lo que intentaremos llegar a alguna conclusión sobre el tema.

Definición. Primero que todo, contextualicemos. Una definición simple de generación es “toda la gente que nace y vive más o menos al mismo tiempo, considerada colectivamente”. En la actividad deportiva, sobre todo en el fútbol, se da en utilizar la denominación de Generación Dorada al grupo de jugadores que destaca en un determinado período de tiempo alcanzando logros a nivel internacional.

Ejemplos hay muchos. Está Polonia, que entre 1972 y 1982 alcanzó dos terceros lugares en los Mundiales de 1974 y 1982 más una medalla de oro olímpica en 1972 y otra de plata cuatro años después. Ese grupo estuvo liderado por Grezegorz Lato, Kazimierz Deyna y Robert Gadocha a quienes, posteriormente, se agregaron –entre otros- Jan Tomaszewski, Wladyslav Zmuda y Zbigniew Boniek.

También contemos a Bélgica, que entre 1980 y 1990 fue subcampeona de Europa (1980), cuartofinalista en el Mundial de España 82 y semifinalista en México 86. Aquel plantel tuvo como referentes a Jean Marie Pfaff, Eric Gerets, Jan Ceulemans y Enzo Scifo.

Ni hablar de la Holanda doble subcampeona mundial en 1974 y 1978, más semifinalista europea en 1976 con Johan Cruyff a la cabeza secundado por Johan Neskeens, Johnny Rep, Arie Haan, Rob Rensenbrink y Jan Jongbloed.

En el caso de Chile, antes de los bicampeones de América hubo otras generaciones de buenos jugadores que integraron la Selección Nacional. Resalta el plantel doble subcampeón continental en 1955 y 1956, con Rodolfo Almeida, Manuel Álvarez, Isaac Carrasco, Ramiro Cortés, Misael Escuti, Enrique Hormazábal, René Meléndez, Manuel Muñoz, Jorge Robledo y Leonel Sánchez.

También está el grupo subcampeón de la Copa América 1979 y clasificado para el Mundial de España 82 con Mario Osbén, Elías Figueroa, Carlos Rivas, Carlos Caszely y Patricio Yáñez.

Otros planteles destacados –o generaciones- que vistieron la camiseta roja fue la que clasificó al Mundial de Alemania 74, con Colo Colo y Unión Española como bases del equipo, o la de 1987-1989 a la que, más allá del Maracanazo del Cóndor Rojas, se le avizoraba un buen porvenir tras su acceso a la final de la Copa América 1987.

Bélgica subcampeona de Europa 1980. Fue el comienzo de una gran etapa del seleccionado flamenco.

Bélgica subcampeona de Europa 1980. Fue el comienzo de una gran etapa del seleccionado flamenco.

Factor Sulantay. Con el contexto planteado, vale recordar que José Sulantay tuvo a su cargo a la Selección Sub 20 en los Mundiales de Países Bajos 2005 y Canadá 2007. Certámenes de los cuales surgieron los integrantes iniciales de los bicampeones de América. De aquel primer Mundial pasaron Matías Fernández, Carlos Carmona, Marcelo Díaz, Gonzalo Jara y José Pedro Fuenzalida. De la cita en Norteamérica, Mauricio Isla, Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez.

Con esta base, las declaraciones de Sulantay tienen asidero porque se está refiriendo a nueve jugadores que ganaron su nicho en la Selección Absoluta. Súmele a eso, sobre todo en el grupo que fue a Canadá, la mentalidad. “Seremos campeones mundiales” era la frase más recurrida de esos mozalbetes, la que de no haber sido por la polémica semifinal con Argentina –con el cuestionado arbitraje del alemán Howard Stark- tal vez se habría encarnado esa aspiración.

Factor Bielsa. Con la llegada de Marcelo Bielsa a Pinto Durán en agosto de 2007 el tema se fue fortaleciendo. Con agregados que fue apreciando el rosarino en el campeonato local, como Jean Beausejour a quien llamó después de apreciar sus piques por la banda izquierda en un duelo entre su entonces equipo O’ Higgins ante Audax Italiano en el antiguo Estadio de La Florida; Jorge Valdivia, que hacía de las suyas en Palmeiras; Claudio Bravo, que tras su debut en las Eliminatorias ante Colombia en Barranquilla, en noviembre de 2005, se había apropiado de la titularidad en los parantes chilenos comenzó a darle forma a la Generación; y Humberto Suazo, el referente goleador del Colo Colo multicampeón de Claudio Borghi.

Súmele a ello la identidad de juego –pressing constante y prioridad ofensiva- completó el círculo virtuoso que alcanzó su cenit con el segundo puesto en las Clasificatorias al Mundial de Sudáfrica 2010 –incluyendo el primer triunfo oficial sobre Argentina- y en los dos triunfos en Mundiales –doble 1-0 a Honduras y Suiza- tras 48 años de sequía de victorias en la máxima cita del balompié.

Polonia celebra en el Mundial de 1974. Una década fue en la que los este-europeos destacaron en la órbita internacional.

Polonia celebra en el Mundial de 1974. Una década fue en la que los este-europeos destacaron en la órbita internacional.

Factor Sampaoli. Tras la etapa de Claudio Borghi en la Roja, que terminó abruptamente tras una seguidilla de derrotas en el segundo semestre de 2012, llegó Jorge Sampaoli avalado por sus campañas con Universidad de Chile, destacando el título en la Copa Sudamericana 2011.

Ojo con lo del casildense, porque para asegurar la clasificación al Mundial de Brasil utilizó, sin pretenderlo, una mixtura entre el Colo Colo subcampeón del mencionado torneo y la U campeona de dicha Copa. A saber, Arturo Vidal, Matías Fernández y Alexis Sánchez, por los albos; Marcos González, Eugenio Mena, José Rojas, Charles Aránguiz, Marcelo Díaz y Eduardo Vargas por los azules. Súmele a todos ellos los ya consagrados Claudio Bravo, Gary Medel, Mauricio Isla, Jorge Valdivia y Jean Beausejour entre otros que terminaron por constituir la base de los planteles que se hicieron dueños de América en 2015 y 2016.

Conclusiones. Con todo lo expuesto, ¿qué se puede decir? Que el armado de una Generación Dorada es un proceso gradual que se va conformando con el surgimiento de potenciales integrantes que destacan por su desempeño en la cancha que los llevan a las principales ligas del planeta –las referencias de Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel ahorra todo comentario-.

En el caso específico de los bicampeones de América, en el sentido estricto de armar a la Generación, efectivamente el alfarero fue José Sulantay. Los nueve jugadores que nombramos en los primeros párrafos respaldan los dichos del estratego coquimbano.

Si Sulantay fue el que armó el tema, Marcelo Bielsa entonces fue el que le dio forma consolidando una idea de juego que ya se había lucido con los Sub 20 en Canadá –línea defensiva con tres jugadores, ataques por las bandas, prioridad ofensiva-.

Finalmente, Jorge Sampaoli fue el que consolidó la propuesta, matizando su táctica de ataque vertiginoso –la derrota ante Países Bajos en el Mundial de Brasil fue el punto de inflexión- para culminar con el título de la Copa América 2015.

¿Y Juan Antonio Pizzi, quien dirigió al plantel campeón de la Copa América Centenario 2016? Bueh, el Macanudo sólo administró lo que hicieron sus antecesores. Que no supo capitalizar todo eso para clasificar al Mundial de Rusia 2018 es otra historia…

Una de las formaciones de la Generación Dorada en el título de 2015.

Una de las formaciones de la Generación Dorada en el título de 2015.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios