Selección Chilena: Las 8 teorías conspirativas más insólitas sobre la Roja

El imaginario colectivo da para todo, incluso para justificar reveses históricos en la Selección Nacional. Bueno, eso era hasta hasta principios de julio porque… ¿no ve qué ahora somos campeones de América, modestamente?

Guía de: Selección Chilena

En los 105 años de historia de la Selección Chilena ha habido triunfos notables, algunos con tintes legendarios. Pero también desastrosas derrotas o algún imprevisto que perjudicó el rendimiento del equipo, ante lo cual no faltó quien le dio un aderezo de justificación para tapar los errores consumados. Una suerte de teoría de conspiración, expresión tan en boga en los tiempos actuales para intentar buscarle explicación a algunos sucesos. He aquí algunos de esos ejemplos vestidos con la camiseta roja.

* Nos perjudicaron en el sorteo del Mundial de Uruguay (11 de julio de 1930): Para la primera cita ecuménica del balompié, nuestro representativo fue ubicado en el único grupo con cuatro equipos –incluyendo a Argentina- del que sólo clasificaba uno para la siguiente ronda. Según la creencia popular, esa movida fue para perjudicar a los chilenos. Incluso, que al directivo nacional Aquiles Frías no lo dejaron ingresar al salón del Hotel des Angless donde se realizaba el sorteo para defender nuestra opción. Incluso, Frías dijo que no le habían avisado. A ese extremo se llegó insinuando un complot.

¿Cuál es la verdad? Que el personero chileno se atrasó en la citación y por eso no pudo ingresar a la mencionada sala.

Los capitanes de Argentina, Manuel Ferreira, y de Chile, Guillermo Subiabre, en la previa al duelo final de su grupo en Montevideo.

Los capitanes de Argentina, Manuel Ferreira, y de Chile, Guillermo Subiabre, en la previa al duelo final de su grupo en Montevideo.

* Cambiaron a todos los norcoreanos (15 de julio de 1966): Tras debutar con una derrota ante Italia (0-2) la Roja debía vencer en su segundo pleito en el Mundial de Inglaterra a la bisoña Corea del Norte, para mantener sus opciones de clasificar a los Cuartos de Final. Incluso, la lógica nos favorecía. Tras los 90 minutos hubo empate 1-1, y no faltó que algunos jugadores dijeran que en el entretiempo cambiaron a todo el cuadro asiático, aprovechando que eran similares en facciones y ojos rasgados. Y que por eso pudieron mantener su estado físico inalterable durante todo el cotejo, corriendo hasta el último pitazo.

¿Cuál es la verdad? Una de las características del balompié de aquella zona del mundo era el suplir las carencias técnicas con un despliegue rápido en el campo. Además, aquello que cambiaron a toda la oncena fue una excusa para intentar justificar el no haber podido imponerse a un elenco que, se suponía, inferior.

* La KGB vigila a Don Elías (26 de septiembre de 1973): El partido con Unión Soviética en Moscú, quince días después del Golpe de Estado de 1973, ha dado para variados mitos. Uno de ellos apunta a que durante las prácticas de la Selección Chilena en el estadio Lenin, un par de misteriosos tipos sentados en la tribuna filmaban con cámaras de cine los entrenamientos del equipo, sobre todo de la dupla defensiva integrada por Elías Figueroa y Alberto Quintano. ¿Cómo iban a saber aquellos personajes que el DT Luis Álamos iba a alinear con ellos dos, si no había difusión del partido y apenas se tomaba en cuenta a los chilenos?

¿Cuál es la verdad? Según lo que han mencionado algunos jugadores que estuvieron en ese legendario pleito, nunca vieron a nadie filmándolos. Ni menos, a algún reportero con grabadora para sacarles cuñas para los programas de las 2 de la tarde.

Don Elías y el Mariscal Quintano anularon todas las cargas de los soviéticos. ¿Eso estaba considerado por la KGB?

Don Elías y el Mariscal Quintano anularon todas las cargas de los soviéticos. ¿Eso estaba considerado por la KGB?

* Brujerías a Zamorano (24 de junio de 1993): En el marco de la Copa América del Ecuador, la Roja llegaba a su último partido, en la fase de grupos, con la posibilidad de clasificar a Cuartos de Final sólo empatando con Perú. Para mejor, se había unido Iván Zamorano, quien llegó al centro del mundo con el respaldo de una gran campaña debut en el Real Madrid. Pero Chile perdió ante los del Rímac –se incluye el penal que desperdició José Luis Sierra- y quedó eliminado. Zamorano, quien hizo tándem con Richard Zambrano –lo que llevó a un matutino decir que Chile jugaría con el Plan Zeta-Zeta- no pudo embocar nada en la portería nortina. Algunos señalaron que Bam Bam estuvo con la mira desviada por culpa de unos chamanes peruanos que en la previa habían hecho algunos ritos para mufar al delantero e impedir que anotara.

¿Cuál es la verdad? En aquel partido, Chile no tuvo la claridad para superar a un ordenado Perú que se fortaleció con la apertura de la cuenta, gracias a un penal cobrado por José del Solar. Ahora bien, no hay que creer en brujos pero de que los hay, los hay. Porque cuatro años después, antes del crucial duelo por las Eliminatorias al Mundial de Francia en Santiago –que la Roja ganó 4-0- se repitió el denominador brujístico con Marcelo Salas. El problema es que el Matador les facturó tres goles.

Bam Bam Zamorano no apuntó ningún balón a la portería peruana en junio de 1993.

Bam Bam Zamorano no apuntó ningún balón a la portería peruana en junio de 1993.

* La camiseta era mufa (1995): Junto con el comienzo de la era del vasco Xabier Azkargorta al frente de la Roja, el representativo estrenó nuevo auspiciador –y, por ende, nuevo diseño- de su camiseta. Se trataba de una marca brasileña que sustituyó a la tradicional firma alemana que vistió a la Selección entre 1993 y 1994. El caso es que en ese año los resultados y la forma de juego del equipo no fueron del gusto del aficionado –el numerito en la Copa América, donde sólo se anotó un punto gracias a un empate con los bolivianos fue lo peor de aquel período- le hicieron perder rating al estratego. No faltó el que culpó a la camiseta, que no era muy popular tampoco.

¿Cuál es la verdad? A inicios de 1996 el directorio de la ANFP revisó el contrato con la firma brasileña y se determinó que había incumplimiento de deberes. Por eso, se les despidió y entró a la cancha la firma que hizo popular la camiseta que lució Chile entre ese año y 2000. Aquella con cuello azul y vivos blancos en la zona de los hombros.

* Los argentinos nos lesionan a Alexis (23 de septiembre de 2007): El tocopillano militaba en River Plate, y ese día enfrentó a Tigre. Corrían 10 minutos cuando Sánchez recibió un fuerte golpe que derivó en la rotura de ligamentos del tobillo izquierdo, dejándolo un par de meses fuera de las canchas. El detalle es que dos semanas después de ese pleito, Chile debutaba por las Eliminatorias al Mundial de Sudáfrica enfrentando a… Argentina en Buenos Aires. No faltó quien asoció todo a una campaña para bajar a uno de los principales referentes de la Roja de Bielsa, citando incluso lo sucedido cuatro años antes cuando se fracturó al volante Pablo Galdames, en ese entonces en Racing de Avellaneda, y que era pieza clave en el esquema del DT Juvenal Olmos.

¿Cuál es la verdad? Que fue una jugada de fútbol, nada más. Habría que hilar demasiado fino para pensar siquiera que los trasandinos querían lesionar a Sánchez. ¿O tal vez sí?

* Nos perjudicaron en el sorteo del Mundial de Brasil (6 de diciembre de 2013): Hasta videos en You Tube se viralizaron videos explicando que los emparejamientos en la cita de Brasil estaban arreglados de antemano, lanzando tesis como que las papeletas que estaban en los bolones del sorteo milagrosamente aparecíaan estiradas cuando el Secretario General de la FIFA, Jerome Falcke, las mostraba al público. De esta manera, se afirmó que los brasileños buscaban un rival accesible en Octavos de Final. Y qué mejor que Chile, que había quedado con España y Holanda en la misma serie.

¿Cuál es la verdad? Desde la década de los 80 prácticamente todos los sorteos son dirigidos, sobre todo para darle una ayudita al anfitrión. Además, pensar que los brasileños esperaban enfrentarse a la Roja –tal como había sucedido en Francia 98 y Sudáfrica 2010- era una apuesta demasiado arriesgada porque la lógica –sobre todos la de los europeos- indicaba que los clasificados serían los hispanos, vigentes campeones mundiales, y holandeses, los subcampeones en ese entonces.

* Complicaron a la Sub 20 con la programación (enero de 2015): En el pasado Sudamericano Sub 20, y sobre todo antes del comienzo del torneo, se reclamó que al equipo chileno se le había menoscabado al programar sus cuatro partidos en la primera fase en el lapso de siete días, lo que suponía que no tendría el descanso necesario para enfrentar cada juego.

¿Cuál es la verdad? Por los resultados y desempeño mostrados en aquel certamen, lo de la programación poco o nada influyó en el descalabro de los juveniles.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X