Sin Jorge Valdivia, ¿quién podrá defendernos?

Tras confirmar su renuncia a la Selección, el Mago cierra su estancia en la Roja donde brilló en la cancha… pero fuera de ella registró los más bizarros episodios.

Guía de: Selección Chilena

Las frases escritas este jueves por Jorge Valdivia en su twitter fueron directas, como los pases al vacío que envía en la cancha. (A los que han) preguntado si me retiré de la selección y la respuesta es sí. Gracias por todo y disculpas por los errores en su momento. A partir de ahora estoy del mismo lado de ustedes, como hincha, y deseándole lo mejor a mis compañeros y a Chile“.

El centrocampista, que también se despidió del club Palmeiras para volver al rentado balompié de Emiratos Árabes, había dado ya pistas sobre su dimisión en la noche del martes. Siempre por la mencionada red social, Valdivia escribió, adjuntando la foto en que aparece sonriendo tras anotarle a Australia en el pasado Mundial de Brasil, que es con esa alegría que espero me recuerden. Gracias por haber pertenecido a la selección. Que Dios cuide a la Selección“.

Sin Jorge Valdivia

Foto: Alfonso Diaz

Con su partida se cierra un libro cuyo protagonista es un talentoso con los estoperoles que vive la vida tal como juega al fútbol: jugando el día a día, con alegría. Técnicamente, Jorge Valdivia es el mejor exponente de aquellos referentes que visten la camiseta 10 del Volante de Enlace para sorprender al rival con un pase a las espaldas de los defensores o algún remate de distancia, colocado sin alcance para el portero.

En su currículum se mostrará que alineó en 60 partidos Full International, tras su debut el 18 de febrero de 2004 ante México. Tal vez su mejor partido con la camiseta roja fue el 10 de octubre de 2009, en Medellín, ante Colombia en la penúltima fecha de las Eliminatorias al Mundial de Sudáfrica.

Ingresó a los 30’ por Matías Fernández, en momentos que la cuenta estaba 1-0 en contra. Cinco minutos después, el marcador mostraba un 2-1 a favor de Chile, tras dos acciones del Mago –el tiro libre que cabeceó Waldo Ponce y el pase a Fabián Orellana para habilitar a Humberto Suazo-. Su gol que estableció el 3-2 timbró su monumental faena. Y la habilitación a Orellana para que el Poeta marcara el 4-2 definitivo, lo redimió.

Redención que llegó para bajarle el volumen al escándalo del Puertordazo, cuando le dio con mezclar rebanadas de jamón con mermelada y lanzarlas a los compañeros que lo secundaban en el comedor del hotel en Puerto Ordaz, durante la Copa América.

Redención que pareció valer nada, a fines de 2011, con el particular desayuno que tuvo con su amigazo Jean Beausejour en un café en Providencia, teaser de lo que sucedió semanas después con el llamado Bautizazo.

Todo eso quedará en el libro de Jorge Valdivia que relatará su paso por la Selección. Sin intermedios, ya que para unos es “un loco” en el buen sentido de la palabra; para otros, simplemente, “un irresponsable”.

Por eso vale preguntarse lo siguiente: sin Jorge Valdivia en la Selección Chilena, ¿quién podrá defendernos?…

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X