Sólo los penales (y los palos) eliminaron a Chile: Las claves de un partido épico

En un partido épico, la Roja guapeó a Brasil empatando 1-1 tras 120 minutos de juego. En la lotería final, sólo la fortuna le dio una mano al Scratch.

Guía de: Selección Chilena

¿Cuántas veces hemos visto esta escena de los muchachos de la camiseta roja mordiendo la derrota tras una definición a penales? Sucedió en la final del Sudamericano juvenil de 1975. Sucedió en la disputa del tercer lugar del Mundial Sub 20 de 1987. Sucedió este sábado.

Chile hizo pasar el gran susto de su existencia a Brasil empatando 1-1, jugando mejor, con más personalidad, con mejor elementos para inclinar la balanza a su favor. Con un Gary Medel y Alexis Sánchez recordando que aun se mantiene vivo aquello de amar a la camiseta.

Chile se va del Mundial de Brasil ante un rival que demostró que no es la fuerza futbolística de antaño y que no tiene argumentos futbolísticos de peso para seguir superando etapas.

Chile se va, y sin ánimo de apelar a los maneados triunfos morales, sabiendo que pudo haber terminado de mandar a la basura todos los libros de historia. Que ante el Scratch hizo un partido monumental. Que eso quedará en los registros, además de haber eliminado al campeón vigente, los españoles. Y sería…

El partido

Brasil presionando desde el inicio, con Fernandinho corriendo a lo largo repartiendo leña si fuera necesario. Si no, que lo diga Charles Aránguiz a los 2’. Gary Medel devolvió la gentileza en la jugada siguiente, sobre Neymar. Esas dos jugadas fueron el teaser de que ambos equipos no regalarían nada y que le pleito sería trabado.

Chile, al contrario de los locales, cuando tenía el balón apelaba a la rotacipon buscando el resquicio para realizar la transición al ataque. No se apostó al pelotazo largo hacia los tres cuartos de cancha, tal como se encarnó ante España.

Sin embargo, había lagunas en los pasillos derechos de la Roja, los que fueron aprovechados por los piques de Luiz Gustavo y Hulk. Lo peor es que fue a través de las pelotas detenidas por donde el Scratch provocó más daño, y que propició la apertura de la cuenta gracias a un tiro de esquina pivoteado hacia el segundo palo. Jugada añeja pero efectiva.

Tras la apertura, obvio, los brasileños esperaron en su sector mientras los chilenos rotaban el balón buscando algún resquicio. Y cuando recuperaba la pelota, el elenco amazónico salía velozmente buscando a Neymar.

Pero Chile se mantuvo en su propuesta, presionando. Hasta que logró su objetivo al aprovechar un desacuerdo entre los zagueros locales, que tomó Eduardo Vargas para cederla a Alexis Sánchez y comenzar a sembrar el terror entre los pentacampeones mundiales.

 

El empate fue sicológico para ambos cuadros. Por el lado de la Roja, se fortaleció aún más apurando el trámite y poniendo nerviosos a sus rivales, quienes comenzaron a acusar desinteligencias.

alexis3

Chile guapeaba, con un Gary Medel que se olvidó del microdesgarro en el muslo izquierdo e impuso respeto en su zona en su estilo. Arturo Vidal correteaba y retaba a sus compañeros para no volver a cometer errores. Y Alexis Sánchez retrocediendo para recuperar el balón, además de provocar daño arriba. El punto bajo fue Mauricio Isla, quien aún no se haya -¿qué diablos le sucede al Huaso?- y cometió algunos errores que, gracias al Cielo, no fueron bien aprovechados por los amazónicos. Al otro lado, Eugenio Mena se proyectó por su banda buscando a sus compañeros… aunque igual se mandó una con la mano intencional que le costó la tarjeta amarilla.

A fin de cuentas, Chile estaba cumpliendo macizamente su labor ante un Brasil que, después de comenzar con el papel de Goliat, comenzó poco a poco a ponerse nervioso. Y su astro Neymar –metafóricamente, el cabro chico bueno para la pelota en el pasaje ya que sin él, la Verdeamarela no era poderosa- perdió a ratos los estribos por los saludos que le enviaban con sus estoperoles Medel, Vidal y Silva.

El gol anulado a Hulk, en el comienzo del segundo tiempo, aumentó el nerviosismo en el elenco local. Mientras que Jorge Sampaoli sacó a Vargas –inexplicable cambio para algunos- para mandar a Felipe Gutiérrez para aumentar el volumen en el medio juego.

Cuando había equilibrio, a eso de los 65’ Mauricio Isla -¡por fin!- llegó a línea de fondo para enviarla a Charles Aránguiz, quien con su remate hizo trabajar al portero Julio César.

A esa altura, ya había tensión. Cualquier cosa podía suceder…con una Verdeamarela tratando de controlar el sistema nervioso central y esperando en su zona. La Roja, en tanto, con personalidad buscando con calma el momento del zarpazo. Y cuando fue exigido, Claudio Bravo reconfirmó que está en el podio de los tres mejores arqueros chilenos de la historia.

El alargue

En los tensos 30 minutos adicionales Chile se veía más entero, con Mauricio Pinilla misionado para meterse en la última zona contrincante, mientras que ante la ausencia de Vidal quien debió asumir las labores de enlace fue Felipe Gutiérrez.

Pero la escena no cambiaba. Brasil muy cauto, con sus líneas juntas sin soltarse buscando el pelotazo que pudiera pillar a Neymar o al grandote Jo.

Las lágrimas de Medel, al salir en camilla, fueron el reflejo de la guapeza que mostró el equipo nacional. Desgarrado y todo, impuso respeto ante jugadores que cotizan sobre los 40 millones de Euros.

Chile esperando, y cuando la tuvo en los últimos tramos el remate de Pinilla en el horizontal les avisó a los brasileños que aquél al que calificaron de “trámite” y “casero” los hizo aterrizar, que también son humanos y que pueden perder.

La definición a penales tuvo su particular historia para finalizar todo… la fortuna estuvo a favor de Brasil. El palo en donde rebotó el último servicio de Gonzalo Jara debería ser canonizado por los garotos. Y mientras tanto los chilenos despertamos todos…

BRASIL 1-1 (3-2) CHILE

 BRASIL (4-2-3-1): Julio César; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Fernandinho (72’ Ramires), Luiz Gustavo; Hulk, Oscar (105’ Willian), Neymar; Fred (63’ Jo). DT: Luiz Felipe Scolari

CHILE (3-4-1-2): Claudio Bravo; Francisco Silva, Gary Medel (107’ José Rojas), Gonzalo Jara; Mauricio Isla, Charles Aránguiz, Marcelo Díaz, Eugenio Mena; Arturo Vidal (87’ Mauricio Pinilla); Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (56’ Felipe Gutiérrez). DT: Jorge Sampaoli

Goles: 1-0, 17’ autogol de Gonzalo Jara (Chi); 1-1, 32’ Alexis Sánchez (Chi)

Definición a penales: Anotaron David Luiz, Marcelo y Neymar; fallaron Willian y Hulk. Por Chile anotaron Charles Aránguiz y Marcelo Díaz; fallaron Mauricio Pinilla, Alexis Sánchez y Gonzalo Jara.

Arbitro: Howard Webb (Inglaterra)

Público: 62 mil personas, aproximadamente

Estadio: Mineirao de Belo Horizonte

PARTIDO OCTAVOS DE FINAL DEL MUNDIAL 2014

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X