Inicio » Series de TV » Equipo

10 razones para ver Orange Is The New Black

La serie original de Netflix estrenó su tercera temporada. Aquí te contamos por qué deberías verla.
Orange Is The New Black

Orange Is The New Black regresa con nueva temporada.

Alabada por la crítica y merecedora de varios premios, la serie original de Netflix Orange is the New Black (OITNB) estrenó su 3ª temporada el viernes 12 de junio. Creada por la ganadora del Emmy® Jenji Kohan, la serie se ha llevado más de 20 premios incluyendo tres Emmy, dos Sag Awards, dos AFI honors, tres Critic’s Choice, un NAACP Image Award, un PGA Award, dos GLAAD Media Awards, el Peabody Award y un Television Critics’ Association (TCA) Award.

Mientras los fanáticos se preparan para un nuevo maratón de 13 horas junto a sus reclusas favoritas, les contamos 10 buenas razones para ponerse al día con OITNB:

1. Porque la historia está basada en hechos reales. En 1998 Piper Kerman (que en la serie se llama Piper Chapman y es interpretada por Taylor Schilling), cumplió 13 meses de condena por un delito de drogas y escribió sus memorias en un libro, en el cual está basada la serie. En las dos temporadas que ha emitido OITNB, la historia nunca se ha vuelto aburrida, se desarrolla de manera ágil y los finales de temporada son memorables.

2. Porque tiene la dosis perfecta de drama y comedia. Los guionistas saben perfectamente cuándo hacer reír y cuando hacer llorar al espectador, explotando el humor negro de forma tan cruda como natural. Sus personajes se han burlado de temas tan serios como el cáncer, el aborto y las discapacidades, sin dejar de sufrir, tener miedos o perder realismo por la forma irónica o sarcástica en que son contadas sus historias.

3. Porque sus personajes son tan diversos como reales. Sin necesidad de caer en marcados estereotipos, podrían ser la madre, abuela o vecina del espectador, de forma que cualquiera puede sentirse identificado. Desde la protagonista, que lleva al televidente a prisión -experimentando juntos el shock inicial, el miedo, la pérdida de libertad, de privacidad y dignidad-, a secundarios que han sabido robarse la serie, porque están ahí para contar sus propias historias. Es un verdadero logro que la trama no tenga que girar siempre en torno a Piper o a su relación con Alex (Laura Prepon), sino que permita la construcción y evolución de otros personajes. También es un logro que, siendo protagonizada por mujeres, los personajes masculinos tengan tanto que aportar.

4. Por su impresionante elenco. Es imposible dar crédito a los personajes sin mencionar el trabajo de los actores y, tras dos temporadas, tampoco es posible imaginar estos roles en manos de otros actores.

5. Porque te hace reflexionar. Cada capítulo es una lección de vida y constantemente le recuerda al espectador que involu crase con la persona equivocada, un simple error de juicio o un accidente te pueden llevar tras las rejas. Le puede pasar a cualquiera.

6. Por los villanos. En la 1ª temporada destacó George ‘Pornstache’ Mendez (Pablo Schreiber), el guardia que trataba a las reclusas peor que si fueran ganado; mientras que en la 2ª destacó Vee (Lorraine Toussaint), la narcotraficante, líder de las negras y despiadada contrabandista que regresó para hacer la vida de Red un verdadero infierno.

7. Porque destruye el test de Bechdel. El sistema que se emplea para evaluar el machismo latente en series de TV y películas de cine, dice que cuando hay dos mujeres en pantalla (cuyos personajes tengan nombre), la conversación será sobre hombres. Bueno, las reclusas de OITNB tienen bastantes temas que discutir y, la mayoría, no involucra al género masculino.

8. Porque normaliza la reasignación de género. En solo dos temporadas, la serie ha demostrado que hay tantos tipos de mujeres como uno pueda imaginar. Uno de esos casos es la reclusa transexual Sophia Burset, interpretada por Laverne Cox (actriz que se convirtió en la primera persona trangénero en aparecer en la portada de la revista Time); el episodio que cuenta cómo Sophia terminó en prisión, fue dirigido por Jodie Foster y protagonizado por el hermano gemelo de Cox. Pero el gran logro de OITNB ha sido tratar temas como la reasignación de género y las relaciones homosexuales y bisexuales, sin convertirse por ello en una historia LGBT; es decir, que un personaje sea transgénero, bisexual u homosexual no es lo que justifica su existencia en la historia.

9. Por la crítica que hace al sistema penitenciario de EEUU. Kerman salió de la cárcel queriendo ayudar a las mujeres que se encontraban en las prisiones de su país, por lo que en su libro relata los obstáculos que debía superar a diario junto a sus compañeras, algo que se ha reflejado muy bien en la serie. Denuncias sobre el hacinamiento en los recintos, el maltrato por parte de los guardias y el machismo, son algunos de los temas tratados en la serie, con bastante ayuda del humor negro.

10. Por los flashback. OITNB ha sabido ocupar este recurso para dar a conocer la vida de las reclusas, guardias y otros personajes, antes de llegar a la prisión. No se trata de relleno para la trama, sino de una forma de dar contexto a las historias, de hacer que el espectador entienda mejor a los personajes, a las circunstancias que los llevaron a donde están hoy y una forma, también, de humanizar hasta al peor de los villanos.

Mención honrosa a la intro de la serie: El tema musical es “You’ve Got Time” de Regina Spektor y las mujeres que aparecen en los créditos iniciales son ex-convictas reales.

Orange Is The New Black regresa este viernes 12 de junio con el estreno de su 3ª temporada. Las dos primeras, cada una compuesta por 13 episodios, se encuentran disponibles exclusivamente en Netflix (netflix.com/OITNB). Para más información, sigue a la serie en Twitter (@OITNB #SorryNotSorry) y Facebook (http://facebook.com/OITNB).

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X