“Brandon”, estrella de “Beverly Hills, 90210″, revela el día que arremetió a puñetazos contra Harvey Weinstein

Jason Priestley, protagonista de la popular serie de los '90, narró en Twitter el encontrón que tuvo con el productor denunciado por abuso.

Guía de: Series de TV

Las primeras denuncias contra Harvey Weinstein causaron asombro e indignación. Aun cuando siempre se sospechó acerca de esa práctica aberrante en Hollywood, la confirmación de que este productor abusó del poder que tenía para aprovecharse de las actrices que recién se iniciaban generó un inmenso rechazo.

A esta altura, enterarse de nuevos casos en los que Weinstein está involucrado ya no sorprenden. Se tornan naturales, al punto de esperar la próxima noticia al respecto. Si bien no se trató de acoso sexual, sí fue acerca de un actor conocido.

www.usmagazine.com

www.usmagazine.com

Jason Priestley (Brandon Walsh en la serie “Beverly Hills, 90210″) reveló en su cuenta de Twitter que en 1995- cuando el show estaba en pleno auge- golpeó en la cara al ejecutivo en un hecho de lo más confuso.

La consecuencia lógica del puñetazo que Priestley pegó fue el despido y el hecho de no poder volver a trabajar en Miramax, la compañía del productor, aunque desde el entorno del actor se temió que no pudiera volver a trabajar.

El actor describió el hecho, ocurrido ese año en la fiesta de los premios Globo de Oro organizada por Miramax, asegurando que “Harvey me dijo que me tenía que ir. Me estaba yendo cuando me agarró del brazo y me dijo “¿qué estás haciendo”? a lo que yo respondí “me has dicho que me fuera y me estoy yendo”.

Ahí fue cuando todo se les fue de las manos. O mejor dicho, a las manos. Priestley explicó que Weinstein lo agarró fuerte del brazo y negó haberle dicho que se retire: “Me acabas de decir que me fuera” le repito. Entonces me agarra del brazo y me dice que salgamos para hablarlo en otro sitio”.

“Eso era todo lo que necesitaba oír” admitió el artista. “Le dije que no iba a ninguna parte, lo empujé y lo golpeé en la cara con mi mano derecha. Enseguida vinieron guardias de seguridad para echarnos de la fiesta”. Todo terminó de la peor manera.

Te interesará también: La historia de Katherine Heigl: La actriz que inexplicablemente hundió su carrera

Según el intérprete, quien confirmó que “nunca volví a trabajar para Miramax”, su equipo le aconsejó “escribirle una disculpa inmediatamente” porque “estaban aterrorizados”. Pensaron que su carrera, con tan solo 26 años, podría acabar esa misma noche. Sin embargo, recientemente trabajó prestando su voz para la serie animada “Wishproof” (Deseo Concedido).

El violento episodio salió a la luz gracias al testimonio de Tara Strong, amiga del actor, que reveló que las actrices Mira Sorvino y Ashley Judd ingresaron a una especie de “lista negra” de Hollywood por culpa del productor denunciado por abuso, y se preguntó si no había pasado lo mismo con Priestley.

Harvey Weinstein y su hermano le prohibieron a Peter Jackson contratarlas para “El Señor de los Anillos”. El director neocelandés se lamentó porque “se comportaban como matones y mafiosos de segunda”.

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X