Castle, más que un escritor, todo un personaje

Un famoso escritor de misterio a quien todos adoran y quien, un día, es contactado por la policía respecto de asesinatos extremadamente similares a los relatos de sus libros.

Guía de: Series de TV

Ególatra, narcisista, descarado, inteligente, dulce, preocupado y encantador hasta desesperar. Así es Castle, interpretado por Nathan Fillion (“Buffy the Vampire Slayer”, “Desperate Housewives”, “Serenity”).

La historia es simple, Richard Castle es un famoso escritor de misterio a quien todos adoran. Un día es contactado por la policía de investigaciones respecto a una serie de asesinatos que parecen extremadamente similares a los relatos de sus libros. Tras ser interrogado y descartado como sospechoso, Castle se empeña en ayudar a los detectives a resolver el caso.

A cargo de la investigación está la Detective Kate Beckett (interpretada por Stana Katic, quien ha tenido roles secundarios en series como The Closer, ER, 24, Brothers and Sisters, Heroes, CSI: Miami y The Unit, entre otras); una mujer fuerte, inteligente y con un bajo nivel de tolerancia para estupideces.

Una vez que el caso está resuelto, Castle, encantado con la experiencia vivida, usa sus influencias con el alcalde, uno de sus muchos admiradores, para convencer al jefe de investigaciones de dejarlo participar en los casos de la detective Beckett, en quien basará su nuevo personaje “Nikki Heat”.

Castle pasa a formar parte del equipo junto a Beckett, los detectives Javier Esposito y Kevin Ryan, el Capitán Roy Montgomery y la médico forense Lanie Parish.

Pero la serie no sería lo mismo sin la familia del escritor, quien vive con dos polos opuestos. Su hija Alexis, que más parece la mamá que la hija, en parte porque Castle tiene la madurez emocional de un tomate verde y en parte porque después de la separación de sus padres ella tomo el rol de ama de casa. Y Martha Rodgers, madre de Castle y diva de Broadway que se podría definir como un alma libre que vive para divertirse.

¿Por qué hay que verla?

-Primero, porque, a pesar de ser otra serie más de detectives, presenta historias interesantes, personajes complejos y diálogos inteligentes, frescos y divertidos.

Esposito: “Who would steal a dead body?” (¿Quién robaría un cadaver?).
Castle:
“Oh plenty of people. Organ harvesters, cadaverless med students, satanists, mad scientists looking to create their own monster”. (Oh mucha gente. Cosechadores de órganos, estudiantes de medicina sin cadáveres, satánicos, científicos locos buscando crear su propio monstruo).

-Segundo, por la química entre sus personajes principales que son, en palabras de Castle, como Starsky y Hutch, Tango y Cash, Turner y Hooch.

Castle: “Thanks for saving my life”. (Gracias por salvar mi vida).
Beckett:
“Ah, I was just trying to avoid paperwork”. (Ah, solo estaba tratando de evitar el papeleo).

-Tercero, por la dinámica familiar de Castle.

Alexis: How come we never had a nanny? (¿Por qué nunca tuvimos una niñera?).
Castle:
Well, your mother and I decided if someone was going to screw you up, we wanted it to be me. Only, you managed to turn out fine somehow anyway. (Bueno, tu madre y yo decidimos que si alguien te iba a arruinar sería yo. Pero de alguna forma te las arreglaste para salir bien).

-Cuarto, porque Castle es uno de esos tipos que, por más inapropiado que sea, siempre tiene algo que decir. “Me? Scared? No way, come on. Now excuse while I change my shorts”. (¿Yo? ¿asustado? De ninguna manera, vamos. Ahora discúlpame mientras cambio mis pantalones). A lo que Beckett siempre responde con una mirada de reojo que grita desaprobación. Digamos que si las miradas mataran, Castle no habría pasado del primer capítulo.

Links:

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X