Concursante de reality show para “conseguir matrimonio” denuncia que programa fue un fiasco

Simone Lee Brennan disparó contra el show "Married At First Sight", al denunciar que las escenas y los diálogos formaban parte de un montaje.

Guía de: Series de TV

Podría decirse que cayó en la trampa. Que se imaginaba una cosa y, puertas adentro, terminó sucediendo otra muy diferente. Simone Lee Brennan participó de la edición australiana del reality show “Married At First Sight”, donde especialistas en relaciones formaban parejas que, luego de un primer encuentro, ya formalizan el matrimonio.

Al margen de que el título lo diga todo y no deje demasiado lugar para la imaginación, y de cierto guión que exista para lograr una audiencia masiva, se supone que un programa de este tipo debería contener una mínima dosis de realidad. Si no, estamos en presencia más de un “show” que de un “reality show”.

www.popsugar.com.au

www.popsugar.com.au

Eso es precisamente lo que no sucedió en “Married At First Sight”. Según la ex participante, se trató de una mentira de principio a fin. De un fiasco donde, entre otras cuestiones inverosímiles, “las parejas mantenían conversaciones forzadas que terminaban cuando las cámaras se apagaban”.

Con un alto grado de ingenuidad, Brennan, quien esperaba encontrar al hombre que la acompañara para el resto de su vida en un abrir y cerrar de ojos, detalló la suerte de secuencias armadas del reality show.

En ese sentido, explicó que Xavier, su marido, “no había estado en pareja desde hacía varios años”, “fue reclutado en un bar” y que en realidad no aplicó para concursar: cuando los expertos le propusieron ingresar al programa, su respuesta fue tan débil como “sí, ¿por qué no”?

Además, criticó la falta de naturalidad con la que debió actuar en diversas situaciones: “Si bien nuestra relación “funcionó”, no estuvo ni cerca de representar una relación auténtica. Las conversaciones y los eventos eran editados, copiados y pegados”.

Brennan señaló otra particularidad: la repetición de escenas. “Caminé por el corredor cuatro veces, dije mis promesas tres veces y nos besamos en el altar dos veces”.

Y como para dejar en claro el nulo realismo de prácticamente todo lo que acontecía en el lugar, aseguró que “la comida era preparada por los productores del programa”, pero Xavier “fingió haber cocinado él”.

 

 

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X