El final de “Los Soprano” que indignó a los televidentes: ¿Cómo termina una de las mejores series de la historia?

El show fue considerado por muchos como el mejor de la historia, pero su cierre no dejó para nada contentos a sus seguidores.

Guía de: Series de TV

La revista Rolling Stone, en su versión estadounidense, reunió a más de 50 productores, escritores y críticos para que elaboraran un listado que reflejara, a su criterio, las que fueron las 100 mejores series de todos los tiempos.

Y el ranking, publicado en la edición de noviembre de 2016, premió a “The Sopranos” (Los Soprano), serie dramática emitida por HBO entre 1999 y 2007, como la número 1. La narrativa de David Chase superó todos los límites de lo establecido hasta ese entonces. Series creadas posteriormente tomaron a “Los Soprano”  como inspiración.

www.elperiodico.com

www.elperiodico.com

Es por eso que hubo un “antes y después” de este show basado en las angustias, dolores y miserias de Tony, líder de la banda mafiosa Soprano. Banda que, a través de su accionar, controlaba el distrito de Nueva Jersey, en Nueva York.

Que Soprano se mostrara como un “gangster” distinto a lo imaginado en la previa -un “capo mafia” que va a terapia y aunque rudo también deja ver su costado temeroso- fue una de las claves del éxito, reflejado en los 18 premios Emmy que cosechó. Al mismo tiempo, según confesó el propio Chase, fue lo que hizo que, inicialmente, resultara difícil de aceptar por parte de las señales de televisión.

El final -lamentamos si actuamos como spoilers, pero 10 años desde el término del programa son más que suficientes para apreciar esta sensacional obra-, dejó, también para muchos, bastante que desear. Los espectadores en los Estados Unidos no pudieron creer que el cierre no estuviera a la altura del resto de los episodios.

Si bien “inesperado” no necesariamente quiere decir “malo”, un alto porcentaje de quienes encendieron el televisor el 10 de junio de 2007 se vieron decepcionados al confirmar que Tony Soprano no fue abatido ni terminó tras las rejas.

La serie tiene en su escena de cierre del 86° episodio a la familia Soprano cenando aros de cebolla en el restaurante Holsten’s mientras de fondo suena la canción “Don’t Stop Believin’”, del grupo Journey.

Acto seguido, se observa a un hombre entrar al restaurante para… no, no precisamente para asesinar a Tony, sino para ir al baño. Entonces, Soprano mira a cámara y el show culmina con 12 segundos de una pantalla negra. ¿Qué? ¿Eso es todo? ¿De verdad?

Las aclaraciones de David Chase sobre el final de Los Soprano 

www.vix.com

www.vix.com

El propio David Chase, sabiendo que el final causaría revuelo, explicó que “es mucho menos complicado de lo que la gente se cree. Pensé que sería algo polémico, seguro. Pero no en la medida en la que lo fue, y no como un tema de tal discusión”.

“Realmente no tenía idea de eso. Nunca consideré el “fundido a negro” como un tiro. Solo pensé que lo que vemos es de color negro”. Además, aclaró que entiende a los que esperaban un desenlace diferente.

“Creo que muchas personas consideraron la posibilidad de que lo hubieran matado. Pudieron haberle disparado así tres años antes”.

Por otro lado, las opiniones de los editores del diario New York Times y de la publicación Daily Variety fueron en la misma línea que la de los espectadores indignados. “Terminó sin final” o “el final sin finalidad” fueron los lapidarios comentarios.

En Washington Post, por el contrario, analizaron en 2007 que “Los Soprano es un clásico ahora y lo seguirá siendo por muchos años”. Y ciertamente lo es.

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X