El terrible final de “La Pequeña Casa en La Pradera”: ¿Qué ocurrió con el pueblo de Walnut Grove?

La famosa serie emitida entre 1974 y 1983 tuvo un final tan dramático que pocos se esperaban este desenlace.

Guía de: Series de TV

 

www.adictivo365.com

www.adictivo365.com

Las series históricas como esta son repetidas para quienes no pudieron verlas la primera vez y sirven, al mismo tiempo, para que los encargados de la programación de las señales cubran un hueco en la misma. El viejo y querido  “matar dos pájaros de un tiro”.

“Little House in the Prairie” (La Pequeña Casa en la Pradera) no fue la excepción. Emitida entre 1974 y 1983 por NBC, terminó con una audiencia bastante pobre, aunque luego fue continuada bajo el formato de filmes para televisión.

El show trató los problemas de la familia Ingalls, que vivió en el pueblo de Walnut Grove, en Minnesota, y el final contó con ribetes de tragedia. De tristeza. Hasta ese momento, los dramas por los que le tocaba atravesar a esta familia no le impedía seguir viviendo allí. Solo hasta ese momento.

“The Last Farewell” (El Último Adiós), el último episodio de la novena temporada, ocurrió previo a la semana de Pascuas. Charles Ingalls (interpretado por Michael Landon) decide ir a visitar a Laura, su hija, junto a su esposa Caroline.

Pero Walnut Grove recibe una visita tan inesperada como determinante para su futuro. Justo en el mismo tren en el que viajaban los Ingalls se transportaba Nathan Lassiter, un minero que, vacío legal mediante, acreditó ser el dueño de las tierras del poblado e instó a los lugareños a entregarlas e irse. Sin más, a desalojarlas.

El plan de este empresario sin escrúpulos era quedarse con todo. Así lo manifestó cuando aseguró que “las ciudades que necesitemos serán nuestras. Quiero que comiencen con Walnut Grove”.

Los habitantes sabían bastante acerca de sobreponerse a situaciones adversas, y no iban a dejar al presidente de Lassiter y Cía. hacerse con el terreno tan fácilmente. Lo que decidieron fue entregarlo… pero haciendo volar los hogares. 

Isaiah Edwards, interpretado por Victor French, advierte que “si Lassiter desea matar nuestra ciudad, lo más digno será sepultarla”. Laura Ingalls, por su parte, dejó en claro cómo se sentía: “Estoy muy furiosa hoy. Muy furiosa. Rompí todas las ventanas”.

Así fue como dinamitaron las casas, quedando en pie solo la de la familia Ingalls. El cierre es de lo más extraño, con los ahora exhabitantes de Walnut Grove dejando el pueblo mientras cantan una especie de plegaria.

www.adictivo365.com

www.adictivo365.com

www.adictivo365.com

www.adictivo365.com

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X