Inicio » Series de TV » Equipo

Entrevista exclusiva al protagonista de “The Newsroom”: Jeff Daniels cuenta secretos de la serie

El actor que interpreta a Will McAvoy en la serie de HBO habla sobre su personaje, los desafiantes guiones de Aaron Sorkin y lo cerca que estuvo de dejar la actuación.
Jeff Daniels - The Newsroom

Foto: HBO

Jeff Daniels interpreta a Will McAvoy en The Newsroom.

En 2012 el productor y guionista Aaron Sorkin regresó a la TV con una nueva serie: “The Newsroom”. En ella, un equipo de periodistas hace lo posible por presentar un noticiero de calidad que, a diferencia de la mayoría, va más allá del rating o del golpe noticioso.

El tema llamó la atención de Jeff Daniels quien, cansado de los roles poco interesantes que le ofrecían en el cine, decidió dar una mirada a los proyectos de televisión. En “The Newsroom” el actor de 58 años interpreta a Will McAvoy, el brillante pero insoportable conductor del noticiero central de la ficticia ACN Network; un rol que le ha significado premios y nominaciones.

Actualmente la serie transmite su 2ª temporada y fue renovada para una 3ª.

Luego de interpretar a Will por dos años, ¿Ves los noticieros de televisión de forma diferente?

“Veo la diferencia entre Brian Williams y Scott Pelly y Diane Sawyer aquí en Estados Unidos. Lo que hacen a las 6:30 de la tarde, versus lo que hace MSNBC cuando tienen sus shows de una hora. En mi mente, ellos son los columnistas y, aunque reportan noticias, también están dando su opinión sobre los hechos, lo que Walter Kronkite nunca hizo, y lo que Brian y esos tipos no hacen. Veo la lucha cuando hay una noticia del momento para que salga bien, no correr con algo sólo para ser los primeros. Y el problema que son las redes sociales, todos están recibiendo sus noticias de Twitter y los canales tienen que competir con eso. Y Twitter no siempre está en lo correcto”.

¿Cómo describirías el estado mental de Will al principio de la 2ª temporada?

“Al final de la primera temporada, tenía algunos problemas de salud pero los superó porque, como se auto-describe, es una maravilla médica. Will salió al aire y tranquilamente, punto por punto, conectó el Tea Party con el movimiento talibán. Se sintió muy bien al hacerlo, pero la segunda temporada abre con las consecuencias y repercusiones de haber ido tan fuerte contra ellos. Leona Lancing, interpretada por Jane Fonda, no está para nada feliz, y una de las consecuencias es que Will no participará de la cobertura del décimo aniversario del 9/11, lo que afecta su autoestima. Él es brillante y muy confiado en sus habilidades, pero está a una crítica de la total inseguridad. Entonces, tiene una crisis de confianza y empieza a Googlearse y ve el sitio “Yo Odio a Will McAvoy”, lo que no le ayuda para nada. Pero Will está tratando de abrirse un poco, está tratando de cambiar, de cambiar al mundo y la gente que lo rodea. Está fallando miserablemente, pero de verdad lo está intentando.”

¿Te sorprendió encontrarlo tan vulnerable?

“La traición de Mackenzie lo ha convertido en una especie de herida ambulante y hablante durante varios años. Una de las razones por las cuales él grita y grita es que está muy enojado con ella. Está tratando de no estarlo y puedes ver lo mucho que la ama, pero simplemente no puede superarlo, la ama y odia por completo, todo al mismo tiempo. Ese es Aaron, él escribe personajes muy complicados.”

La historia de la cobertura del 9/11 también entrega una interesante mirada al pasado de Will, su carrera y trayectoria…

“Sí, en el tercer episodio, volvemos a la transmisión inicial del 9/11 y vemos a Willantes de ser presentador, cuando era solo un analista legal, arrojado a lo más profundo porque fue la única persona que logró llegar al edificio ese día. Creo que esa fue una buena adición de escritura.”

¿Cuándo supiste que esa era la historia de Will? ¿Cuánta información te dio Aaron?

“Él descubre las cosas en el camino. Nunca es: “¿Qué quieres decir, soy gay?” o algo tan dramático que piensas: “Oh, tal vez debería haber sabido esto 8 episodios atrás”. Generalmente es algo más como “Oh, Will es un poco republicano”. Y eso tiene completo sentido. El descubrimiento es Aaron sentándose y diciendo: “¿Cuándo fue que Willcomenzó a sentirse así, o a hacer eso…? No cambia nada y no es algo que yo necesitara saber para llegar a este punto, pero sí informa al resto. Por eso era tan importante para Will estar en la cobertura del aniversario del 9/11 porque también es un aniversario para él; es el aniversario de la primera vez que lo colocaron frente a las cámaras.”

¿Cuánto sabías sobre su historia familiar y su pasado antes de empezar a filmar la primera temporada?

“Sabía en general sobre mi historia con Mackenzie, pero no hago muchas preguntas porque no soy bueno con las preguntas. Emily (Mortimer) es muy buena haciendo las preguntas correctas y consigue respuestas maravillosas a sus inteligentes preguntas, pero yo hago preguntas estúpidas que nos atrasan, así que ahora no pregunto nada.
Recuerdo a Emily preguntando: “¿Cuál es la historia de Will y Mack?”, mucho antes del episodio piloto, y Aaron dijo “Esto es lo que sé…” Y cuando él dice eso generalmente toma un minuto. No son 30 páginas de anotaciones, pero es suficiente para que usemos nuestra imaginación e inventemos el resto.”

¿Cómo definirías las políticas de Will? Él es algo difícil, pero también compasivo…

“Es esa cosa que George Bush estaba usando hace unos años, un Conservador compasivo, un Republicano moderado. Y ellos están allá afuera en América, pero están siendo pisoteados por el Tea Party, la extrema derecha y los extremistas, y la ambición que es el fin del partido Republicano. Will hace un discurso en la segunda temporada en que dice: ahora, para ser un Republicano, aparentemente tengo que ser homofóbico, tengo que rechazar hechos científicos, tengo que contar el número de veces que la gente va a la iglesia.”

¿En qué concuerdas con Will?

“El hecho de que quiera reunir a John Boehner, Obama, Eric Canter, Jack Reed, Nancy Pelosi y a todos esos personajes en un cuarto y que no salgan hasta que tengan un acuerdo, hacer su trabajo. Desafortunadamente una de las cosas que hace que América no sea tan grandiosa es que no podemos estar en el mismo cuarto y llegar a un acuerdo con Washington, no podemos comprometernos, no podemos ni siquiera gobernar.”

¿Cuál ha sido la respuesta de los televidentes ante las políticas y opiniones de Will?

“Ciertamente algunos se han acercado y dicho: “Era hora”. Aaron lo dice de forma perfecta, otros no hubieran sido capaces de decir las cosas como él lo hizo. Es una de las cosas que hacen a Aaron Sorkin quien es y un gran escritor. Hay muy poco de original por estos días, pero él lo es, él escribe sobre algo desde una perspectiva singular y dice las cosas de una forma que nadie más lo haría. Y aunque algunos no concordarían con todo lo que sale de la pluma de Aaron, logran ver a Will como un representante.
Un prominente analista Republicano me dijo: “Eres como la estrella del norte para quienes estamos peleando esta batalla, tratando de que el partido Republicano se enderece.”

¿Es más fácil aprender los diálogos de Sorkin ahora que van dos temporadas?

“Es más fácil porque sabemos que podemos hacerlo. En la mitad de la primera temporada no sabíamos que podíamos hacerlo. Emily y yo hablamos sobre eso: “¿Cómo vamos a hacer esto?” Y nos dijimos, vamos a tener que seguir adelante, nos reuniremos todos los fines de semana y lo memorizaremos. Es trabajo difícil, pero sabíamos que podíamos hacerlo, así que bastante de ese estrés se fue.”

El año pasado admitiste que estuviste a punto de dejar la actuación antes de hacer esto…
“Aún podría hacerlo.”

Pero desde entonces has recibido premios y nominaciones. ¿Sabías que lo que sentías por tu carrera podía cambiar tan dramáticamente?

“Antes de The Sopranos, los grandes guiones para shows de TV por cable no existían y a los actores como yo los alimentaban con películas. Venían y me decían: “¿Sabes ese papel que hiciste en Squid and the Whale? Bueno, tenemos a un padre idiota que nos gustaría que interpretaras. Hay un actor de 22 años que va a ganar 10 millones de dólares por la película, pero simplemente necesitamos que vengas y seas un idiota. ¿Puedes hacer eso?” Esa no era la carrera que yo quería así que pensé, bien, miremos que hay en televisión porque ahí es donde están los escritores. Luego vino Aaron Sorkin y fue como, wow ¿Qué tengo que hacer para conseguir esto?”
“The Newsroom importa y tener algo que importa, algo de lo que la gente está hablando al día siguiente, bueno o malo, es la razón de por qué hacemos esto. Pero tuve suerte por Aaron Sorkin. Hay muchos actores que no tienen la suerte que yo tuve al obtener esta oportunidad. Estoy muy consciente que afuera de las rejas de Sunset Gower Studios, en uno de cada cinco autos hay un actor de 58 años que no está trabajando.”

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X