Inicio » Series de TV » Equipo

House: El doctor despreciable y también brillante

Gregory House es un médico excéntrico, por decir lo menos, que trata los casos clínicos mas problemáticos y que ningún otro profesional ha podido solucionar.
House-poster

Foto: formulatv.com

A manos de House llegan los casos médicos más extraños de la televisión.

Sólo pacientes con mucho dinero o casos excepcionales llegan a las manos del doctor Gregory House en el Hospital Universitario Princeton-Plainsboro de Nueva Jersey, donde trabaja. Él es especialista en el diagnóstico de enfermedades infecciosas y nefrólogo, y un autentico masoquista, al menos en su vida personal.

House (serie que se estrenó en 2004 por canal FOX y que en Chile transmite canal Universal) es mandón y obsesivo, desprecia a todos sus colegas, nunca les da la razón y parece sumergirlos siempre en un juego de locos donde sólo él sabe la respuesta. Gregory sufre de una artrosis localizada (el desgaste total o parcial de la parte callosa que rodea el hueso de su rodilla) y el dolor constante lo hace adicto al Vicodín, al punto que comienza la sexta temporada de la serie internado en un manicomio.

Este doctor es un gran problema para el hospital porque, si bien les da mucho dinero al contar con la fama y los buenos resultados, su problema con las drogas, el maltrato al personal y su constante necesidad de romper las reglas obligan a tenerlo permanentemente vigilado. Este trabajo sucio recae en Lisa Cuddy, Decana en Medicina, endocrinóloga, directora del hospital y, por tanto, jefa de Gregory con quien se enfrenta constantemente. Con ella, además, siempre existe una especie de tensión, un aparente flirteo, pero ella no lo soporta, lo mismo que su ex novia Stacy Warner, la abogada del hospital.

House-hospital

Foto: adicto.tv

House sufre de una artrosis localizada que lo ha hecho adicto al Vicodín.

Por la serie han pasado y se han mantenido los asistentes de House. Los más conocidos son el australiano Robert Chase, quien mantiene una relación con Cameron, el serio Foreman, Kutner (quien acaba suicidándose); Remy Hadler o Trece y Cris Taub. Y House los trata mal a todos, incluso a los que importuna diciéndoles que son sus amigos, como el oncólogo James Evans Wilson que ha tenido diversos problemas con las mujeres con que ha estado y el único al que Gregory trata como igual.

Además, la serie tiene un par de cosas que la hacen más atrayente, como el modo de narrar los acontecimientos, tarea que recae en el creador de la serie. En este caso se usa el “walk-and-talk”, técnica que consiste en filmar con una steadicam el parlamento de los personajes en plena marcha, dándole dinamismo a la escena.

La serie tiene también un límite de tiempo, siempre corriendo y sacando conclusiones con pistas, es un show rápido cuyos episodios son autoconclusivos, pero siguen una línea temporal en una trama general. Tiene también muchos guiños a Sherlock Holmes, como parecidos de nombres o incluso el departamento de Gregory, que es el 221B, el mismo número que el de Baker Street.

El método que usa House para resolver los misterios es la deducción o el método socrático del conocimiento, donde se hace un esfuerzo de reflexión, y razonamiento, con el fin último de encontrar la verdad. Siempre desdeñando las afirmaciones de los pacientes o poniendo en duda verbos, acciones y tiempos, que pasan desapercibidos para una persona común, mas no para este doctor descendiende de Sherlock. Si a uno le gustan los misterios, los dramas médicos y los hombres que no quieren a las mujeres, esta es la serie que hay que ver.

Links:

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X