Inicio » Series de TV » Equipo

Hung, en la profesión más antigua de todas

Una vez más la factoría de HBO nos sorprende con una serie que mezcla humor, drama y romance. Un profesor desesperado por conseguir dinero recurre a lo que cree le puede traer más ganancias, pero se encuentra con una fauna tan variada como extraña.
Hung1

Foto: tv.yahoo.com

Ray decide dedicarse a la profesión más antigua del mundo, luego de asistir a un seminario motivacional.

En momentos de crisis hay que usar el cerebro… o lo que tengamos a mano, mientras nos pueda sacar del apuro. Esa es la premisa de Hung, donde Ray (Thomas Jane) muestra justamente lo opuesto a la vida que soñó cuando era una estrella de la secundaria y su nombre estaba en todas partes, podía alcanzar lo que quisiera, como la cheerleader que luego fue su esposa (Anne Heche, Men in Trees).

Lamentablemente todo se fue a negro cuando se convirtió en adulto. Detroit, su ciudad natal, pasa por una de sus mayores problemáticas económicas y están despidiendo gente. El protagonista, que se desempeña como profesor de historia y entrenador de la escuela que lo vio brillar, teme por su trabajo y, si a eso sumamos su divorcio, la custodia de sus hijos mellizos (que en nada se parecen a él ni a su ex), y el incendio de su casa, vemos que todo su mundo se desmorona. Lo único que puede sacarlo del lío es dinero, sin importar lo que tenga que hacer para conseguirlo.

En la desesperación, Ray acude a un seminario de motivación, algo así como “cómo hacerse millonario”, donde le dicen que todos tenemos alguna herramienta que, usada sabiamente, puede darnos grandes ganancias monetarias.

Hung2

Foto: sepinwall.blogspot.com

Una larga lista de excentricas clientes llegará a solicitar los servicios de Ray.

Después de darle vueltas al asunto, decide que su bien dotado cuerpo es el mejor instrumento para desarrollar un negocio y que ese será su pasaporte para reparar su existencia, pero para convertirse en “gigolo” necesitaba más que astucia. En su camino se cruza una disfuncional chica llamada Tanya (Jane Adams, Frasier), que pronto se convierte en su proxeneta, aunque tiene más cara de bibliotecaria que de empresaria sexual, y que se encuentra en una constante búsqueda de la “Pimp” que lleva dentro. Sin dudas, la dinámica entre ellos dos es la clave de esta serie, tanto como las extrañas clientas que todos los capítulos van tras los servicios de Ray.

Una mujer embarazada, una ejecutiva controladora que paga por un hombre que esté a sus pies, no un prostituto, o señoritas con graves problemas de autoestima, son algunas de las cosas con las que debe lidiar el protagonista de la serie.

En su segunda temporada podremos apreciar a Ray mucho más relajado en su nuevo trabajo y enfrentándose a situaciones más complejas y al miedo constante de ser descubierto. A fin de cuentas, un maestro es un modelo a seguir y su ejemplo no es el más apropiado.

A través de la señal de HBO, las excusas para ver Hung sobran y, si no quieren verla porque es entretenida, definitivamente ellas querrán verla por su tamaño… 20 minutos de buena televisión que pasan volando.

Links:

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X