“Jaimito el Cartero”: El trágico desenlace del personaje que “El Chavo del 8″ ocultó

Roberto Gómez Bolaños reveló en "El diario del Chavo del 8", publicado en 1995, qué fue lo que ocurrió con el personaje intepretado por Raúl Padilla.

Guía de: Series de TV

El Chavo del 8 hizo soltar carcajadas a niños y no tan niños. Con escenas que de tan graciosas rozaban el absurdo, gozó de un éxito que se mantiene más de 30 años después del último episodio (el último capítulo se emitió el 1º de enero de 1980, con una escena final que salió al aire en 1992).

Sin embargo, es sabido que también contó con situaciones de las otras. De las tristes, de las trágicas. De las miserables. Y siempre aparecen, para sorpresa de sus seguidores, capítulos o historias que previamente se habían ocultado, o al menos intentado ocultar.

www.pulzo.com

www.pulzo.com

Un ejemplo es el episodio del casamiento entre “Don Ramón” y “Doña Cleotilde” (La Bruja del 71), emitido una vez y luego retirado de las pantallas por una supuesta presión ejercida por la Iglesia católica.

Al parecer, esta historia no fue la única que quedó “olvidada” en el tiempo: “Jaimito el Cartero” era otro personaje -recurrente aunque recordado- de la popular comedia, interpretado por Raúl “Chato” Padilla. El encargado de entregar la correspondencia era famoso por querer “evitar la fatiga”, luciendo exhausto cada vez que le tocaba intervenir.

Y es relacionada a esta fatiga que Gómez Bolaños decidió escribir el final del personaje, final que nunca fue emitido en un episodio, si bien luego se narró en el libro “El diario del Chavo del 8″, lanzado en 1995 (un año después del fallecimiento de Padilla).

Allí, el reconocido actor y productor mexicano contó qué fue lo que ocurrió: “Ayer sucedió lo mismo que la otra vez: que Jaimito el cartero no salió de su casa para nada. Yo me di cuenta porque había estado esperando que él bajara para que viera que ya puedo brincar desde el quinto escalón de la escalera”, comienza el emotivo relato de Gómez Bolaños.

“Pero nada que bajaba. Entonces subí para ver si le pasaba algo”. Y lo que pasaba era que ya estaba muerto. Tenía los ojitos cerrados, como si nomás estuviera dormido. Y hasta parecía como si estuviera soñando algo bonito, pues tenía cara de estar contento”.

“Pero no puede ser, porque ni modo que le diera gusto morirse.  O quién sabe, porque Jaimito el Cartero siempre decía que prefería evitar la fatiga… o sea que ya evitó la fatiga para siempre”.

El deceso real del actor fue el 3 de febrero de 1994, justo un año antes de que se publicara el libro de memorias del programa, a sus 75 años. Las causas de la muerte se debieron a un infarto por las complicaciones derivadas de la diabetes.

Revisa el episodio de “El Chavo del 8″ con la llegada de Jaimito el Cartero 

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X