La escandalosa historia de Mark Salling, de “Glee”, acusado por pornografía infantil y violación

El actor fue detenido y liberado por pedofilia en diciembre, pero el escándalo siguió su curso y recientemente se lo acusó de violar a una joven.

Guía de: Series de TV

www.notiminuto.com

www.notiminuto.com

En la primera temporada de Glee, Noah Puckerman -personaje interpretado por Mark Salling- dejó embarazada a Quinn Fabray, la pareja de su mejor amigo Finn. Luego, se dedicó a limpiar piletas y mantener relaciones sexuales con sus dueñas. Ahí había gato encerrado. Podía olfatearse cierto olor. Y no de los más agradables.

Muchas veces, la ficción supera a la realidad. En otras, el actor encaja perfecto con el papel que le toca asumir. Porque hace un año, fuera de pantalla, Salling fue detenido por tenencia de pornografía infantil. Un típico caso de pedofilia.

El departamento de Crímenes de Internet en Contra de Menores de la ciudad de Los Ángeles registró la casa que el actor posee en Sunland, del estado de California. Sí, encontraron material pornográfico bajado de la red.

Luego, el nacido en Dallas, Texas, Estados Unidos, fue liberado tras el pago de una fianza de 20 mil dólares. Sí, pagó. Pero por el curso que siguió el caso, abonar para salir de prisión no implicó una merma en su condición de pedófilo.

Así fue que en el mes de mayo de este año fue nuevamente puesto en el ojo de la tormenta. La fiscal federal Eileen Decker, sostuvo que “aquellos que descargan y poseen pornografía infantil crean un mercado que hace que más niños puedan verse perjudicados”, para completar que “las jóvenes víctimas sufren daños cada vez que se genera una imagen, cada vez que se distribuye y cada vez que es vista”.

También acusado por supuesta violación

El mes pasado, como si ser investigado por pedófilo no alcanzara, Salling fue acusado de violar a una joven en 2012. En apariencia, la mujer mantenía una relación amorosa con el actor y accedió al acto sexual, pero luego prefirió desistir.

Esta actitud habría descolocado al intérprete de Noah Puckerman en Glee, haciendo caso omiso al pedido de no continuar, siguiendo contra su voluntad.  Sin embargo, la investigación no prosperó porque, según otra fiscal, Emily Spear, no había suficientes evidencias como para presentar cargos.

A pesar de no contar con pruebas que permitiesen abrir una causa, Spear señaló que “entrevisté a la víctima. Estaba muy sensible por el trauma que sufrió y se presenta como una exponente creíble y certera de los eventos en torno a la violación”.

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X