Las perturbadoras declaraciones de Charlie Sheen sobre el VIH y cómo pensó en matarse

El actor de "Two And a Half Men", portador de VIH, brindó una entrevista en televisión y habló descarnadamente de cuando se enteró de su enfermedad.

Guía de: Series de TV

Un drama de aquellos. La historia de Charlie Sheen con el virus del VIH sensibilizará a cualquiera. Enternecerá al que se hace el duro y no se inmuta ante situaciones límite. Es cierto: se lo buscó gracias a una vida sexualmente desordenada y con drogas y alcohol en sus fiestas.

De hecho, el actor de “Two And a Half Men” -de donde fue despedido por insultar al productor Chuck Lorre-, “Spin City” y “Anger Management” se enteró de su enfermedad en 2011 y un año después siguió con esa costumbre como si nada.

tmz.com

tmz.com

Fue precisamente en 2012 que en una noche de diversión, se lastimó la pierna y, ya sabiendo que era portador, exigió a los gritos que “nadie toque mi sangre”.

Sheen intentó ocultar lo más que pudo su enfermedad. Lo hizo para que no cobrara mayor importancia que su talento artístico. Pero a finales de ese año se lo contó a Steve Ham, su asistente personal y amigo.

Los medios de comunicación y el público en general esperaron hasta 2015 – fue en el programa “Today”, por la señal NBC- para enterarse de una noticia que impacta, pero no sorprende. Es que el propio actor asumió haber mantenido relaciones sexuales con -en un número inverosímil- más de 50 mil mujeres.

En tan solo dos oportunidades no usó protección para prevenir enfermedades. Fue en una de esas dos que contrajo el virus del VIH.

Y pese a que en su momento fue él quien pretendió tranquilizar a Ham al decirle que “no es una sentencia de muerte”, ahora, en el programa “Good Morning America”, de ABC, realizó unas perturbadoras declaraciones que contrastan con aquellas.

“El día que fui diagnosticado, me hubiera comido una bala. Pero mi madre estaba allí y no quería que limpiara el desastre”, le dijo al presentador Michael Strahan. Su mamá, la actriz Janet Templeton, le salvó la vida.

Además, Sheen señaló que “me dieron unas pastillas y me mandaron a casa. Me dijeron que iba a vivir”. Entonces agradeció haber contraído VIH, “porque hay medicamentos y tratamientos disponibles que son eficaces”.

“Si hubiera tenido cáncer de cerebro o de estómago o meningitis, probablemente no hubiera sobrevivido y hoy no estaría sentado aquí”, declaró.

 

 

 

 

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X