Inicio » Series de TV » Equipo

Los mejores vampiros de la TV

Son atractivos y fuertes. Algunos buenos y otros malos, pero todos ellos con algo en común: tienen colmillos, sed de sangre y son los vampiros favoritos de la TV.
Vampiros TV

Foto: buffy-lacazavampirosblogspot.com

Spike (izquierda) y Angel (derecha) abrieron las puertas a los nuevos vampiros “reformados”.

Probablemente los primeros vampiros de la TV de quienes todas nos enamoramos fueron Angel (David Boreanaz, Bones) y Spike (James Marsters, Smallville) en “Buffy the Vampire Slayer“. Entre los siete años que duró la serie y los cinco de su spin off “Angel” pudimos conocer a fondo a ambos personajes, a quienes vimos en sus mejores y peores momentos, viviendo con ellos todas sus transformaciones.

Angel era el vampiro bueno que, debido a una maldición gitana, había recuperado su alma y ahora intentaba redimirse, salvando a los inocentes. Además, no bebía sangre humana y estaba enamorado de la cazadora (Buffy), con quien vivió un romance tortuoso on and off durante varias temporadas. Sufrimos cuando él perdió su alma y se convirtió en “Angelus”, el malvado asesino que solía ser y Buffy no tuvo más opción que matarlo. Cuando él volvió del infierno -con su alma restaurada- ambos se las ingeniaron para retomar la relación, pero él terminó dejando la ciudad para que ella pudiera tener una relación “normal” con alguien más.

Spike o William “el Sangriento”, en cambio, llegó en la segunda temporada de Buffy con su característico abrigo largo de cuero negro y botines desgastados y pelo teñido rubio oxigenado, al más puro estilo de Billy Idol. Siempre con un cigarro o una botella de licor en la mano, Spike era el clásico vampiro malvado y sexy que adoraba torturar a sus víctimas para después convertirlas en su alimento. Él llegó a Sunnydale con una misión: matar a la cazadora y dársela de alimento a su novia Drusila -una vampiresa que entonces carecía de fuerza, pero que no tardó en recuperarse y dejarlo por el Demonio del Caos.

Los vampiros de la TV Spike y Angel eran polos opuestos, pero resultó que ambos tenían una historia en común: Angelus había convertido a Drusila en vampiresa y ella transformó a Spike, por lo que durante muchos años fueron grandes amigos y dos de los vampiros más peligrosos del mundo.

Vampiros TV

Foto: diskusewordpress.com

En True Blood Bill (izquierda) y Eric (derecha) interpretan a dos vampiros totalmente opuestos, pero igualmente peligrosos.

En “True Blood” Eric Northam (Alexander Skarsgård) y Bill Combs (Stephen Moyer) son algo así como una versión renovada de Spike y Angel. Bill es el vampiro reformado que no bebe sangre humana -a menos que sea necesario- sino que se conforma con True Blood, una bebida que funciona como sustituto de la sangre. Bill se enamora de Sookie, una humana que, de alguna forma, puede leer la mente de los demás, pero no la de él.

Eric, por su parte, solía ser un príncipe vikingo y hoy es un peligroso vampiro dueño de un bar para los de su especie y que busca vengar el asesinato de su familia, sin importar a quien deba eliminar en el proceso. Siempre en una especie de competencia con Bill, Eric encuentra la forma de acercarse a Sookie, mucho más de lo que su rival quisiera.

Nuevos vampiros de la TV capaces de caminar en pleno día y bajo el sol -sin arder en llamas ni brillar como si estuvieran hechos de cristal- llegaron de la mano de “The vampire diaries“. Stefan (Paul Wesley, Everwood, Army Wives) y Damon Salvatore (Ian Somerhalder, Lost) son dos hermanos vampiros en eterna lucha por el amor de una mujer. Aquí Stefan es el chico bueno, “vegetariano” y torturado que quisiera ser humano; mientras que Damon es el chico malo que ha jurado hacer de la vida de su hermano un infierno.

Damon disfruta de las ventajas de ser un vampiro, suele alimentarse de humanos y no parece tener remordimiento alguno -al menos en un comienzo- de sus actividades “extracurriculares”.

Puede que “The Gates” haya sido cancelado tras sólo una temporada, pero Christian Harper (Paul Blackthorne, Lipstick Jungle) y Dylan Radcliff (Luck Mably) son dos vampiros que hay que destacar porque eran algo diferentes a los anteriores. Dylan era un padre de familia -casado con una vampiresa y que tenía una hija “adoptiva” humana- que intentaba llevar una vida ejemplar en un recinto bastante particular llamado The Gates, donde convivían varios seres supernaturales.

Christian, era un antiguo amigo de él y su esposa que vuelve a su vida causando varios problemas. Entonces vimos lo peligroso que se puede volver un vampiro cuando amenazan a su familia.

Vampiros de la TV buenos y malos, “jóvenes” y algo mayores, atractivos y muy interesantes. Con todas estas opciones ¿a cuál de ellos eligirías?

Damon Promo:

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X