Inicio » Series de TV » Equipo

Parenthood, para criar un hijo es necesaria una aldea

Basada en la película del mismo nombre de 1989, protagonizada por Leslie Nilsen, llega una nueva versión. Con hijos rebeldes, otros tranquilos, y nuevas y viejas heridas, Parenthood tiene mucho de realidad.
Parenthood-collage

Foto: nbc.com

Parenthood entrega una visión realista de la familia con todos los desafíos y conflictos que estas implican.

Parenthood, transmitida en EE.UU. por NBC, cuenta con gran apoyo de los espectadores, que encontraron en la familia Braverman un reflejo de muchos problemas cotidianos. Se trata principalmente de un matrimonio mayor en crisis -la pareja conformada por Zeek y Camille Braverman-, por engaños pasados y nuevos problemas financieros. Ella es artista y él ha tenido una gran variedad de empleos, fue soldado en Vietnam, un activista hippie e incluso intentó actuar, tiene muchas historias y es un hombre “antiguo”, estoico y severo que no cede fácilmente.

Los otros personajes son los hijos de esta pareja, quienes tienen sus propias familias. El hijo mayor, Adam (Peter Krause, Six Feet Under), está casado con Kristina (Monica Potter), una mujer muy mamá, estricta y dulce a la vez. Ellos tienen dos hijos, la mayor es Haddie, que juega un rol de niña buena, y Max, que sufre de Asperger. Adam es el más centrado, a quien se le consulta en tiempos de crisis, y quien recibe a Zeek cuando su esposa lo hecha de casa.

Le sigue Sarah (Lauren Graham, Gilmore Girls), cuya mudanza a la casa paterna es el evento que da partida a la serie. Ella está recientemente divorciada, y trabajó diez años como barwoman, después de haber sido asistente y diseñadora de la banda de rock del ex marido. De esta experiencia, ella ganó dos hijos: la rebelde Amber, que a sus 16 años está luchando entre ser o no una buena chica, y Drew, quien a sus 14 años parece volverse un joven triste.

El tercero es Crosby (Dax Shepard), quien vive en un bote. Es el único que no se ha casado y su novia Katie lo presiona para que eso cambie. Luego se entera de que tiene un hijo llamado Jabbar, con Jasmine a quien no ha visto en años, que es aceptado fácilmente dentro de la familia.

Julia (Erika Christensen, Six degrees of separation) es la última de los cuatro hijos, una abogada corporativa cuyo marido, Joel (Sam Jaeger), se queda en casa cuidando a Sydney, su hija de cinco años. Él esta muy comprometido con su papel, y ambos luchan por el bienestar de su Sydney.

Parenthood-Adam-Kristina

Foto: video.tvguide.com

La privacidad no existe en la familia Braverman donde, de una u otra forma, todo termina por averiguarse.

Los capítulos se entrelazan bien unos con otros, llevan una historia más grande y uno no se queda sin comprender del todo cuando se salta uno o dos episodios. En general Parenthood es una historia maravillosa, cercada por muchos problemas, pero también muchos buenos momentos y risa.

La relación entre los hermanos y los problemas de poder, siempre hay uno bueno y otro que no se siente así, es algo bastante examinado, mucho más que el mismo trabajo sobre los niños. Los más jóvenes también van evolucionando e influenciándose unos a otros. Ámber, por ejemplo, se vuelve más estudiosa y deja de salir tanto, mientras que Haddie pasa de tranquila a a salir con chicos y consumir drogas.

Sobre todo, Parenthood muestra un estilo de vida de suburbios muy limpio y bastante relajante de ver.

Links:

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X