Inicio » Series de TV » Equipo

Personajes que todos aman odiar: Villanas con estilo

Sin reglas ni límites, las chicas malas de la TV llegan dispuestas a hacer lo que sea para conseguir lo que quieren y no les importa tener que destruir a unos cuantos en el camino con tal de lograrlo.
Villanas con estilo

Foto: El Mercurio

Sue Silvester, Katherine Pierce, Wilhemina Slater, Blair Waldorf y Georgina Sparks son las villanas con estilo de la TV.

No le temen a nada, dicen lo que les de la gana, cuando se les da la gana, y no les importa tener que deshacerse de uno o más “inconvenientes” en su camino con tal de lograr su cometido. Tampoco ven el sentido en endulzar nada ¿y qué si a alguien le molesta? ¿qué más da si en el proceso se destrozan sueños, relaciones o corazones? ellas van con la verdad siempre por delante y si ésta no funciona, inventan otra, total, la verdad es relativa.

Es que simplemente Glee no sería lo mismo sin Sue Sylvester (Jane Lynch), la entrenadora de los Cherios que trabaja incansablemente para que su equipo salga campeón de cuanta competencia hay y si no, sálvese quien pueda. A Sue se le puede encontrar gritándole por megáfono a los Cherios sobre lo patéticos que son y cómo jamás van a triunfar en la vida, chantajeando al director de la escuela o empujando estudiantes en los pasillos. Pero siempre deja un espacio en su apretada agenda para visitar a Will y decirle lo ridículo que luce su cabello ese día.

Amamos odiar a Sue porque es inteligente, manipuladora, vengativa y uno de los pocos personajes que logra hablar de sí mismos en tercera persona sin sonar como una idiota; porque escribe en su “journal” o diario de vida como si hablara con su mejor amigo y porque sabemos que muy en el fondo igual tiene corazón, sólo que no lo ocupa mucho.

Lo mejor de Sue:

Pero por estos días mi villana favorita es Katherine Pierce (Nina Dobrev), uno de los mejores personajes que ha pasado hasta ahora por The Vampire Diaries. La recién llegada a Mistyc Fallls, a quien primero conocimos por flashbacks al pasado de los hermanos Salvatore, no tiene límites ni sigue reglas. No le bastó con dividir a estos hermanos, convertirlos en vampiros y abandonarlos sino que, después de 145 años, decidió que quería a Stefan de vuelta, sólo porque él parecía haber dado vuelta la página.

Su retorno dejó a John Gilbert en el hospital, destrozó lo poco de esperanza que quedaba en Damon, confundió a Stefan y transformó a Caroline en vampiro (idea que no me gustó mucho al principio porque Caroline era uno de mis personajes favoritos, pero ahora que trata de controlar la transición creo que tiene potencial como criatura de la noche y villana). Pero, por mala que sea Kat es lejos la más divertida, encantadora y manipuladora de la serie.

El regreso de Kat:

Mientras unas llegan, otras se van y ahora que canal Sony transmite la última temporada de Ugly Betty, nadie puede perderse las últimas andanzas de Wilhelmina Slater (Vanessa Williams), directora de arte de Revista Mode y la mejor vestida de New York. Siempre a la moda y con sus enormes tacos “Willie”, cómo sólo su asistente Mark puede llamarla, ha demostrado que para llegar a la cima no se puede escatimar en gastos ni en planes de destrucción, pero siempre con estilo y astucia.

Willie y Mark:

Y una vez en la gran manzana, cómo dejar de lado a las chicas consentidas de Manhattan. En Gossip Girl, Blair Waldorf (Leighton Meester), era la Queen Bee del upper east side y la única capaz de conquistar al incorregible Chuck Bass. Llegó con un guardarropas que daba envidia, dando órdenes a todo el mundo y destruyendo a quien tratara de interferir con sus planes. Cómo olvidar cuando le dijo a todo el mundo que su “frenemy” Serena era una adicta en recuperación y que había matado a Pete, o cuando intentó destruir a su profesora por darle una mala calificación, o cuando finalmente expulsa a Jenny de NYC.

Pero su mayor rival resultó ser Georgina Sparks (Michelle Tratchtenberg), quien apareció recién en los últimos episodios de la primera temporada buscando vengarse de Serena y causando más de un problema. Durante las tres temporadas que lleva la serie, Blair se las arregló para expulsar a G de Manhattan dos veces, primero a un reformatorio y después a Rusia, de donde G volvió embarazada y jurando que el padre de su hijo era Dan.

B v/s G:

Estos son algunos de los personajes que amamos odiar, simplemente porque dicen las cosas como son, no siguen reglas ni tienen límites, manipulan la verdad y manejan a las personas a su antojo, pero siempre de forma inteligente, con encanto y, sobre todo, con estilo. Y créanme, ser una maldita en tacos de 13 centímetros no es tarea fácil.

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X