Staff de “Peaky Blinders” trabajó en el set pese a dar positivo de Covid-19: Productores son investigados

El medio The Guardian aseguró que habrían violado los protocolos, y muchos trabajadores no quieren continuar.

Guía de: Series de TV

Los productores de "Peaky Blinders", en problemas / www.culturaocio.com

Los productores de “Peaky Blinders”, en problemas / www.culturaocio.com

Peaky Blinders es una de las tantas series que Netflix adquirió y terminó siendo un éxito total. La sexta temporada del show de la BBC, basado en los gangsters que lleva el título, es esperada con mucha ansiedad, en especial en Latinoamérica.

Pero la actualidad del programa es bastante oscura. En realidad, el problema es de los productores: El medio inglés The Guardian informó que parte del staff estuvo en el set pese a haber dado positivo de Covid-19, lo que levantó polvareda.

Los mencionados productores están siendo investigados por una supuesta violación a los protocolos. Además, muchos de los trabajadores están enojados y no quieren seguir rodando el espectáculo, asustados por el peligro que esto conlleva.

De hecho, las grabaciones se detuvieron la semana pasada, y un vocero intentó explicar que “se trató de un test con un falso positivo”. Al parecer, el segundo examen del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) obtuvo resultado negativo.

La versión oficial no conformó al staff, desde donde advirtieron que el trabajo debería haberse interrumpido con el primer resultado. Más cuando, al comenzar la filmación, dijeron que se llevarían adelante todas las precauciones para minimizar los riesgos.

De acuerdo al mismo medio, Peaky Blinders emitió un comunicado en enero, que establecía que “el equipo de producción ha desarrollado un completo protocolo para asegurar que la serie sea producida de una manera segura y responsable, en concordancia con las normativas del gobierno en estos tiempos de pandemia global”.

Al parecer, el comunicado se quedó en eso: un mero comunicado que no se trasladó a la realidad. Precisamente, el Gobierno de Boris Johnson subsidió a las productoras inglesas con £ 500 millones (equivalentes a casi US$ 700 millones) para que lleven adelante un “esquema de reinicio”. Además, ese dinero sirvió para compensar el tiempo durante el cual no pudieron seguir con los rodajes desde marzo de 2020.

La investigación está en curso. Y de encontrarse que existe responsabilidad por violar los protocolos, la misma podría tener implicancias sobre el seguro brindado a Caryn Mandabach Productions y Tiger Aspect (las productoras junto a la BBC).

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios