Inicio » Tecnología » Equipo

Apple vs. Samsung: ¿Cuál es el origen de su feroz guerra judicial?

Acusaciones cruzadas de copia descarada, de plagio de patentes, etc. han nutrido la mediática lucha en tribunales de ambas empresas, que desean ser la dominadora absoluta.

Que los bordes son muy parecidos a los nuestros, pero los mios no son tan toscos, que el botón del centro es mío pero parece que el WIFI es tuyo.

Algo así podría haberse resumido el encuentro entre el CEO de Apple Tim Cook y los ejecutivos de Samsung quienes se reunieron en secreto hace unos días para tratar de zanjar el “Show” de demandas judiciales cruzadas que ya cumplen años.

Si la expresión “mas cansado que abogado de tecnológica” debería ser a estas alturas una norma internacional.

¿Por qué estas luchas?

Apple Samsung

Apple y Samsung llevan una larga polémica en tribunales.

Apple y Samsung actualmente están en la cima del negocio de la tecnología de consumo y ninguna quiere ceder terreno en una actividad de trillones de dólares.

Todos estos enfrentamientos judiciales pasan por una sola condición que se llama “patente de invención” y si Apple creó el concepto o diseño de alguno de sus productos , era obvio que la competencia quisiera hacer algo parecido, como queriendo pasar piola.

Pero que no se mal entienda que acá la manzanita está rozagante e inocente, pues también ha pasado a llevar patentes no solo de la coreana sino que Motorola, Microsoft, Google sólo por nombrar a las firmas más conocidas.

El problema es que de un “par de acusaciones” el tenor aumentó cuando Apple ve que su terreno (smartphones) se puede ver amenazado y los ribetes de acusaciones aumentaron cuando ves (no tan lejos como quisieras)  que tu oponente podría acercarse demasiado con su Galaxy S.

En el terreno de tablets si bien Samsung es poco lo que puede hacer (por cada  Galaxy Tab se venden 7 iPads) Apple tampoco deja trecho para amenazas y ha tirado todo a tribunales con el afán de aplicar la política del shock.

El no querer amenazas es recurrir a una corte en EE.UU, Alemania, Australia, Holanda, España, Tumbuctú para que Samsung no venda sus tablets Galaxy Tab pues para Apple son una copia descarada.

En algunos casos lo ha logrado y en otros ha debido pedir disculpas públicas pues un tribunal incluso defendió a Samsung, catalogando que su Tablet no era copia del iPad porque no era “cool” (sic).

Lo paradójico de todo esto es que Samsung es el proveedor de pantallas no solo del iPad y de los Mac Books de Apple pues tienen un contrato de US$5.000 millones.

La política de la zanahoria aplica y la del perro del hortelano también.

En base a tanta rencilla, ambas compañías han sido sutilmente recomendadas para que de una buena vez terminen con tanto desfile de abogados, demandas y amenazas pues el bien común defiende el derecho de cada una a cubrirse por eventuales violaciones de patentes, pero también el bien común establece un principio de convivencia sana en la industria tecnológica.

No olvidemos que en sus tiempos  ( y es de público conocimiento) el propio Steve Jobs disparó toda su bronca contra Google por Android acusándola de ser una empresa ladrona y que la iba a reventar.

Se le fue la vida y hoy su creación sigue luchando por defender sus derechos, pero también ha pasado de la raya cuando se trata de entender el justo derecho de compartir el conocimiento  y así hacer que millones de usuarios podamos elegir libremente lo que mejor nos parezca de acuerdo a lo que podemos pagar.

Más sobre Tecnología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X