Inicio » Tecnología » Equipo

Discos duros, cuál elegir

En la medida que va pasando el tiempo, muchos de nosotros adquirimos el mal de Diógenes en su versión digital. Cada vez tenemos más fotos de cámaras con más megapixeles, más videos, más archivos, más de todo... pero ¿como almacenamos toda esta información? ¿Qué disco duro nos conviene?

En la medida que va pasando el tiempo, muchos de nosotros adquirimos el mal de Diógenes (afán de acumular cosas inservibles) en su versión digital. Cada vez tenemos más fotos de cámaras con más megapixeles, más videos, más archivos, más de todo… pero ¿como almacenamos toda esta información?

Discos Duros

Foto: El Mercurio

Antes de comprar un disco duro debemos definir para qué lo usaremos.

Primero, debemos comprender que los discos duros responden a la ley del tarro de gusanos (una vez que abres un tarro de ellos, siempre necesitas uno más grande para guardarlos). No importa qué tan grande sea el disco duro de tu equipo, siempre quedará pequeño en corto tiempo.

Como siempre, antes de comprar nuestro disco duro debemos saber cual es el objetivo final, extender la capacidad de espacio o hacer un respaldo con una copia actualizada. Esto es importante, ya que eso ayudará a determinar el tipo, tamaño y forma de conexión del disco duro.

Veamos las diferentes opciones:

Extender la capacidad del disco duro: Aquí lo importante es entender para qué usaremos el disco duro, ya que si es para editar videos es muy distinto a uno que sea para almacenar videos o archivos en general. Si lo que se necesita es velocidad para editar audio o video, lo mejor es usar discos externos que en su interior tengan discos de 3,5″ (discos de computador de escritorio) y 7.200 RPM de velocidad de giro conectados a un  puerto FireWire y si no lo tienes, USB 2.0 sirve, aunque no es lo ideal.

Si no usarás aplicaciones en tiempo real, sino que para tener una bodega de archivos, cualquier disco duro externo, ya sea por conexión USB o vía la red local de la casa es bueno. En caso de querer usar un disco portátil, hay varios USB que se convierten en pendrives gigantes y que usan discos de notebooks en su interior, los cuales son de 5.400 RPM, es decir, de baja velocidad de giro y por ende de transmisión de datos.

Finalmente podemos decir que lo importante es el tamaño del disco que compremos.

Para hacer copias de seguridad: Aquí es importante la consistencia de los datos, es decir, que los discos duros duren mucho y que no tengan fallas (no queremos que al momento de recuperar la información el sistema también haya fallado).

Aquí también importa mucho el software de respaldo que tengas, de los cuales se distinguen 2 tipos. El primer tipo es el que saca fotografías completas del sistema cada vez que respalda, que si bien asegura tener todos los datos siempre, consume mucho espacio de disco.

Discos Duros

Foto: El Mercurio

Un consejo: nunca guardes tu disco de respaldo en el mismo bolso que tu notebook para evitar el inconveniente de que se puedan perder juntos.

El segundo tipo es el que hace respaldos incrementales, ocupa menos espacio, pero si hubo problemas de sincronía es más difícil de tener las últimas versiones de los archivos. La forma ideal de conectar estos discos es que sean del tipo NAS (Network Storage Area) o sea que estén conectados a la red de la casa u oficina, cosa de que no dependan de tener que conectar un cable USB para hacer el respaldo, que el software que usen lo haga por ustedes, eliminando de esa manera un olvidé de respaldar y justo ahora perdí todo.

Independiente de la marca del disco de respaldo (Iomega, LaCie, Samsung, etc.) es importante ver que sean discos de 3,5″ los que vayan dentro, ya que estos discos de gran tamaño tienden a fallar mucho menos que los discos portátiles de notebook. Si los discos están en RAID 1 es ideal, ya que significa que a los menos el sistema tiene 2 discos y uno está espejado en el otro. Una gracia de los equipos de marca es que puedes migrar los datos de un sistema de respaldos a otro (de la misma marca) en función del espacio de disco duro y de la antigüedad de estos (2 a 4 años como tope).

Por último, un comentario: Los pendrives so muy buenos para transportar cosas, pero se pierden fácilmente y tienden a fallar con mayor frecuencia que un disco duro.

P.S.: si tienes notebook, nunca lleves tu disco de respaldos en el mismo bolso que tu notebook, si pierdes tu equipo de seguro perderás tus respaldos con él.

Más sobre Tecnología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X