Inicio » Tecnología » Equipo

Los males de la tecnología: Dolores y enfermedades asociadas al uso de dispositivos

Si bien el aporte de la tecnología no tiene parangón ni límites, sí se debe evaluar las consecuencias que podría acarrearnos el “uso-abuso” de ellas.

Dedos acalambrados, tirones en la columna, dolores de cabeza y una lista inmensa se van sumando para acumular las “enfermedades” en la era de internet.

Si bien el aporte de la tecnología no tiene parangón ni límites, sí se debe evaluar las consecuencias que podría acarrearnos el “uso-abuso” de ellas.

males tecnología

Foto: Internet

Una de las más “populares” es la Whatsappitis que corresponde a una tendinitis generada por la frecuencia incesante de estar enviando y respondiendo mensajes a través de Whatsapp.

La posición en cómo nos sentamos frente al computador también es objeto de otro problema y que no solo afecta a nuestras manitos, sino que también al cuello, a los hombros y la espalda pues por defecto tendemos a curvarla.

El “estirarnos” cada cierto tiempo en nuestra silla, mover nuestras extremidades de cuando en vez será un micro-ejercicio que debemos practicar y que dicho sea de paso, muchas instituciones como la ACHS o  la Mutual del Trabajador fomentan e incentivan para evitar enfermedades derivadas del trabajo.

Otro punto complicado es cuando se nos ocurre llevar el notebook a la cama (con el riesgo de que se nos caliente e inflame la cubrecama o sábana si no ponemos una base tipo cooler).

Hay casos extremos de tendinitis o escoleosis que obligan a intervenciones quirúrgicas que solo incrementan el ausentismo laboral y  a final de cuentas somos los trabajadores los que nos complicamos.

Ojo con los smartphones, pues ahora que están creciditos y también afectan el cómo los tomamos con nuestras manos, lo que puede provocar acalambramiento no menor de dedos, palmas y vaya que eso molesta.

No abusar de estar frente a una pantalla es una sana medida, pues de pronto no nos damos cuenta de cuánto tiempo estamos frente a ella ni la frecuencia de uso hasta que comenzamos a quejarnos de dolores de cabeza, jaquecas y otros malestares que desencadenan en más problemas.

La tecnología sin duda que nos facilita la vida pero debe ser usada con responsabilidad, en correcta posición y sobre todo con pausas que nos permitan movernos, incentivar la circulación sanguínea de nuestra extremidades, mirar nuestro entorno y saludar a quienes están alrededor de nosotros.

Más sobre Tecnología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X