Inicio » Tecnología » Equipo

Nokia en crisis: Cronología de cómo vive sus momentos más dificiles

Una cronología de espanto al ver que un referente como Nokia no solo vive al filo, sino que lo peor de todo es que nadie sabe si podrán seguir adelante.

2010 : US$1.400 millones puestos por Microsoft sobre la mesa para que Nokia dijera adiós a su romántico sistema operativo Symbian y se pasara a Windows Phone.

Tres nuevos smartphones con malos nombres para el español (Lumia es prostituta) salieron al ruedo y no lograron mayor entusiasmo.

Agregan unos teléfonos básicos de nombre “Asha” que suenan peor!

2011 : Nokia comenzaba a despedir gente por miles (10.000)  ante los malos resultados que en dos años le significó perder prácticamente el valor total de sus acciones, que para una empresa ícono de las telecomunicaciones hiere el amor propio, trasciende y es tomada como estandarte de todo un país.

Crisis Nokia

Foto: Internet

2011 : Jubilan al Presidente del directorio por “viejito” mientras el CEO Stehepan Elop, un ex directivo de Microsoft, se pasea por el mundo entero con su sonrisa de pasta dental tratando obviamente de vender sus nuevos teléfonos.

Las noticias desde EE.UU no son buenas y se ponen cada vez peor .. las cifras van en picada y los Lumias venden, pero menos .. mucho menos de lo esperado y de lo que la empresa necesita.

2012 : Echan mano a los edificios corporativos para hacer plata porque no está quedando efectivo y se requiere seguir inviertiendo, ya sea en nuevos Lumias o en “telefonitos para mercaditos con menos platita”.

Los números rojos acompañan a Nokia durante los últimos años y los accionistas e inversionistas pasan de la incomodidad al enojo.

El CEO de Nokia acapara los matinales europeos mostrando bondades de sus Lumias que no alcanzan para hacer sonreir a nadie.

2013 : Europa se está llenando de Androides, manzanas y pronto llevan las moras al toque (BlackBerrys Z10).

Las cifras son catastróficas y aún quedan algunas lucas para seguir, pero en un acto desesperado, los accionistas alzan la voz y gritan a Elop que si no cambia su estrategia, se va.

La sonrisa de aviso de pasta de dientes se termina.

La cuenta regresiva de Elop ha comenzado y en las próximas semanas tal como si fuese entrenador de fútbol, si no logra algo importante, deja el cargo.

Una crónica de una agonía interminable e innecesaria.

Una cronología de espanto al ver que un referente como Nokia no solo vive al filo, sino que lo peor de todo es que nadie sabe si podrán seguir adelante.

 

Más sobre Tecnología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X