Inicio » Tecnología » Equipo

Nuevo Windows 8, ¿cómo es el nuevo intento de Microsoft?

Microsoft pone oficialmente en el mercado su nuevo sistema operativo Windows, el 8, que tras las pesadillas de Vista, la estabilidad de XP y la simpatía por el 7, debe apuntar a nichos donde hay amenazas.

Sea como sea, Microsoft asume desde este viernes su mayor desafío en años, conviniendo que Windows 7 fue la versión real y funcional del espantoso Windows Vista.

Hoy Microsoft debe convencer a los usuarios de que podrán usar un sistema  operativo acorde con los tiempos, moderno, práctico y fácil de usar con el mismo nombre de los últimos 30 años.

¿Debo cambiarme a Windows 8?

Primero que todo, no es obligación alguna que lo haga, y si gusta aceptar un consejo , le sugiero que aún se aguante.

Windows 8

Imagen: Microsoft

Espere al menos el primer mes, donde de seguro nos encontraremos con los “ajustes finales” o prevenir algún problema mayor.

No en vano el propio CEO de Intel, Paul Otellini advirtió que Windows 8 no está listo, pero que se “arreglará en el camino”.

Así ha sucedido desde Windows 95 en adelante, con algunos matices más o menos.

¿Qué cambia?

Con Windows 8 cambia todo, pero sigue siendo Windows, esto es, una nueva presentación gráfica en base a “cajitas” que de seguro para los usuarios de Windows Phone será muy familiar, pues la interfaz de Windows 8 viene enraizada desde la plataforma móvil.

Microsoft eliminó el botón de inicio ex profesamente con el afán de decirle a los usuarios de que ahora hay una forma diferente de acceder al sistema operativo y esto funciona a través de aplicaciones.

¿Quieres acceder a internet? Apretas el mouse sobre el ícono de .. bueno . por ahora será Explorer, pero ya se vienen otras opciones. ¿Quieres leer noticias?  Entonces apretas la cajita de colores y “bajas” la app desde la Windows Store y puedes al igual que lo haces desde tu Smartphone o Tablet, acceder a contenido tanto gratuito como de pago en tu computador ya sea de escritorio o notebook.

Por primera vez habrán versiones para equipos tradicionales como para tablets (Windows 8 RT), lo que implica todo un cambio de la forma cómo Microsoft pretende interactuar con el usuario.

Además ahora todo se integra, con la promesa de hacer de Windows algo mucho más fácil, más acorde con los tiempos “al toque” que estamos viviendo.

Todo ello porque es el momento clave para que Windows 8 sea un referente actual a lo que está ofreciendo Android de Google y el iOS de Apple.

¿Tendrá éxito?

Si bien no es el mejor momento para un cambio, éste jamás lo será. Basta con recordar que Windows XP fue anunciado un mes después de los atentados  del 11 S cuando  nadie tenía la certeza si las economías aguantarían el chaparrón de incertidumbre.

Recordemos que todos los ajustes que está llevando a cabo Microsoft desde hace meses, como la integración de sus productos y servicios, la unificación de gráficas, el Hotmail que ahora será Outlook.com y un largo etc, obedece precisamente a que la compañía ha puesto todo para que el lema de “renovarse o morir” tenga más sentido que nunca.

Personalmente llevo meses probando las versiones Beta, RTM y todas esas siglas de Windows 8 y a simple vista, merece al menos una oportunidad.

Si interactúa con certeza podemos comprar la licencia.

 

 

Más sobre Tecnología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X