Inicio » Tecnología » Equipo

Pantallas del notebook, tamaños y consejos

El tamaño de las pantallas de los notebooks juega un rol significativo, no sólo por el hecho de cómo vemos lo que hacemos, sino que cuánto nos sirve y los efectos que provoca.

Según cifras de la empresa consultora IDC, el año pasado en Chile se vendieron más de un millón de notebooks, lo que aparte de su significado para la economía del país, marcó el despegue definitivo de la computación portátil para esta larga faja de tierra.

La más tecnológica del mundo además.

Pantallas notebook

Foto: El Mercurio

El tamaño en las pantallas del notebook juega un rol significativo.

Pues con ese millón de portátiles, el usuario optó por dejar en el escritorio o bien pasarle a su hijo o hermano menor aquél PC con un monitor gigante o, en el mejor de los casos, con una pantalla LCD de buen porte.

El tamaño en las pantallas del notebook juega un rol significativo, no sólo por el hecho de cómo vemos lo que hacemos, sino que cuánto nos sirve hacerlo y por qué.

Tanto cuestionamiento tiene su respuesta, puesto que las pantallas de los notebooks  (dejamos fuera a los netbooks, pues no figuran en ese millón de portátiles vendidos y más aún, van a la baja) que actualmente se venden en Chile están marcando algunas tendencias tanto en las preferencias del usuario como en lo que las marcas deben fijarse.

Cuando nos referimos a “Cómo vemos” dice relación con el tamaño de la pantalla del notebook. Hasta hace sólo un año, el standard fue de 15.6”. (Sin importar procesador, memoria, disco duro ni marca).

Hoy se ha reducido a los notebooks de 14”, casi como “el nuevo standard”.

¿Tiene algo que ver?

Sí claro, mucho que ver y sobre todo tiene sentido cuando hablamos del cuidado que debemos tener con nuestra vista.

Si usted es un usuario “normal”, es decir, de aquellos que prende su notebook para revisar y enviar correos, visitar emol.com, leer lo último de Guioteca.com y seguir navegando por la red para luego de dos horas apagarlo, pues lo suyo está en las 14” de tamaño de la pantalla del notebook sin problemas.

Incluso podría optar a la gama de notebooks con pantallas de tamaño 13.3” (no necesariamente más livianos, ojo con eso).

Pero si usted es de aquéllos que aparte de lo mencionado, diseña gráficos o crea fastuosas planillas de cálculo, del tipo “sábana”, y más aún trabaja en “arreglar caras” con programas del tipo Photoshop, pues lo suyo  tiene que estar en las 15.6”.

Digamos que por un tema de “sanidad visual” pues el daño que se hace al forzar la vista es en algunos casos irreparable o bien a condenarse a usar lentes. (Se lo dice alguien  por experiencia propia).

¿Alguna diferencia en las pantallas aparte del tamaño?

Pues la tecnología hace posible que  hoy los notebooks “corran” más rápido gracias a procesadores mas veloces y delgados que permiten un buen flujo de ventilación y hace que el trabajo se realice en menor tiempo y no tengamos que esperar frente a la pantalla.

Pero también “se ven mejor”, aunque debemos hacer algunas menciones importantes.

La capacidad de poder  ver videos en HD en un notebook, más que por la resolución de la pantalla (que en su 99% es de 1360x 800) se logrará de acuerdo al procesador, la tarjeta de video y la memoria del mismo.

Pantallas notebook

Foto: El Mercurio

Para ver videos HD la clave es el procesador más que la pantalla.

En ese sentido, y si lo suyo es ver y apreciar videos en alta definición (lésea 720p hacia arriba) debe tener en consideración que sin tomar en cuenta el tamaño de la pantalla, acá lo que cuenta  es la resolución de la misma y si el notebook viene con tarjeta de video integrada o adicional.

Hoy en día, un procesador Intel Dual Core T6600 o AMD Athlon X2 Vision sobre 2 Mhz con tarjeta de video integrada  y una memora de 2 gigas mínimo, le permitirá ver videos sin problemas hasta con resolución de 480p.

No es que esté impedido de ver videos en 720p pero tenga en cuenta que pueden “atascarse” al momento de reproducirlos.

La sugerencia apunta a que si su presupuesto se lo permite (y más aún le gusta)  puede entonces optar a notebooks que vengan con tarjetas de videos dedicadas (NVIDIA o ATI-AMD en este caso) de al menos 512 megas que “trabajen” de manera paralela al procesador y con ello usted obtenga el rendimiento deseado.

Recuerde además, de que hoy en día también existen pantallas LCD-LED que ayudan bastante a ver mejor  (al menos en apariencia) y de ese modo experimentar de buena  manera “el mundo HD”.

Más sobre Tecnología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X