Inicio » Temas Legales » Equipo

El juicio colectivo, qué es y cómo se aplica

El procedimiento de juicio colectivo se inicia mediante una demanda, que puede ser presentada por una asociación de consumidores en representación de grupos de consumidores, por el SERNAC o por un grupo de al menos 50 consumidores afectados. Sepa cómo funciona.

Como señalamos en una guía anterior, lo primero que debe tenerse en cuenta a la hora de reclamar correctamente un derecho por esta vía es revisar si se ha vulnerado un interés de aquellos amparados por la Ley del Consumidor y, en segundo lugar, si dicha infracción es de aquellas que se fiscalizan por organismos especiales.

Si estamos frente a un interés colectivo o difuso, cuya fiscalización no tiene un carácter especial, corresponderá llevar a cabo un procedimiento para proteger dichos intereses colectivos de los consumidores. Este procedimiento es conocido como juicio colectivo.

¿Qué normas regulan el procedimiento del juicio colectivo?

La Ley del Consumidor establece que se seguirán, con ciertas modificaciones, las reglas de un procedimiento concentrado- en teoría, al menos, más expedito- que se conoce como “sumario”.

¿Quién puede iniciar un juicio colectivo y cómo?

Juicio Colectivo

Foto: El Mercurio

El juicio colectivo se inicia mediante una demanda.

El juicio colectivo se inicia mediante una demanda, que puede ser presentada por una asociación de consumidores en representación de grupos de consumidores, por el SERNAC o por un grupo de al menos 50 consumidores que hayan visto afectado un mismo interés.

Es importante que los consumidores tengamos presente que asociarnos nos sirve. Así, si alguna vez un bus queda fuera de servicio a mitad de recorrido o un concierto se cancela sin previo aviso y causa aparente, puede serle de utilidad recolectar información sobre las demás personas que se encuentran en una situación similar, para que juntos puedan presentar una demanda colectiva.

Además, ya iniciado el juicio, cualquier consumidor que se considere afectado en los mismos intereses podrá hacerse parte y, aún más, pueden acumularse al juicio colectivo los juicios ya iniciados que todavía no estén para fallo.

¿Qué se puede pedir?

El procedimiento de juicio colectivo busca: sancionar al proveedor que incurra en infracción; anular las cláusulas abusivas incorporadas en los contratos de adhesión; obtener la prestación de la obligación incumplida; hacer cesar el acto que afecte el ejercicio de los derechos de los consumidores; obtener la debida indemnización de perjuicios o la reparación que corresponda.

Eso sí, en el juicio colectivo sólo se puede solicitar la indemnización por daño emergente (pérdidas efectivas ocasionadas por el daño) y lucro cesante (lo que se dejó de ganar debido al daño), no considerándose el daño moral que, en su caso, podría reclamarse en un procedimiento distinto e individualmente.

¿Qué hace el tribunal una vez que se presenta la demanda?

Recibida la demanda de juicio colectivo, el juez debe realizar un examen de admisibilidad, en donde analiza ciertos requisitos, entre otros, si se está en presencia de un interés colectivo o difuso, si se ha demandando a quien corresponde y si se cumple con los requisitos de la demanda. Si el tribunal declara inadmisible la demanda colectiva, por estimarse por ejemplo que el interés no es difuso, cada consumidor puede igualmente hacer valer sus derechos, pero de manera individual.

Juicio Colectivo

Foto: El Mercurio

Los juicios colectivos buscan sanciones para los proveedores, anular cláusulas abusivas, entre otras.

Si el tribunal estima que la demanda es admisible, debe ordenar que se notifique al demandado y al SERNAC, en caso que éste último no sea quien presentó la demanda. Junto con la notificación, el tribunal cita al demandado a una audiencia a celebrarse dentro del quinto día hábil desde la fecha de la notificación. También puede ordenar que todos los demandantes sean representados por un solo abogado, denominado procurador común, a fin de que la tramitación del procedimiento de juicio colectivo sea más expedito.

Además, el tribunal ordenará al demandante que publique avisos en un medio de circulación nacional, informando a los consumidores que se consideren afectados. Esto a fin de que todos los consumidores que hayan sentido vulnerados en sus derechos puedan hacerse parte, acumulándose los procedimientos ya iniciados.

Una vez transcurridos dichos plazos, el juicio sumario continúa, presentando cada parte sus pruebas. Dentro del procedimiento el juez puede intentar que las partes lleguen a acuerdo cuantas veces lo estime conveniente.

¿Y qué pasa cuando se dicta sentencia en un juicio colectivo?

En caso de acogerse la demanda, la sentencia deberá señalar cómo se ha vulnerado el interés colectivo o difuso de los consumidores, declarando la responsabilidad del proveedor demandado y señalando la multa y/o sanción que proceda por cada consumidor afectado.

Además, deberá establecerse la procedencia de las indemnizaciones que correspondan, disponerse la devolución de lo que se ha pagado en exceso, restituir lo pagado en razón de un producto defectuoso, etc.

Un aspecto muy interesante del juicio colectivo es que la sentencia tiene un efecto general o, en términos jurídicos, “erga omnes”, es decir, afecta a todos. Esto implica que la sentencia beneficia a todo aquel que haya sido perjudicado por los mismos hechos, aunque no haya sido parte en juicio, para que pueda reclamar el cobro de las indemnizaciones o el cumplimiento de las reparaciones que correspondan.

Para esto, nuevamente se establecen avisos, esta vez de la sentencia, en diarios de amplia circulación u otra forma que el juez estime conveniente. Los interesados deberán presentarse ante el mismo tribunal en que se tramitó el juicio colectivo, dentro del plazo de noventa días corridos, contado desde el último aviso, debiendo demostrar únicamente que forman parte del grupo de afectados.

Más sobre Temas Legales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X