Inicio » Temas Legales » Equipo

Evaluación ambiental de Chile frente a la OCDE

El proceso establecido para ser parte de la OCDE es complejo e incluye una serie de requerimientos con los que los países que quieren formar parte deben cumplir.

El 2011 se realizó la primera evaluación de desempeño ambiental de Chile en el marco del proceso de acceso a la OCDE, (Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo) que cubrió el período 2005 (antes que Chile fuera parte de la OCDE)-2011. Dentro de los grandes avances en este ámbito se encuentran la creación y reciente aprobación de tribunales ambientales, la creación de la Superintendencia de Medio Ambiente, la reforma al sistema de evaluación ambiental y la aprobación de la norma de calidad del aire para material particulado 2,5 y gestión de la calidad del aire en general, entre otros.

Sin embargo, antes de evaluar el desempeño ambiental de Chile y cómo éste se ha ajustado a lo exigido por la OCDE es necesario entender cuál es el objetivo de esta organización y cuál es su relación con Chile.

Chile OCDE

Foto: Juan Eduardo López

El manejo de recursos hídricos es una de las principales falencias de Chile según la OCDE.

La OCDE es un foro en el que 30 países, los más desarrollados, colaboran para abordar los desafíos económicos, sociales y ambientales de la globalización. La OCDE entrega un marco en el que los gobiernos comparan sus experiencias, buscan soluciones, identifican buenas prácticas y colaboran para coordinar las políticas de cada país con las internacionales. Además, la organización adopta acuerdos y publica las estadísticas, avances y falencias de los países miembros. En términos ambientales, los objetivos de la OCDE son: (i) asistir a cada gobierno en la evaluación de sus progresos; (ii) fomentar un diálogo permanente entre los países en materia de políticas; (iii) realizar un proceso de examen entre pares; y (iv) estimular una mayor rendición de cuentas de los gobiernos ante la opinión pública, tanto en los países desarrollados como en el resto del mundo.

En el 2007, Chile fue invitado a ser parte de este selecto grupo previo cumplimiento de algunos requisitos. El año 2010, Chile firmó el acuerdo de incorporación a la OCDE, siendo el primer país latinoamericano en integrarse.

El proceso establecido para ser parte de la OCDE es complejo e incluye una serie de requerimientos con los que los países que quieren formar parte deben cumplir.  Ser miembro de la OCDE obliga a los países a subir sus estándares en el ámbito institucional, legislativo, presupuestario y estadístico.  Como parte de las mejoras ambientales (52 recomendaciones en total), Chile debió adoptar los siguientes compromisos:

a)     Ejecución de políticas ambientales: En este ámbito se incluyeron propuestas acerca del desarrollo y fortalecimiento de las instituciones ambientales; fortalecer la capacidad de cumplimiento y fiscalización, evaluar las posibilidades de introducir instrumentos económicos nuevos y fortalecer la planificación territorial, entre otros.

b)     Aire: se exigió a Chile fortalecer el control de la contaminación atmosférica, creando normas especificas y generales, así como mejorar el monitoreo de la calidad de aire

c)     Agua: en este aspecto, el país se comprometió a mejorar la infraestructura sanitaria,  mejorar el monitoreo de la calidad del aire en sectores agrícolas, así como en las descargas industriales y desarrollar un enfoque integrado de gestión de cuencas, entre otros aspectos.

d)     Naturaleza y diversidad biológica: se incluyeron lineamientos para completar los planes de acción y estrategias de diversidad biológica nacional y regionales y asignarles los recursos apropiados y satisfacer el objetivo de proteger el 10% de todos los ecosistemas significativos en Chile

A la fecha, Chile ha adoptado diversos estándares ambientales que han significado un avance en materias ambientales.  Sin embargo, el informe de desempeño ubicó a Chile en el último lugar en calidad medioambiental, con un total de 0 puntos de 10. Las principales falencias ambientales hoy día se encuentran asociadas a temas de biodiversidad y área protegidas, manejo de recursos hídricos, desigual distribución de cargas ambientales (asociados a temas de inequidad social), participación ciudadana, una más clara definición de la política energética del país y ordenamiento territorial y de nuestro borde costero.

En resumen, Chile ha dado grandes pasos al incorporarse a la OCDE y asumir los compromisos en la mejora de diversos temas ambientales. Sin embargo, aun hay mucho camino por recorrer si queremos dejar de ser los últimos de la lista.

Más sobre Temas Legales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X